Quiero precisar más mis resultados
Filtrar
Cerrar filtro
Tipo de contenido
Edad del bebé

Sueño y siestas

Conseguir que tu pequeño duerma como un bebé puede ser más difícil de lo pensado. Huggies ha compilado artículos, consejos y respuestas para que tú y tu bebé duerman como angelitos.

Lo lamentamos, no hemos encontrado resultados.

  • Utilice menos filtros
  • Restablecer sus criterios y probar diferentes filtros

O intentan navegar todas las categorías .

¿Por qué no puede dormir según mis horarios?

Es posible que escuches que parece que los recién nacidos nunca duermen. Pero en realidad, duermen bastante. Los nuevos padres, incluso los que duermen cuando su bebé duerme, igualmente pueden sentirse muy cansados porque convertirse en padre es un ajuste importantísimo y es cansador, tanto física como mentalmente.

Además, justamente porque un recién nacido duerme a menudo, sus patrones son una locura, de manera que es posible que no esté durmiendo cuando estás acostumbrada a dormir.

Hábitos de sueño de los recién nacidos

Para cuando tu recién nacido tenga un mes, dormirá un poquito menos, pero habrá desarrollado una especie de cronograma —que, sin embargo, no siempre coincidirá con el tuyo. En esta etapa, todavía debes dejar que tu bebé duerma cuando quiera. Entrenar a un bebé menor de cuatro meses a dormir de acuerdo con un cronograma perfecto no funcionará y los dos se frustrarán. Puedes mantener tu cordura si sigues los siguientes consejos:

  1. Duerme o relájate cuando lo haga tu bebé.
  2. Consigue ayuda y apoyo para tener la posibilidad de dormir sin interrupciones.
  3. No despiertes a tu bebé para darle de comer, a menos que tu pediatra tenga una razón específica de por qué debes hacerlo. Si tu bebé tiene hambre, se despertará. Si interrumpes su sueño, sólo se pondrá de mal humor.

Una vez que tu bebé comience a acercarse a los cuatro meses, puedes comenzar a intentar enseñarle la diferencia entre el día y la noche. En este momento, también puedes intentar hacer que tu bebé se duerma por su cuenta, si bien algunos bebés lo hacen mejor que otros.

Imprimir

Conociendo los tiempos de sueño del bebé

Pregunta a cualquier padre nuevo qué es lo que más desea y probablemente la respuesta más común sea una buena noche de sueño. Algo que la mayoría de los bebés parece hacer muy bien. De hecho, duermen la mayor parte del día (aunque en tramos cortos y no siempre el tiempo suficiente para que mamá pueda darse una ducha...).

Pero, ¿cómo saber si los patrones de tu bebé son normales y cuándo, finalmente, comenzará a dormir toda la noche? Al principio, puede resultar difícil tomar una foto linda de tu bebé con los ojos abiertos ya que, según la Academia Americana de Pediatría, los niños de hasta un año deben dormir de 12 a 16 horas o más al día. Y, por lo general, ese sueño se hace en tramos de 1 a 4 horas. ¿El resto de las horas? Todo es alimentación, baños y cambios de pañales. Por supuesto, algunos bebés no distinguen el día de la noche, por lo que sus horas de vigilia más animadas coinciden con los momentos en que te gustaría estar descansando.

Entonces, ¿cuánto necesita dormir tu bebé realmente? Estos son algunos datos de la Academia Americana de Pediatría y BabyCenter.com sobre el sueño:

  • En las primeras semanas de vida, los bebés necesitan descansar y sus patrones de sueño suelen ser impredecibles. No están listos para seguir un horario, por lo que deberás levantarte varias veces en la noche para cambiar, alimentar y consolar a tu bebé.
  • Entre las 6 y las 8 semanas, la mayoría de los bebés empiezan a permanecer despiertos durante más tiempo entre siestas, durmiendo durante períodos más cortos durante el día y más largos durante la noche. Algunos incluso comienzan a dormir toda la noche (8 horas o más) apenas a las 6 semanas, pero en otros bebés eso no sucederá hasta, por lo menos, los 5 o 6 meses. Si tu bebé duerme toda la noche, intenta no alardear demasiado frente a otros padres somnolientos en el patio de juegos. Sólo disfruta de tu buen dormir en privado.
  • A los 4 meses, los bebés comienzan a seguir un patrón de sueño diurno más predecible y van dejando de comer tanto por la noche. Muchos expertos aconsejan acostar al bebé cuando esté adormecido pero aún despierto, para darle la oportunidad de quedarse dormido por sí mismo.
  • Cuando el bebé llega a los 6 meses, puedes comenzar a planificar siestas regulares y establecer rutinas para ir a dormir. En esta etapa, el bebé debería dormir alrededor de 15 horas al día, incluyendo las siestas.
  • A los 9 meses, los bebés comienzan a limitar sus siestas a un máximo de 2, una por la mañana y otra por la tarde. Ayuda al bebé a dormir toda la noche y mantenerse seco hasta por 12 horas con los pañales Overnites de Huggies®.
  • Cuando tienen entre 1 y 2 años de edad, los bebés duermen alrededor de 11 a 14 horas en un período de 24 horas (incluidas las siestas); de los 3 a los 5 años, el descanso se reduce a entre 10 y 13 horas.

A medida que crece tu hijo, mantener una rutina consistente a la hora de bañarlo, darle un tiempo para que descanse y leerle cuentos para irse a dormir, lo ayudará a relajarse y a estar preparado para acostarse. Pronto tendrás tardes tranquilas y noches de sueño ininterrumpido. Sólo resta esperar hasta la adolescencia, ¡cuando dormirá hasta el mediodía!

Imagen : Getty

Imprimir

5 maneras de lograr que el bebé duerma bien de noche

Si bien la crianza de tu bebé está llena de sorpresas, una cosa es segura: un bebé que descansa bien es un bebé feliz. Crear rutinas nocturnas es una de las mejores maneras de asegurar que tu bebé se vaya a la cama sin problemas y duerma cómodamente durante períodos más largos de tiempo. Estas son cinco sugerencias para establecer un plan exitoso a la hora de irse a la cama.

  1. Baja las luces de la habitación. Si bajas las luces y apagas todos los televisores y pantallas, podrás comenzar a preparar al bebé para el momento en que deba acostarse. Si reduces el nivel de energía y pones música suave, ayudarás a tu bebé a relajarse y sentirse tranquilo.

  2. Prepara un baño caliente. Un baño suave es una gran manera de terminar el día del bebé y prepararlo para irse a la cama después de cenar. Si tu bebé se molesta cuando lo bañas y enjuagas su cabello, haz eso durante el día. El baño no debe ser largo, pero debe incluir productos específicos para el bebé, así como paños y toallas suaves para su piel sensible.

  3. Cuéntale un cuento. Leerle a tu bebé es una de las mejores cosas que puedes hacer por él. Las lecturas nocturnas no sólo ayudan a tu bebé a conocer las palabras y los ritmos, también le permiten pasar un lindo momento antes de acostarse. Elige libros que se centren en el tema de ir a la cama, por ejemplo un clásico como 'Buenas Noches, Luna', o libros con un ritmo repetitivo, como 'Oso Pardo, Oso Pardo'. Prepara una silla de lectura en la habitación para que puedas poner fácilmente al bebé en la cuna una vez que hayas terminado de leer.

  4. La coherencia es fundamental. Si estableces una rutina antes de acostar al bebé, es importante que sea siempre igual y ​​no prolongarla durante demasiado tiempo. Crea una rutina que puedas completar unos 30-45 minutos antes de la hora en que tu bebé suele acostarse. Tu bebé comenzará a reconocer automáticamente las señales y esperará con ganas el final del día y la preparación para dormir. Si no estás en tu casa o no puedes mantener los horarios, asegúrate de guardar los principales elementos de la rutina tales como libros, los pañales OverNites® de Huggies®, y los productos de baño, para que tu bebé aun así pueda dormir bien esa noche.

  5. Ayuda al bebé a mantenerse seco toda la noche. Si se mantiene seco durante la noche, es posible que no se despierte y pueda dormir más tiempo. Para asegurarte de que tu pequeño esté cómodo durante toda la noche, cambia el pañal que utiliza durante el día por uno hecho especialmente para la noche. Los pañales OverNites® de Huggies® lo protegen toda la noche con un pañal diseñado científicamente para dormir. Estos pañales nocturnos evitan las fugas y permiten que la piel del bebé respire, lo cual ayuda a mantenerlo protegido y profundamente dormido.

Crear las condiciones para que duerma bien por la noche es un regalo que puedes darle a tu bebé. Al establecer una rutina regular para dormir, asegurándote de que el bebé esté seco durante toda la noche, y al crear un ambiente tranquilo, ayudarás a tu bebé a dormir mejor, y tú también tendrás una buena noche y un gran comienzo del día.

Imagen : Getty

Imprimir

Cambio de horario. Consejos para no perder el control del sueño de bebés y niños pequeños

Cuando se trata de dormir, los recién nacidos no necesitan mucha A1:D14 puesto que pasan un promedio de 16 horas al día durmiendo. De hecho, la mayoría de los bebés no desarrollarán un ciclo de sueño regular hasta alrededor de los 6 meses de edad. Por supuesto, eso no quiere decir que los padres tengan que esperar medio año antes de comenzar a planificar el horario de sueño de su pequeño.

“Dormir es una de las primeras cosas que los bebés aprenden como una habilidad independiente y tenemos que apoyarlos en ese proceso”, dice Marianne Jacobson, asesora certificada en sueño infantil, asistente de parto y dueña de Pediatric Sleep Consulting en Seattle. “Establecer buenos hábitos de sueño desde el principio ayudará al bebé a dormir mejor”.

Esto es lo que necesitas saber acerca de cómo planificar el sueño del bebé, ahora y en el futuro.

Haz que se vaya a la cama temprano

Según Jacobson, los desafíos más comunes a la hora de planificar el sueño se dan cuando el bebé no duerme lo suficiente. Si tu pequeño se va a dormir demasiado tarde, o si el tiempo que pasa entre el final de la última siesta y la hora de acostarse es demasiado largo, es posible que no duerma bien. ¿Qué hacer? En caso de duda, simplemente acuesta a tu pequeño más temprano.

Fomenta la independencia

Evita acostar al bebé cuando está muy agotado (si se frota los ojos o está muy irritable, por ejemplo) o cuando ya está dormido. Para ayudar a tu pequeño a aprender a dormirse por su cuenta, Jacobson recomienda acostar al bebé cuando está despierto y en un estado “tranquilo y alerta”. Esto no sólo hará que las cosas sean más fáciles para ti y para el bebé, también es una gran manera de ayudar a tu pequeño a desarrollar gradualmente la habilidad de conciliar el sueño sin tu ayuda.

Sé muy estricta con el sueño

“Es fundamental que los padres mantengan el horario de sueño del bebé durante el fin de semana”, dice Jacobson. Los bebés no pueden distinguir entre días laborables y fines de semana, pero sí pueden (y de hecho lo hacen) reaccionar a horarios alterados. Si planeas salir un sábado por la noche, consigue una niñera para que el bebé pueda seguir su horario de sueño. Puedes asegurarte de que el bebé estará seco y cómodo durante toda la noche con los pañales OverNites de Huggies®. Si el bebé tiene que ir contigo, trata de que duerma una siesta más por la tarde y así tendrá la energía para mantenerse despierto. Ten en cuenta que, si trasnochas, el reloj interno de tu bebé puede verse alterado durante al menos 24-36 horas, por lo que deberás esforzarte un poco más para recuperar su horario de sueño.

Controla las calorías durante el día

Si los bebés obtienen muchas calorías durante el día, serán más propensos a irse a acostar fácilmente y dormir mejor toda la noche. Si tu pequeño no recibe suficientes calorías durante el día, eso podría implicar que tengas que alimentarlo durante la noche hasta que recupere las calorías que no ha consumido en el día. Siempre es mejor hablar con tu pediatra antes de hacer cualquier cambio, ya que te aconsejará en base a la salud, la edad, el peso y el horario de alimentación de tu bebé.

Descarta los problemas médicos

Quizás te encuentres con que estás haciendo todo bien y siguiendo los consejos, pero aún así tu pequeño no duerme bien. Ten en cuenta que también existen muchos problemas médicos que pueden complicar el sueño. Los bebés con reflujo, apnea del sueño, baja ingesta de calorías u otros problemas médicos pueden tener dificultades para dormir. Ponte siempre en contacto con tu pediatra para hablar sobre cualquier posible problema médico que pueda tener tu bebé.

Imagen : Getty

Imprimir

Pregunta de una mamá HUGGIES®: "¿Por qué Jack duerme la siesta?"

Su pregunta:

Jack tiene 16 meses y tiene dificultades para dormir la siesta. Comencé a ponerlo en el automóvil para que se duerma. Funcionaba de maravillas. Podía bajarlo y ponerlo directamente en la cuna. Ahora estoy intentando interrumpir su "hábito del automóvil" y pasar algo de tiempo tranquilos (y en ocasiones se duerme en mis brazos) en su habitación... pero luego en la cuna llora y grita. Hace siete días que intento realizar la transición. No usa chupete ni mamadera a la hora de la siesta. Duerme perfectamente por la noche: toma una mamadera, se acuesta despierto y se duerme solo.

Las respuestas de Ann Douglas:

Puede ser mejor que intentes convencer a Jack para que disfruten de algo de tiempo tranquilos durante el día, quizás leyendo cuentos o viendo un video juntos después de almorzar. Es posible que eso sea todo lo que necesita para recargar sus baterías, y también te dará una breve pausa.

En cuanto a la técnica de hacer dormir al bebé en el automóvil, la mayoría de nosotros podemos adormecernos en el automóvil, ¡los adultos incluidos! Entonces, el hecho de que puedas convencer a Jack de que tome una siesta mientras tú conduces, no indica necesariamente que él todavía necesite esa siesta.

Es importante tener en cuenta que los bebés necesitan dormir menos a medida que crecen. Como advierto en The Mother of All Toddler Books (La madre de todos los libros sobre bebés), un bebé promedio de un año necesita 14 horas de sueño por día, mientras que un niño promedio de tres años sólo necesita 12. Desde luego, hay bebés que necesitan menos que esto, entonces no pienses que hay algo malo si tu bebé no duerme tanto como el bebé "promedio". Los bebés que recién comienzan a caminar, como el resto de nosotros, pueden mostrar una variación considerable en lo que respecta a los patrones de sueño.

Imprimir
Buscar contenido
Cerrar
close

Nuestro sistema de puntos ha cambiado

Estamos cambiando nuestro sistema de Puntos de Recompensa para mejorar nuestro programa de Recompensas Huggies® y ofrecerte más formas de ganar puntos. Estamos multiplicando por 10 el costo de los artículos de Recompensas. Pero no te preocupes, ¡tu saldo de puntos también se multiplica por 10!

Our Points structure has changed

Mira cómo han cambiado las Recompensas

Mira este video útil para saber más acerca de todas las grandes mejoras introducidas en el programa de Recompensas Huggies®.

Dile adiós a los códigos de recompensas

¡Lo pediste, lo tienes! Presentamos dos nuevas maneras de obtener tus puntos de Recompensas Huggies® al comprar: el envío de un recibo y la vinculación de una tarjeta de fidelización, exclusivo de Recompensas Huggies®

Huggies Rewards Submit Receipts instead of Rewards Codes

Envía tus recibos

¡Hay una manera más rápida de obtener tus Puntos de Recompensas Huggies®! Sube y envía una foto de tu recibo de compra de pañales y toallitas Huggies® para ganar puntos. Además, ¡podrás duplicar los puntos cuando envíes tu primer recibo! 

Enviar mi primer recibo
Huggies Rewards Submit a receipt for points

¡Gana más puntos!

¡Ahora hay más formas de ganar puntos! Desde leer artículos y realizar encuestas, hasta compartir en Facebook y Twitter. ¡Más formas de ganar significan más maneras de amar a Huggies®!


Mi página de puntos extra
Huggies Rewards Contact Us

¡Bienvenido/a, !

We're Sorry. The Huggies Rewards service is under maintenance and is temporarily unavailable. Please try again later.

Súmate a Recompensas Huggies

Al hacer clic en REGÍSTRATE, aceptas los Términos y condiciones de Huggies®Recompensas.

¡Regístrate ahora y recibe 500 puntos gratis! También comenzarás a ganar puntos de recompensa por todas tus compras. Los puntos obtenidos pueden canjearse por tarjetas de regalo, pañales y toallitas gratis, ¡y muchísimo más!

Por salir de esta página, se cerrará la sesión de su cuenta de Huggies. Por favor, complete su perfil para seguir conectado en

Volver arriba

©2017 KCWW.TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

AdChoices