Quiero precisar más mis resultados
Filtrar
Cerrar filtro
Tipo de contenido
Edad del bebé

Sueño y siestas

Conseguir que tu pequeño duerma como un bebé puede ser más difícil de lo pensado. Huggies ha compilado artículos, consejos y respuestas para que tú y tu bebé duerman como angelitos.

Lo lamentamos, no hemos encontrado resultados.

  • Utilice menos filtros
  • Restablecer sus criterios y probar diferentes filtros

O intentan navegar todas las categorías .

Las buenas noches para los bebés: 8 consejos útiles

  1. Mantén horarios constantes para acostarse y levantarse

    El reloj biológico de tu hijo tiene una fuerte influencia en sus períodos de vigilia y sueño. Cuando estableces un horario para acostarse y levantarse, "configuras" el reloj de tu hijo para que funcione sin problemas.

    Apunta a un horario temprano para acostarse. Los niños pequeños responden mejor con un horario de acostarse entre las 6:30 y 7:30 p.m. La mayoría de los niños dormirán mejor y durante más tiempo si se acuestan temprano.

  2. Alienta las siestas diarias habituales

    Las siestas diarias son importantes. A los niños enérgicos puede resultarles difícil soportar todo el día sin una pausa para descansar. Un niño que no duerme la siesta con frecuencia se despertará alegre y se volverá cada vez más fastidioso o híper alerta a medida que progresa el día. Además, la duración y la calidad de la siesta afecta el sueño por la noche, buenas siestas son equivalentes de mejor sueño nocturno.

  3. Configura el reloj biológico de tu hijo

    Aprovecha la biología de tu hijo para que realmente esté cansado cuando llegue la hora de acostarse. La oscuridad causa un aumento en la liberación corporal de la hormona del sueño, el botón de "detención" biológico. Puedes alinear el sueño de tu hijo con la hora de ir a dormir atenuando las luces durante la hora anterior a acostarse.

    La exposición de tu hijo a la luz de la mañana es como si presionaras el botón de "encendido" en su cerebro; algo que le indica: "Es el momento de despertarse y entrar en actividad". ¡Así que mantén las mañanas llenas de luz!

  4. Desarrollen una rutina constante para acostarse

    Las rutinas generan seguridad. Una rutina constante y tranquila a la hora de acostarse permite que tu hijo realice la transición entre el movimiento del día y el estado tranquilo del sueño.

    Una rutina organizada te ayuda a coordinar lo específico: el baño, los pijamas y el lavado de los dientes. Te ayuda a funcionar en piloto automático cuando estás más cansada y tienes menos creatividad.

  5. Crea un entorno de descanso acogedor

    El lugar donde duerme tu hijo puede ser clave para el sueño de calidad. Asegúrate de que el colchón sea cómodo, las sábanas estén cálidas, la temperatura de la habitación sea la adecuada, los pijamas sean cómodos y el dormitorio sea acogedor.

  6. Proporciona la nutrición adecuada

    Los alimentos pueden afectar el nivel de energía y el sueño. Los carbohidratos pueden tener un efecto tranquilizador sobre el cuerpo, mientras que los alimentos con alto contenido de proteínas o azúcar generan un estado de alerta, especialmente cuando se comen solos. Algunas ideas para refrigerios antes de irse a dormir incluyen: tostadas de trigo entero con queso, rosquilla con mantequilla de maní, avena con bananas o yogurt con granola con bajo contenido de azúcar.

    Las deficiencias vitamínicas debidas a elecciones de alimentos no saludables pueden afectar el sueño de los niños. Bríndale a tu hijo una variedad diaria de comidas saludables.

  7. Mantenlos en movimiento

    Muchos niños no realizan suficiente actividad física a diario. El exceso de televisión y la falta de actividad obstaculiza el buen dormir. Los niños que hacen mucho ejercicio diariamente se duermen con más rapidez, duermen mejor, permanecen dormidos durante más tiempo y se despiertan sintiéndose renovados.

    Evita la actividad en la hora anterior a dormir, ya que, como el ejercicio es estimulante, ¡saltará en la cama en lugar de dormir en ella!

  8. Enséñale a tu hijo cómo relajarse

    ¡Muchos niños se acuestan en la cama pero no están seguros de qué deben hacer cuando están ahí! Puede ser útil que siga una rutina tranquilizadora para antes de acostarse que provoque el sueño. Un buen ritual previo a acostarse es el momento de los cuentos. Un niño que escucha a sus padres leerle un libro o contarle un cuento suele quedarse quieto y prestar atención. Esta tranquila quietud permite que se adormezca.

    Trabaja con estas ocho ideas y verás mejoras en el sueño de tu hijo, y también en el tuyo propio.

Imprimir

Pregunta de una mamá HUGGIES®: "¿Por qué Jack duerme la siesta?"

Su pregunta:

Jack tiene 16 meses y tiene dificultades para dormir la siesta. Comencé a ponerlo en el automóvil para que se duerma. Funcionaba de maravillas. Podía bajarlo y ponerlo directamente en la cuna. Ahora estoy intentando interrumpir su "hábito del automóvil" y pasar algo de tiempo tranquilos (y en ocasiones se duerme en mis brazos) en su habitación... pero luego en la cuna llora y grita. Hace siete días que intento realizar la transición. No usa chupete ni mamadera a la hora de la siesta. Duerme perfectamente por la noche: toma una mamadera, se acuesta despierto y se duerme solo.

Las respuestas de Ann Douglas:

Puede ser mejor que intentes convencer a Jack para que disfruten de algo de tiempo tranquilos durante el día, quizás leyendo cuentos o viendo un video juntos después de almorzar. Es posible que eso sea todo lo que necesita para recargar sus baterías, y también te dará una breve pausa.

En cuanto a la técnica de hacer dormir al bebé en el automóvil, la mayoría de nosotros podemos adormecernos en el automóvil, ¡los adultos incluidos! Entonces, el hecho de que puedas convencer a Jack de que tome una siesta mientras tú conduces, no indica necesariamente que él todavía necesite esa siesta.

Es importante tener en cuenta que los bebés necesitan dormir menos a medida que crecen. Como advierto en The Mother of All Toddler Books (La madre de todos los libros sobre bebés), un bebé promedio de un año necesita 14 horas de sueño por día, mientras que un niño promedio de tres años sólo necesita 12. Desde luego, hay bebés que necesitan menos que esto, entonces no pienses que hay algo malo si tu bebé no duerme tanto como el bebé "promedio". Los bebés que recién comienzan a caminar, como el resto de nosotros, pueden mostrar una variación considerable en lo que respecta a los patrones de sueño.

Imprimir
Buscar contenido
Cerrar
close

Nuestro sistema de puntos ha cambiado

Estamos cambiando nuestro sistema de Puntos de Recompensa para mejorar nuestro programa de Recompensas Huggies® y ofrecerte más formas de ganar puntos. Estamos multiplicando por 10 el costo de los artículos de Recompensas. Pero no te preocupes, ¡tu saldo de puntos también se multiplica por 10!

Our Points structure has changed

Mira cómo han cambiado las Recompensas

Mira este video útil para saber más acerca de todas las grandes mejoras introducidas en el programa de Recompensas Huggies®.

Dile adiós a los códigos de recompensas

¡Lo pediste, lo tienes! Presentamos dos nuevas maneras de obtener tus puntos de Recompensas Huggies® al comprar: el envío de un recibo y la vinculación de una tarjeta de fidelización, exclusivo de Recompensas Huggies®

Huggies Rewards Submit Receipts instead of Rewards Codes

Envía tus recibos

¡Hay una manera más rápida de obtener tus Puntos de Recompensas Huggies®! Sube y envía una foto de tu recibo de compra de pañales y toallitas Huggies® para ganar puntos. Además, ¡podrás duplicar los puntos cuando envíes tu primer recibo! 

Enviar mi primer recibo
Huggies Rewards Submit a receipt for points

¡Gana más puntos!

¡Ahora hay más formas de ganar puntos! Desde leer artículos y realizar encuestas, hasta compartir en Facebook y Twitter. ¡Más formas de ganar significan más maneras de amar a Huggies®!


Mi página de puntos extra
Huggies Rewards Contact Us

¡Bienvenido/a, !

We're Sorry. The Huggies Rewards service is under maintenance and is temporarily unavailable. Please try again later.

Súmate a Recompensas Huggies

Al hacer clic en REGÍSTRATE, aceptas los Términos y condiciones de Huggies®Recompensas.

¡Regístrate ahora y recibe 500 puntos gratis! También comenzarás a ganar puntos de recompensa por todas tus compras. Los puntos obtenidos pueden canjearse por tarjetas de regalo, pañales y toallitas gratis, ¡y muchísimo más!

Volver arriba

©2016 KCWW.TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

AdChoices