Cómo prevenir y tratar la irritación provocada por el pañal

La piel de tu bebé es sensible, especialmente en su trasero. La combinación de la piel sensible del bebé y el ambiente cálido y húmedo de un trasero dentro de un pañal puede provocar síntomas desagradables de irritación de pañal e irregularidades que pueden ser molestos para ti y tu bebé.

Como tu bebé usará pañales durante un tiempo, es importante aprender a cuidar su piel sensible y evitar que se desarrollen irritaciones de pañal.

Prevención

La mejor acción para evitar que se produzca irritación de pañal en primer lugar es mantener la piel del bebé seca y limpia.
  • Asegúrate de cambiar el pañal de tu bebé con frecuencia para que no haya posibilidad de que entre humedad.
  • Enjuaga su traserito con agua tibia o usa toallitas suaves para bebés sin alcohol o bolas de algodón empapadas en agua tibia.
  • Seca suavemente con toquecitos: Nunca frotes la piel de tu bebé.
  • Deja que tu bebé se seque al aire y que salga sin pañal cuando sea posible.
  • Asegúrate de utilizar el pañal del tamaño correcto que no esté demasiado ajustado y que sea lo suficientemente absorbente para su edad.
  • Elimina los posibles alérgenos, como fragancias adicionales provenientes de lociones o ungüentos. En vez de esto, usa cremas a base de óxido de zinc para crear una barrera entre la piel del bebé y la humedad.
  • Si tu bebé está recibiendo antibióticos, consulta con tu médico sobre incluir un suplemento probiótico durante el tratamiento para ayudar a prevenir el desarrollo de una infección por levaduras.

Causas

Los cambios en la dieta del bebé, o en la de la madre si está amamantando, pueden provocar irritaciones de pañal debido a los diferentes contenidos en las heces del bebé. A menudo, la irritación de pañal se desencadena por la introducción de alimentos sólidos, lo que puede provocar un aumento de las heces.

Lleva un diario de alimentos mientras introduces nuevos alimentos uno a la vez y asegúrate de buscar señales de irritación en el plazo de tres días de cada nuevo alimento.

Los antibióticos, los nuevos productos para la piel y el tiempo prolongado entre los cambios de pañal también pueden provocar la formación de irritaciones de pañal.

Tratamiento

Si el pañal produce irritación, el mejor tratamiento es comenzar con las medidas preventivas y mantener la piel de su bebé lo más seca posible. Si las cremas de venta por mostrador no ayudan, y la piel del bebé no se aclara en unos días, debes consultar a tu médico, quien puede recetarle una crema antifúngica o de hidrocortisona. Nunca apliques cremas con esteroides sin consultar primero a tu médico.

Seguir las medidas preventivas destinadas a mantener la humedad y minimizar la exposición a irritantes definitivamente ayudará a controlar la irritación en la zona. Sin embargo, la irritación de pañal ocurre hasta con los padres y cuidadores más atentos. ¡Asegúrate de tratarla de inmediato y la piel del bebé se aclarará en poco tiempo!

Por Rebecca Levey para Huggies.com