Enlace copiado

¡Se copió el enlace en el portapapeles!

Cómo limpiar los juguetes del bebé: una guía sin complicaciones para limpiar juguetes

Tu pequeña no solo va a jugar con sus juguetes: los mordisqueará y los roerá, y quizás intente metérselos en la nariz. Seguramente querrás que esos juguetes tengan la menor cantidad de gérmenes posible (sin necesidad de limpiarlos hasta volverte loca). ¡Tenemos la solución para ti!

Si quieres limpiar juguetes de peluche o de tela:

Aunque se ven muy lindos e inocentes, los juguetes de peluche pueden albergar gérmenes y ácaros del polvo (incluso los bebés pueden tener reacciones alérgicas). "Cuanto más los laves, mejor", dice Kelly A. Reynolds, doctora y profesora de Ciencias de la Salud Ambiental de la Universidad de Arizona en Tucson. Es especialmente importante limpiar los juguetes después de que tu bebé haya estado enfermo o si otro bebé ha estado babeando sobre ellos. Para los juguetes que se pueden lavar a máquina, usa agua caliente. "Sin embargo, la secadora es la que mata la mayoría de los gérmenes, independientemente de las condiciones de lavado", señala Reynolds. "Seca el juguete completamente con la temperatura más alta".

Si quieres limpiar juguetes de peluche o tela que no se pueden lavar a máquina:

Limpia la superficie del juguete con un aerosol que diga 'desinfectante' o algo similar en la etiqueta y que esté certificado por la EPA. Además, verifica la etiqueta para ver si el producto necesita enjuagarse antes de que los niños entren en contacto con él. Luego, deja que el juguete se seque completamente al aire.

Si quieres limpiar juguetes de plástico:

Antes de que tu hijo agarre un nuevo juguete de plástico, lávalo en el estante superior de tu lavavajillas con agua caliente o con el ciclo desinfectante. También puedes limpiarlo bien con toallitas desinfectantes, aerosoles desinfectantes o lejía diluida (consulta las instrucciones específicas en el frasco para diluirla). "El blanqueador es mucho más barato que otros limpiadores, mata un amplio espectro de gérmenes y funciona rápidamente", dice Reynolds.

Si quieres limpiar juguetes de baño:

Vacía el agua de los juguetes de baño después de cada uso y sécalos para evitar que se forme moho. Siempre que puedas, sumérjalos en un fregadero con lejía diluida. Si puedes ver u oler moho después de la desinfección, tira el juguete.

Si quieres limpiar libros de cartón:

Limpia el material de lectura del bebé con toallitas desinfectantes (no son iguales a las toallitas para bebés). ¡Adiós, gérmenes!