Quiero precisar más mis resultados
Filtrar
Cerrar filtro
Tipo de contenido
Edad del bebé

Sueño y siestas

Conseguir que tu pequeño duerma como un bebé puede ser más difícil de lo pensado. Huggies ha compilado artículos, consejos y respuestas para que tú y tu bebé duerman como angelitos.

Lo lamentamos, no hemos encontrado resultados.

  • Utilice menos filtros
  • Restablecer sus criterios y probar diferentes filtros

O intentan navegar todas las categorías .

Tu pequeño bulto de alegría

Un sábado hace poco, el teléfono sonó y, al decir hola, una voz muy cansada susurró: "Estoy buscando una asistente para el período posparto". En el fondo, podía escuchar un bebé llorando. Le pregunté si todo estaba bien y me dijo que su hijo Josh, que tenía tres semanas, había estado llorando durante dos horas y media. Le pregunté si pensaba que estaba enfermo y me dijo que el médico le había indicado que le diera gotas para los cólicos, pero que Josh siempre lloraba tanto antes de que pudiera calmarlo.

Cuando le pregunté cuánto dormía por vez, me dijo: "¡A veces duerme una hora entera!". Le dije que iría de inmediato y que continuaríamos la entrevista en persona. Cuando entré en su casa, encontré una mujer dulce, cansada y desaliñada con ojeras y un bebé que lloraba en brazos. Me dio muchísima lástima. Le pregunté si podía sostener al bebé mientras hablábamos.

Dana me entregó a Josh y, mientras me sentaba en el sillón, lo envolví como a un pequeño burrito y, luego lo acallé y lo mecí. Se durmió en unos minutos. Mamá estaba asombrada. "¿Cómo hiciste eso?", me preguntó. "¿Alguna vez lo envolviste?". "No", me respondió, "me pareció que lo limitaría demasiado. Le gusta succionarse el puño".

La práctica de envolver bebés y de contratar a nodrizas para ocuparse de ellos era muy criticada en el siglo 18. Junto con nuestra Declaración de Independencia, comenzamos a tirar algunas de nuestras tradiciones tempranas, como este arte antiguo de envolver en forma ajustada a tu bebé en una manta para que esté caliente y seguro. Los investigadores de Washington University School of Medicine de St. Louis sugieren que eso ayuda a los bebés a dormir mejor.

Entonces, sería menos probable que los padres pusieran a los bebés en la posición más riesgosa de dormir boca abajo. La Dr. Claudia Gerard, que lideró el equipo de investigación, afirmó: "Ahora tenemos pruebas científicas que apoyan la creencia antiquísima de que los bebés envueltos duermen mejor que los que no lo están". El Dr. Harvey Karp, pediatra de renombre y autor de The Happiest Baby on the Block (El bebé más feliz de la cuadra), nos cuenta que las primeras 12 semanas de la vida de un bebé podrían verse como el "cuarto trimestre", lo cual significa que los bebés nacen en forma un tanto prematura y que necesitan el consuelo del útero cálido, que es lo que imita este tipo de envoltura.

Envoltura de bebés en cinco pasos fáciles

  1. Pon una manta cuadrada y elástica en una superficie plana en forma de diamante. Ahora, dobla la esquina superior unas 6 pulgadas. Coloca a tu bebé boca arriba con la cabeza y los hombros sobre el pliegue.
  2. Toma la esquina que se encuentra cerca de la mano derecha de tu bebé, crúzala sobre su cuerpo y pon el borde principal debajo de su espalda en el lado izquierdo, debajo del brazo.
  3. Toma la esquina inferior y crúzala sobre el hombro izquierdo del bebé; luego pon la manta (y su brazo izquierdo) con firmeza en la parte trasera izquierda.
  4. Cruza el lado izquierdo debajo del mentón del bebé y, luego, coloca la última esquina alrededor del bebé y ponla en su lado izquierdo.
  5. Básicamente, ¡hiciste un pequeño burrito de amor! Si esto es demasiado confuso, pídele a una asistente, a una abuela, a un consultor de lactancia o a otra mamá que te muestre cómo se hace.
  6. Después de trabajar con Dana y Josh durante alrededor de una semana, fui testigo de un milagro. Mamá acababa de regresar de hacer mandados. Josh, que ahora dormía de tres a cuatro horas por noche, estaba envuelto con firmeza y miraba el mundo con los ojos abiertos. Se lo di a Dana, y cuando los ojos de mamá y bebé se encontraron, una ola de amor hizo erupción, los envolvió y los tapó. Los dejé descansando, uno al lado del otro, perdidos en un abrazo mágico. Una vez que todo estuvo estable, pudieron descubrirse mutuamente.

Imprimir

5 maneras de lograr que el bebé duerma bien de noche

Si bien la crianza de tu bebé está llena de sorpresas, una cosa es segura: un bebé que descansa bien es un bebé feliz. Crear rutinas nocturnas es una de las mejores maneras de asegurar que tu bebé se vaya a la cama sin problemas y duerma cómodamente durante períodos más largos de tiempo. Estas son cinco sugerencias para establecer un plan exitoso a la hora de irse a la cama.

  1. Baja las luces de la habitación. Si bajas las luces y apagas todos los televisores y pantallas, podrás comenzar a preparar al bebé para el momento en que deba acostarse. Si reduces el nivel de energía y pones música suave, ayudarás a tu bebé a relajarse y sentirse tranquilo.

  2. Prepara un baño caliente. Un baño suave es una gran manera de terminar el día del bebé y prepararlo para irse a la cama después de cenar. Si tu bebé se molesta cuando lo bañas y enjuagas su cabello, haz eso durante el día. El baño no debe ser largo, pero debe incluir productos específicos para el bebé, así como paños y toallas suaves para su piel sensible.

  3. Cuéntale un cuento. Leerle a tu bebé es una de las mejores cosas que puedes hacer por él. Las lecturas nocturnas no sólo ayudan a tu bebé a conocer las palabras y los ritmos, también le permiten pasar un lindo momento antes de acostarse. Elige libros que se centren en el tema de ir a la cama, por ejemplo un clásico como 'Buenas Noches, Luna', o libros con un ritmo repetitivo, como 'Oso Pardo, Oso Pardo'. Prepara una silla de lectura en la habitación para que puedas poner fácilmente al bebé en la cuna una vez que hayas terminado de leer.

  4. La coherencia es fundamental. Si estableces una rutina antes de acostar al bebé, es importante que sea siempre igual y ​​no prolongarla durante demasiado tiempo. Crea una rutina que puedas completar unos 30-45 minutos antes de la hora en que tu bebé suele acostarse. Tu bebé comenzará a reconocer automáticamente las señales y esperará con ganas el final del día y la preparación para dormir. Si no estás en tu casa o no puedes mantener los horarios, asegúrate de guardar los principales elementos de la rutina tales como libros, los pañales OverNites® de Huggies®, y los productos de baño, para que tu bebé aun así pueda dormir bien esa noche.

  5. Ayuda al bebé a mantenerse seco toda la noche. Si se mantiene seco durante la noche, es posible que no se despierte y pueda dormir más tiempo. Para asegurarte de que tu pequeño esté cómodo durante toda la noche, cambia el pañal que utiliza durante el día por uno hecho especialmente para la noche. Los pañales OverNites® de Huggies® lo protegen toda la noche con un pañal diseñado científicamente para dormir. Estos pañales nocturnos evitan las fugas y permiten que la piel del bebé respire, lo cual ayuda a mantenerlo protegido y profundamente dormido.

Crear las condiciones para que duerma bien por la noche es un regalo que puedes darle a tu bebé. Al establecer una rutina regular para dormir, asegurándote de que el bebé esté seco durante toda la noche, y al crear un ambiente tranquilo, ayudarás a tu bebé a dormir mejor, y tú también tendrás una buena noche y un gran comienzo del día.

Imagen : Getty

Imprimir

Cambio de horario. Consejos para no perder el control del sueño de bebés y niños pequeños

Cuando se trata de dormir, los recién nacidos no necesitan mucha A1:D14 puesto que pasan un promedio de 16 horas al día durmiendo. De hecho, la mayoría de los bebés no desarrollarán un ciclo de sueño regular hasta alrededor de los 6 meses de edad. Por supuesto, eso no quiere decir que los padres tengan que esperar medio año antes de comenzar a planificar el horario de sueño de su pequeño.

“Dormir es una de las primeras cosas que los bebés aprenden como una habilidad independiente y tenemos que apoyarlos en ese proceso”, dice Marianne Jacobson, asesora certificada en sueño infantil, asistente de parto y dueña de Pediatric Sleep Consulting en Seattle. “Establecer buenos hábitos de sueño desde el principio ayudará al bebé a dormir mejor”.

Esto es lo que necesitas saber acerca de cómo planificar el sueño del bebé, ahora y en el futuro.

Haz que se vaya a la cama temprano

Según Jacobson, los desafíos más comunes a la hora de planificar el sueño se dan cuando el bebé no duerme lo suficiente. Si tu pequeño se va a dormir demasiado tarde, o si el tiempo que pasa entre el final de la última siesta y la hora de acostarse es demasiado largo, es posible que no duerma bien. ¿Qué hacer? En caso de duda, simplemente acuesta a tu pequeño más temprano.

Fomenta la independencia

Evita acostar al bebé cuando está muy agotado (si se frota los ojos o está muy irritable, por ejemplo) o cuando ya está dormido. Para ayudar a tu pequeño a aprender a dormirse por su cuenta, Jacobson recomienda acostar al bebé cuando está despierto y en un estado “tranquilo y alerta”. Esto no sólo hará que las cosas sean más fáciles para ti y para el bebé, también es una gran manera de ayudar a tu pequeño a desarrollar gradualmente la habilidad de conciliar el sueño sin tu ayuda.

Sé muy estricta con el sueño

“Es fundamental que los padres mantengan el horario de sueño del bebé durante el fin de semana”, dice Jacobson. Los bebés no pueden distinguir entre días laborables y fines de semana, pero sí pueden (y de hecho lo hacen) reaccionar a horarios alterados. Si planeas salir un sábado por la noche, consigue una niñera para que el bebé pueda seguir su horario de sueño. Puedes asegurarte de que el bebé estará seco y cómodo durante toda la noche con los pañales OverNites de Huggies®. Si el bebé tiene que ir contigo, trata de que duerma una siesta más por la tarde y así tendrá la energía para mantenerse despierto. Ten en cuenta que, si trasnochas, el reloj interno de tu bebé puede verse alterado durante al menos 24-36 horas, por lo que deberás esforzarte un poco más para recuperar su horario de sueño.

Controla las calorías durante el día

Si los bebés obtienen muchas calorías durante el día, serán más propensos a irse a acostar fácilmente y dormir mejor toda la noche. Si tu pequeño no recibe suficientes calorías durante el día, eso podría implicar que tengas que alimentarlo durante la noche hasta que recupere las calorías que no ha consumido en el día. Siempre es mejor hablar con tu pediatra antes de hacer cualquier cambio, ya que te aconsejará en base a la salud, la edad, el peso y el horario de alimentación de tu bebé.

Descarta los problemas médicos

Quizás te encuentres con que estás haciendo todo bien y siguiendo los consejos, pero aún así tu pequeño no duerme bien. Ten en cuenta que también existen muchos problemas médicos que pueden complicar el sueño. Los bebés con reflujo, apnea del sueño, baja ingesta de calorías u otros problemas médicos pueden tener dificultades para dormir. Ponte siempre en contacto con tu pediatra para hablar sobre cualquier posible problema médico que pueda tener tu bebé.

Imagen : Getty

Imprimir

Pregunta de una mamá HUGGIES®: "¿Por qué Jack duerme la siesta?"

Su pregunta:

Jack tiene 16 meses y tiene dificultades para dormir la siesta. Comencé a ponerlo en el automóvil para que se duerma. Funcionaba de maravillas. Podía bajarlo y ponerlo directamente en la cuna. Ahora estoy intentando interrumpir su "hábito del automóvil" y pasar algo de tiempo tranquilos (y en ocasiones se duerme en mis brazos) en su habitación... pero luego en la cuna llora y grita. Hace siete días que intento realizar la transición. No usa chupete ni mamadera a la hora de la siesta. Duerme perfectamente por la noche: toma una mamadera, se acuesta despierto y se duerme solo.

Las respuestas de Ann Douglas:

Puede ser mejor que intentes convencer a Jack para que disfruten de algo de tiempo tranquilos durante el día, quizás leyendo cuentos o viendo un video juntos después de almorzar. Es posible que eso sea todo lo que necesita para recargar sus baterías, y también te dará una breve pausa.

En cuanto a la técnica de hacer dormir al bebé en el automóvil, la mayoría de nosotros podemos adormecernos en el automóvil, ¡los adultos incluidos! Entonces, el hecho de que puedas convencer a Jack de que tome una siesta mientras tú conduces, no indica necesariamente que él todavía necesite esa siesta.

Es importante tener en cuenta que los bebés necesitan dormir menos a medida que crecen. Como advierto en The Mother of All Toddler Books (La madre de todos los libros sobre bebés), un bebé promedio de un año necesita 14 horas de sueño por día, mientras que un niño promedio de tres años sólo necesita 12. Desde luego, hay bebés que necesitan menos que esto, entonces no pienses que hay algo malo si tu bebé no duerme tanto como el bebé "promedio". Los bebés que recién comienzan a caminar, como el resto de nosotros, pueden mostrar una variación considerable en lo que respecta a los patrones de sueño.

Imprimir
Buscar contenido
Cerrar
close

Nuestro sistema de puntos ha cambiado

Estamos cambiando nuestro sistema de Puntos de Recompensa para mejorar nuestro programa de Recompensas Huggies® y ofrecerte más formas de ganar puntos. Estamos multiplicando por 10 el costo de los artículos de Recompensas. Pero no te preocupes, ¡tu saldo de puntos también se multiplica por 10!

Our Points structure has changed

Mira cómo han cambiado las Recompensas

Mira este video útil para saber más acerca de todas las grandes mejoras introducidas en el programa de Recompensas Huggies®.

Dile adiós a los códigos de recompensas

¡Lo pediste, lo tienes! Presentamos dos nuevas maneras de obtener tus puntos de Recompensas Huggies® al comprar: el envío de un recibo y la vinculación de una tarjeta de fidelización, exclusivo de Recompensas Huggies®

Huggies Rewards Submit Receipts instead of Rewards Codes

Envía tus recibos

¡Hay una manera más rápida de obtener tus Puntos de Recompensas Huggies®! Sube y envía una foto de tu recibo de compra de pañales y toallitas Huggies® para ganar puntos. Además, ¡podrás duplicar los puntos cuando envíes tu primer recibo! 

Enviar mi primer recibo
Huggies Rewards Submit a receipt for points

¡Gana más puntos!

¡Ahora hay más formas de ganar puntos! Desde leer artículos y realizar encuestas, hasta compartir en Facebook y Twitter. ¡Más formas de ganar significan más maneras de amar a Huggies®!


Mi página de puntos extra
Huggies Rewards Contact Us

¡Bienvenido/a, !

We're Sorry. The Huggies Rewards service is under maintenance and is temporarily unavailable. Please try again later.

Súmate a Recompensas Huggies

Al hacer clic en REGÍSTRATE, aceptas los Términos y condiciones de Huggies®Recompensas.

¡Regístrate ahora y recibe 500 puntos gratis! También comenzarás a ganar puntos de recompensa por todas tus compras. Los puntos obtenidos pueden canjearse por tarjetas de regalo, pañales y toallitas gratis, ¡y muchísimo más!

Por salir de esta página, se cerrará la sesión de su cuenta de Huggies. Por favor, complete su perfil para seguir conectado en

Volver arriba

©2017 KCWW.TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

AdChoices