Quiero precisar más mis resultados
Filtrar
Cerrar filtro
Tipo de contenido
Edad del bebé

Seguridad y protección para niños

Desde los primeros juegos boca abajo hasta los libros y juguetes y los compañeritos de juego, Huggies te ofrece muchísimas ideas de cómo, dónde y qué para que tu bebé se divierta en grande.

Lo lamentamos, no hemos encontrado resultados.

  • Utilice menos filtros
  • Restablecer sus criterios y probar diferentes filtros

O intentan navegar todas las categorías .

Sobrellevando las tristezas del asiento de auto

Nunca saques a un bebé

Algunas veces los padres sacan al bebé que llora del asiento de auto, lo cual es extremadamente peligroso y dificulta aun más que el bebé se acostumbre a quedarse en el asiento de auto. Algunos padres toman decisiones de conducción erróneas cuando sus bebés lloran, lo cual pone en riesgo a todos los pasajeros del auto. Detente y calma a tu bebé, o concéntrate en la conducción. No intentes hacer ambas cosas.

La buena noticia es que con algunas ideas y un poco de tiempo y madurez tu bebé viajará feliz. (Lo digo porque tres de mis bebés odiaron el asiento de auto).

El viaje hacia la felicidad con el asiento de auto

  • Cualquiera (o más) de las siguientes estrategias pueden ayudar a resolver tu dilema del asiento de auto. Si la primera estrategia que intentas falla, elije otra y luego otra; con el tiempo, encontrarás la solución correcta para tu bebé.
  • Asegúrate de que tu bebé esté saludable. Si llorar en el asiento de auto es algo nuevo, y tu bebé ha estado especialmente molesto en casa, es posible que el pequeño tenga una infección en el oído u otra enfermedad. Es conveniente visitar al médico.
  • Lleva el asiento de auto a tu casa y sienta al bebé y hazlo jugar allí. Una vez que este objeto se vuelva más familiar en la casa, es posible que tu bebé esté más contento cuando lo sientes allí en el auto.
  • Ten una caja especial con juguetes para el auto que la usarás sólo en el auto. Si estos juguetes son interesantes, quizás mantengan la atención del bebé.
  • Pega con cinta los juguetes o agárralos con algo para que el bebé los vea. Puedes hacer esto en la parte de atrás del auto que es la que mira tu bebé, o puedes armar una cadena de juguetes livianos desde el techo usando una cinta resistente e hilo. Colócalos justo al alcance del brazo para que tu bebé pueda agarrarlos desde su asiento.
  • Haz un juguete móvil para el auto. Une una larga hilera de cadenas de bebé plásticas desde un lado del asiento trasero hasta el otro. Engancha juguetes nuevos en la cadena para cada viaje.
  • Cuelga un póster para el bebé en la parte de atrás del asiento que esté de frente a tu bebé. Estos pósters generalmente son negros, blancos, rojos y de colores primarios fuertes; algunos hasta tienen bolsillos para que puedas cambiar las imágenes (Recuerda hacer esto, ya que cambiar el paisaje es muy útil).
  • Experimenta con diferentes tipos de música en el auto. Algunos bebés disfrutan de las canciones de cuna o cintas con música hechas especialmente para niños pequeños. Otros te sorprenden porque se calman inmediatamente cuando reproduces una de sus canciones preferidas. Algunos bebés disfrutan al escuchar cantar a mamá o papá más que cualquier otra cosa. Por algún motivo, un coro entusiasta de "Rodolfo, el reno de la nariz roja" siempre ha sido una buena opción para nosotros, incluso fuera de la época navideña.
  • Intente con "ruido blanco" en el auto. Puedes comprar CD con sonidos relajantes de la naturaleza, o puedes hacer una grabación de tu aspiradora.
  • Practica con viajes cortos y agradables cuando tu bebé está de buen humor. También será muy útil que alguien se siente al lado del bebé y lo entretenga. Algunas experiencias buenas pueden ayudar a crear un nuevo patrón.
  • Prueba con un chupete o un mordisco. Quizás tu bebé se sienta más contento cuando tenga algo para chupar o masticar.
  • Sostén un espejo. De esa forma tu bebé puede verte (y tú puedes verlo a él) mientras conduces. Las tiendas para bebés ofrecen espejos especialmente hechos para este fin. Cuando tu bebé está en su asiento, es posible que crea que tú no estás allí, y el solo hecho de ver tu rostro lo ayudará a sentirse mejor.
  • Coloca un parasol en la ventanilla. Esto puede ser útil si crees que la luz del sol podría molestar a tu bebé.
  • Prueba fusionar viajes. La fusión de viajes es efectiva, especialmente si de esta forma evitas permanecer en el auto durante períodos prolongados de tiempo, y no te bajas y vuelves a subir muchas veces.
  • Asegúrate de que tu bebé no sea más grande que el asiento de auto. Si sus piernas están restringidas o los cinturones demasiado ajustados, quizás el bebé no esté cómodo en el asiento.
  • Prueba abriendo una ventana. El aire fresco y una linda brisa pueden ser relajantes.
Imprimir

Desarrollo del Bebé: Los Pasos para los Primeros Pasos del Bebé

Es el primer gran paso del bebé para convertirse en una pequeña persona independiente: ¡sus primeros pasos! Aquí tienes los cinco momentos importantes de las habilidades motrices gruesas que preceden a la capacidad del bebé de caminar.

Es lo que todo padre y madre espera con impaciencia: Esos primeros pasos dignos de ser filmados. A pesar de todas las preocupaciones que acompañan la crianza de un niño (¿Estoy alimentando al bebé lo suficiente? ¿Va su desarrollo por buen camino? ¿Volveré a dormir?), estarás encantada de ver cómo tu bebé llega a cada momento importante en el desarrollo de sus habilidades motrices gruesas antes de empezar a caminar, desde levantar la cabeza hasta mantenerse de pie. Ten en cuenta que el ritmo y el orden de estos momentos importantes pueden variar mucho de bebé a bebé, y para la gran mayoría de los bebés las diferencias en los plazos de desarrollo son normales y saludables. Así que si ya eres mamá, no te sorprendas si tu segundo (o tercer) niño parece estar desarrollando algunas habilidades de forma más lenta (¡o más rápida!). Aquí están los cinco momentos importantes en habilidades motrices gruesas que puedes esperar que tu bebé alcance en los primeros 12 a 18 meses de vida, y que le llevarán a dar sus primeros pasos.

Levantar la cabeza y darse la vuelta

Levantar la cabeza y darse la vuelta. Después de nueve meses apretujado en tu vientre, el primer gran trabajo de tu bebé será el ganar el control muscular necesario para controlar y levantar su cabeza (hasta los 90 grados a los 4 meses) y luego darse la vuelta de barriga a espalda y de nuevo a la barriga (generalmente cerca de los 6 meses). Ambas habilidades son apoyadas por un montón de "tiempo en barriguita", o practicar mini-flexiones para desarrollar los músculos necesarios. Una vez que tu bebé empiece a darse la vuelta, intenta animarle a que se balancee en ambas direcciones para ayudarle a crear músculos equilibrados en ambos lados, pues tendrá que usarlos a la hora de empezar a sentarse y gatear.

Sentarse

Una vez que tu bebé ya controle el levantar la cabeza, es probable que esté listo para un cambio de escenario. En ese momento, el bebé comenzará a sentarse. Tu bebé probablemente estará listo para sentarse con apoyo alrededor de los 3 a 4 meses de edad, y a los 6 a 9 meses tu bebé habrá desarrollado el soporte muscular para hacerlo sin apoyo. Anima a tu bebé a que explore sentarse colocándolo sentado en su cochecito o en tu regazo.

¡La vida cambia para todo el mundo una vez que tu pequeño aprende a moverse por su cuenta! Prepárate para un poco de ejercicio, porque el bebé tiene mucho que explorar. Puede sorprenderte lo rápido que un bebé puede gatear - y con qué rapidez pasa el tiempo, porque pronto tu pequeño estará de pie y luego caminará. Este momento en su vida requiere de un pañal que pueda mantenerse al día. Huggies Little Movers le da a tu bebé un ajuste más cómodo a medida que se pone en marcha para explorar el mundo.

Los pañales Little Movers tienen tiras de agarre dobles y una forma única para que el bebé pueda explorar más con un ajuste cómodo y duradero.

Gatear

Aunque quizá hayas imaginado a tu bebé gateador desplazándose sobre manos y pies, los bebés tienen una variedad de estilos de gateo Algunos se mueven sobre la barriguita, algunos gatean hacia atrás o hacia los lados, algunos se mueven muy deprisa. La mayoría no comienza sino hasta cerca de los 9 meses o más tarde, aunque algunos no gatearán y pasarán directamente a ponerse de pie. Si tu bebé no gatea, de hecho, puede que termine caminando incluso antes.

De pie

Aunque los bebés no empiezan a estar de pie hasta los 7 meses como mínimo, la mayoría comienza a desarrollar los músculos que necesitan para estar de pie extendiendo sus piernas y rebotando en tu regazo. Tu bebé comenzará a levantarse por sí mismo sosteniéndose sobre tu pierna o en un mueble. En los primeros meses, el bebé puede quedar atascado de pie - una situación que rápidamente puede convertirse en frustrante, especialmente si se traduce en muchas caídas. Puedes ayudar bajando con cuidado a tu bebé a una posición sentada, hasta que estar sentado se sienta como algo natural. La mayoría de los bebés ya se ponen de pie (y se sientan de nuevo) a los 14 meses.

Caminar

Usa tu teléfono - el momento por fin ha llegado: ¡Los primeros pasos del bebé! Aprender a caminar requiere fuerza, coordinación y mucha práctica. De pie, rebotar, y finalmente caminar agarrándose de un mueble a otro ayuda a tu bebé a perfeccionar las habilidades que necesita. Algunos bebés comienzan a caminar alrededor de los 9 meses, pero muchos no lo hacen sino hasta los 14 meses o más tarde; hasta los 18 meses, esto raramente se vuelve motivo de preocupación. El momento en que tu bebé empieza a caminar suele tener que ver con la genética, ya que caminar temprano o tarde, así como el peso, la contextura y la personalidad, son cosas que van en la sangre. Así que relájate, mamá. El momento en que tu bebé camine pronto vendrá.

Por WhatToExpect.com

Imprimir

Kit de primeros auxilios para bebés

Imprimir

Bolsa de primeros auxilios al rescate

Ya sea que te vayas de vacaciones con la familia o solamente al área recreativa, es una buena idea llevar un equipo de primeros auxilios. Si tienes hijos pequeños, lo vas a necesitar tarde o temprano.

Los expertos organizativos de momAgenda sugieren que prepares tu propio equipo de insumos médicos en una bolsa de plástico con cremallera y la guardes en el automóvil. De esa manera, siempre estará allí cuando lo necesites.

Esto es lo que debes incluir en la bolsa:

  • Apósitos
  • Calmantes (PARACETAMOL o MOTRIN para niños y algo de Ibuprofeno para la mamá)
  • Benadryl para niños (en caso de que tengan una reacción alérgica)
  • Neosporin (u otra crema antibacteriana)
  • Aloe (en caso de quemaduras de sol)
  • Termómetro

Con una bolsa llena con estos insumos, debes estar cubierta en caso de que ocurra un percance. Pero como bien sabemos las mamás, a veces sólo es necesario un beso o un abrazo de mamá o papá.

Imprimir
Buscar contenido
Cerrar
¡Bienvenido/a, !
We're Sorry. The Huggies Rewards service is under maintenance and is temporarily unavailable. Please try again later.

¡Regístrate ahora y recibe 500 puntos gratis! También comenzarás a ganar puntos de recompensa por todas tus compras. Los puntos obtenidos pueden canjearse por tarjetas de regalo, pañales y toallitas gratis, ¡y muchísimo más!

Por salir de esta página, se cerrará la sesión de su cuenta de Huggies. Por favor, complete su perfil para seguir conectado en