Quiero precisar más mis resultados
Filtrar
Cerrar filtro
Tipo de contenido
Edad del bebé

Entrenamiento para usar el baño

¿Tu bebé está listo para dejar el pañal? ¡Huggies te da una mano! Te ayudamos a determinar si tu pequeño está listo y a preparar los elementos y herramientas necesarias, y te sugerimos actividades divertidas para que el entrenamiento sea todo un éxito.

Lo lamentamos, no hemos encontrado resultados.

  • Utilice menos filtros
  • Restablecer sus criterios y probar diferentes filtros

O intentan navegar todas las categorías .

Descripción de las señales de preparación

Cómo saber cuándo tu niño está listo para aprender

Has vencido con éxito la dentición, las rabietas y a los monstruos del clóset. Convierte el aprendizaje para ir al baño en otra historia feliz, para ello observa las pistas que indican si ya es el momento y llena el cuestionario de las señales de preparación, en Pull-Ups.com.

Tu niño es único

¿Está listo mi niño? ¿Cuánto durará el aprendizaje para ir al baño? ¿Hay una determinada edad en la que los niños están listos? Las respuestas a las preguntas pueden ser tan únicas como las familias que hacen las preguntas. La verdad es que ningún niño aprende igual que otro. El secreto para tener éxito en el aprendizaje para ir al baño es adaptarte al estilo de aprendizaje único de tu niño.

No te preocupes por cumplir objetivos difíciles y a corto plazo. Evita enloquecerte con la manía de los logros. Aprende a reconocer los consejos de la vieja escuela como lo que son. A pesar de que todavía hay personas que dicen "entrénalo antes de los 2 o estarás en problemas..." ¡nada puede estar más alejado de la verdad!

Sin importar lo que te haya dicho tu madre, no hay una edad adecuada para comenzar con el aprendizaje para ir al baño. La mayoría de los niños muestran señales de preparación entre los 18 y los 24 meses de vida. Algunos niños están preparados a los 18 meses. ¡Y los que se resisten ni siquiera están preparados a los tres años! Una vez que comienzas, el aprendizaje para ir al baño dura alrededor de ocho meses en promedio.

Las señales de preparación

Ya sea que el aprendizaje para ir al baño de tu niño comience más temprano o más tarde, a los indicios de "cuándo es el momento" te los dará tu niño. Esa independencia emergente comienza a manifestarse. "No" no es la respuesta a todas las preguntas. Los niños desean complacer. Es el momento de comenzar a observar atentamente estas señales de preparación para el aprendizaje para ir al baño:

  • Tu niño puede mantenerse seco por más de dos horas durante el día o está seco después de la siesta.
  • Tu hijo se siente incómodo cuando se ensucia los pañales y quiere que se los cambien. (¡pronto!)
  • Tu niño tiene cada vez más interés en el baño.
  • Las evacuaciones de tu niño son regulares y predecibles.
  • Tu niño quiere usar calzoncitos de Big Kid®.
  • Tu niño puede indicar con palabras, expresiones faciales o lenguaje corporal que está por ir al baño.
  • Tu niño puede seguir indicaciones verbales simples.

Si tu niño muestra dos o más de estas señales, es un buen indicio de que está preparado para comenzar con el aprendizaje para ir al baño.

¿Estás listo?

Asegúrate de estar listo para comenzar con el entrenamiento cuando tu niño lo esté. Esto implica mucho más que ir a comprar lo esencial para pepararse para el momento del entrenamiento (lista básica: calzoncitos entrenadores, asiento adaptador, premios).

Sigue y logra el aprendizaje para ir al baño 4-1-1. Navega por el área Comenzando de un Big Kid para más ver artículos sobre Comenzar, herramientas y consejos.

Si falta poco para un evento familiar importante, será mejor que esperes hasta que puedas dedicarte de lleno al entrenamiento.

Y recuerda las ideas básicas de ser un buen entrenador para tu alumno. Haz que todo sea motivador desde el principio y sé paciente, positivo y coherente. Concéntrate en lo que tu niño hace bien. Sé optimista. Así harás que todo sea más fácil, simple y gratificante para los dos.

Un comienzo exitoso

Cuando tú y tu niño estén preparados para comenzar con el entrenamiento, haz que sea un acontecimiento importante. Marca el comienzo del entrenamiento presentándole a tu niño los calzoncitos entrenadores de Big Kid® y el orinalito.

Con una mirada positiva y un poco de creatividad, el aprendizaje para ir al baño puede tratarse sobre todo de calidad de tiempo. Encuentra maneras de captar el interés de tu niño desde el principio. Anima la diversión con actividades como decorar el orinalito, elegir premios o crear juntos un cuadro de progresos especial.

Promueve una participación activa pidiendo ayuda a tu niño para tomar decisiones importantes.... por ejemplo, dónde poner el orinalito. ¡Y sí... el orinalito puede colocarse en cualquier lado! Pedir la opinión de tu niño sobre dónde debería ir lo hará sentir un verdadero partícipe desde el comienzo del entrenamiento.

"Al principio no fue fácil que se sentara así que lo llevamos (el orinalito) a la sala de estar e hicimos de cuenta que se trataba de una silla nueva para él", comparte una mamá en los tableros de mensajes de Conexión con los padres Pull-Ups® "Sentado allí con la ropita puesta, veía sus programas y leía libros conmigo. Luego intenamos que se sentara sin la ropita y finalmente trasladamos el orinalito al baño principal. No hubo más peleas sobre sentarse en su silla especial". Y no te olvides de llenarlo de elogios y premios desde el comienzo. Poder jactarse y la expectativa de los aplausos son una excelente motivación para tu niño. Por eso, aprovecha aquellos momentos para celebrar y compartirlos con las personas que dan ánimo a tu niño.

Listos, preparados... aún no "PENSÉ que mi hijo estaba preparado... Sin embargo, ya no quiere ir al baño para nada", explica una mamá en los tableros de mensajes. "Cuando le preguntamos sobre el orinalito, su respuesta es '¡NO!'. Algunas veces, incluso es muy difícil hacer que se acerque a esa área".

¡Si tus primeros intentos son totalmente en vano, o si tu niño comienza bien y después se atasca por completo, no te preocupes! No es extraño que el orinalito vuelva a quedar en el armario durante semanas o incluso meses. Si tu niño pierde interés, espera un par de semanas e inténtalo otra vez.

El aprendizaje para ir al baño es un proceso del desarrollo. El cuerpo y el cerebro de los niños están en constante desarrollo, y cada etapa nueva establece la base para las etapas venideras. No hay ningún tipo de enseñanza que haga que estos desarrollos se lleven a cabo antes de tiempo. Todo será más fácil y placentero si esperas hasta estar seguro de que tu niño está preparado.

Vamos... disfruta del aprendizaje para ir al baño

Empezar el aprendizaje para ir al baño juntos es una etapa de emoción y optimismo por lo que vendrá. Aparecen las señales de crecimiento y cambios. Es divertido comprar los artículos nuevos para el entrenamiento y enseñar palabras nuevas.Juntos empezarán una nueva e importante etapa de desarrollo.

El aprendizaje para ir al baño es una oportunidad especial de dedicarle un tiempo especial e intenso a tu niño. Una oportunidad de enfrentar los pequeños desafíos juntos... y disfrutar de los pequeños logros que se alcanzan. ¿Listos? ¡Preparados, ya!

Imprimir

Descripción de la transición a los calzoncitos entrenadores

"Comenzar a usar a los calzoncitos entrenadores es una señal clave para tu hijo de que se está convirtiendo en un Big Kid y de que por eso debe comenzar a utilizar el orinalito", dice la ex socia del aprendizaje para ir al baño de Pull-Ups®, Page Turner.

A continuación, te damos algunos consejos útiles de Page y de la marca Pull-Ups® para que tu pequeño comience a usar los calzoncitos entrenadores y complete el aprendizaje para ir al baño.

  • Festeja el logro de que haya comenzado a usar los calzoncitos entrenadores, que son como la ropita interior de Big Kid. Para que mis mellizas se entusiasmaran con la idea de convertirse en niñas grandes, dejaba que guarden sus calzoncitos entrenadores en la gaveta del armario como si fuese verdadera ropita interior.
  • Haz que tu niño practique bajarse y subirse los calzoncitos solito antes de que comience a usarlos. ¡En mi caso, la práctica realmente hizo de entrenamiento!
  • Trata de que tu pequeño se siente en el orinalito, primero con los calzoncitos puestos y después bajos. Hice sentar a mis niñas en el orinalito luego de que ayudaran a decorarlo con pegatinas, y esto realmente sirvió para que se entusiasmaran con todo el proceso.
  • Enséñale a tu niño cómo desaparecen los dibujos de los calzoncitos cuando se mojan y muéstrale la diferencia entre seco y mojado.
  • Festeja cuando tu pequeño use correctamente los calzoncitos entrenadores para fomentar el comportamiento de un Big Kid. También puedes celebrar con un paseo que le guste. Mis niños siempre disfrutan de una salida especial al parque.
  • Cuando ya hayas pasado de los pañales a los calzoncitos entrenadores, no intercales entre pañales y calzoncitos. Esto puede ser confuso y retrasar el proceso. Los retrocesos son inevitables, pero mis niños hacían el mayor progreso cuando los hacía seguir usando los calzoncitos entrenadores, incluso estando de vacaciones.

Imprimir

¿Listos para la fiesta del inodoro?

Cuándo comenzar

No comiences a enseñarle a usar el inodoro hasta que tu hijo muestre señales de que está preparado. Todos los niños son distintos. La mayoría están listos para aprender entre los dos años y los dos años y medio (algunos desde los 18 meses y otros desde los 3 años). Comiencen en un momento en el cual puedan pasar mucho tiempo juntos; cuando tu hijo esté ansioso por complacerte y no haya grandes distracciones o eventos traumáticos en su vida (nuevo hermanito, divorcio, mudanza, nuevo cuidador, etc.) Nunca presiones ni castigues a tu hijo por los intentos de usar el inodoro que no tengan éxito. Sobre todo, ¡sé paciente! Tu hijo aprenderá a usar el inodoro cuando esté listo para hacerlo. (Y no antes.)

15 señales de que está listo para aprender a usar el inodoro

Tu hijo está listo para aprender a usar el inodoro cuando:

  1. Defeca aproximadamente a la misma hora todos los días
  2. Puede mantenerse seco durante unas horas o se despierta seco después de dormir
  3. Sabe cuándo tiene que ir al baño
  4. Comprende la asociación entre los pantalones secos y el uso del inodoro
  5. Puede subirse y bajarse los pantalones
  6. Te dice cuando defeca u orina (le gusta estar seco)
  7. Puede seguir instrucciones sencillas como: "Vamos al baño"
  8. Entiende los términos del baño (húmedo, seco, pis, caca e inodoro)
  9. Puede decirte que tiene que ir al baño
  10. Imita a otros miembros de la familia
  11. Muestra interés y hace preguntas mientras te mira
  12. Quiere hacer las cosas "solo"
  13. Disfruta lavándose las manos (le gusta estar limpio)
  14. Se enoja si sus pertenencias no están en el lugar adecuado
  15. ¡Quiere complacerte!

Cómo prepararse

Comienza por leerle a tu hijo (de 15 meses en adelante) libros sobre el entrenamiento para ir al baño. Una vez que está listo para aprender a utilizar el inodoro, puedes ir a la tienda y comprar ropa interior de entrenamiento y un orinal infantil. Lleva a tu hijo contigo para maximizar la emoción acerca de todo el proceso. Cuando compres la ropa interior de entrenamiento, si eliges productos de algodón, permite que tu hijo elija sus dibujos favoritos (Toy Story 3, Cinderella, etc.) La ropa interior de entrenamiento desechable es una opción excelente para la limpieza y cuando estás apurada. Si compras ropa interior de algodón, compra más que un paquete de tres. Los usarás con rapidez y desearás tener muchos más en el bolso de los pañales y en la cómoda.

Cuando compres el orinal infantil, asegúrate de elegir uno que sea robusto. Quieres que tu hijo se sienta lo suficientemente seguro de probarlo. Los pies de tu hijo deben apoyarse sobre el piso (esto eliminará su temor a caerse adentro).

También es posible que desees comprar uno adicional para usar afuera de casa o tenerlo en el automóvil. (Es mejor ir al automóvil y usar el orinal limpio que ir a un baño público que no fue desinfectado.)

Es el momento del orinal

Introduce el orinal de manera informal. Colócalo en una habitación en donde tu hijo juegue con más frecuencia. La cocina es un buen lugar para que puedas supervisar. También alentará a tu hijo a usarlo con más frecuencia si está a la vista. Permite que tu hijo juegue y se acostumbre al orinal. Luego muéstrale cómo funciona.

En este momento también puedes colocar tu cuadro del orinal en el refrigerador. Explícale a tu hijo que cada uso exitoso del orinal significa un autoadhesivo para su cuadro (utiliza también los elogios, desde luego). Éste será un incentivo para hacer que tu hijo comience a usar el orinal. Una vez que tu hijo está acostumbrado a la presencia del orinal, puedes comenzar a alentar su uso.

Al comienzo del entrenamiento, aumenta los líquidos para fomentar la práctica. El alentamiento de la práctica ayudará a tu hijo a aprender las habilidades básicas para usar el orinal. Además, querrás asegurarte de que tu hijo coma muchas frutas y verduras frescas. Las ciruelas y el juego de manzana siempre son buenas opciones para tener a tu alcance cuando enseñas a tu hijo a defecar en el orinal. La intención es mantener las heces de tu hijo blandas para evitar la retención de heces. Cuando veas alguna señal de que tu hijo quiere hacer sus necesidades (elimina gases, le duele la panza, se toca la entrepierna o te dice), dile rápidamente que es el momento de usar el orinal.

Toda la colaboración con los intentos de usar el orinal debe estar acompañada de elogios como: "¡Qué nene grande! ¡Nicolás usa el orinal como papá!" Además, recuerda elogiar a tu hijo y ofrecerle un autoadhesivo para su cuadro por cada uso exitoso del orinal. Esto ayudará a aumentar su autoestima.

Si tienes problemas

Si tu hijo es reacio a usar el orinal o se niega a hacerlo, intenta alentarlo ofreciendo leerle un cuento mientras esté sentado en el orinal. Si esto todavía no funciona, retírate y no lo presiones.

Puedes intentar sacarle el pañal a la hora que habitualmente defeca. Los horarios son un factor importante en el entrenamiento para usar el orinal. Si te das cuenta de que tiene que defecar (elimina gases, por ejemplo), quítale el pañal justo en el momento en que veas que se prepara para hacerlo.

Si descubres a tu hijo justo antes de que defeque, llévalo rápidamente al orinal y dile que ese es el lugar de la caca. Con algo de suerte, si descubres a tu hijo en el momento preciso, éste buscará alivio y te dejará guiarlo al orinal. Si tu hijo protesta un poco, aliéntalo suavemente y explícale "que es un nene grande ahora y mamá y papá esperan que use el orinal". Recuerda, orienta a tu hijo y guíalo, pero no lo fuerces a sentarse.

Si tu hijo se niega a sentarse en el orinal, entonces, todavía no es el momento correcto. Su tu hijo se hace pis y caca constantemente en la ropa interior, entonces, no está listo. No hay problema; vuelve a intentarlo aproximadamente dentro de un mes. Esto es normal. Permite que tu hijo tome la iniciativa. Tu hijo necesita controlar el proceso.

Retención de heces

Sólo se necesita UNA defecación dolorosa para que tu hijo se asuste de usar el orinal, entonces, cueste lo que cueste, asegúrate de que su dieta contenga suficientes frutas frescas, verduras y jugo. Si tu hijo tiene una defecación dolorosa sólo una vez cuando usa el orinal, eso podría retrasar el proceso de entrenamiento durante meses. Asociará las defecaciones dolorosas con el orinal y se negará a usarlo.

Si sospechas que tu hijo está reteniendo las heces, es mejor que detengas el entrenamiento y aumentes los líquidos. Llama siempre a tu pediatra si crees que tu hijo está reteniendo las heces. Puede ser grave si se produce un bolo fecal. Dile a tu hijo que en ese momento todavía no está listo y que lo intentarán de nuevo más tarde. Continúa mostrándole videos sobre el orinal y leyéndole libros sobre el entrenamiento para usar el orinal con frecuencia para alentar el uso habitual del orinal y encargarte de que tu hijo comprenda el concepto. Conserva el orinal infantil; eventualmente volverás a ver señales de interés. Recuerda, las claves del entrenamiento para usar el orinal son la paciencia, los elogios y el alentamiento (y un cuadro de autoadhesivos para aumentar la autoestima y hacer divertido el proceso de aprendizaje).

No es un proceso lineal

El entrenamiento para usar el orinal puede ser desordenado, así que prepárate y espera cometer muchos errores. Tu hijo está aprendiendo una habilidad muy difícil. Limpia cualquier accidente sin enojarte o demostrar disgusto.

No realices comentarios negativos. Explícale a tu hijo que el pis y la caca deben ir al orinal. También puedes vaciar la ropa interior de algodón o entrenamiento en el orinal y explicarle a tu hijo que ahora es un nene grande y que ahí es adonde debe ir la caca. Intenta cambiar del uso de pañales al uso de ropa interior de entrenamiento cuando tu hijo haga por lo menos el 50 por ciento de la orina o las heces en el orinal. Por la noche, puedes usar pañales hasta que tu hijo se despierte seco durante un par de días seguidos. Recuerda, ésta es una habilidad muy difícil de aprender. ¡Nunca nadie dijo que el entrenamiento para usar el orinal sería sencillo! Haz que el proceso sea divertido y tendrás recuerdos felices para el futuro.

Obtén más información en PullUps.com    

Imprimir

Preparándose para usar el orinal

  1. Reconocimiento del orinal

    El primer paso hacia el entrenamiento para usar el orinal es hacer que tu hijo entienda cuándo hace sus necesidades. Comenzará diciéndote cuando lo esté haciendo o ya lo haya hecho. Querrá que le cambies el pañal inmediatamente porque reconoce que está incómodo. Entonces podrás empezar a introducir el concepto del orinal. Por ejemplo, después de que haya hecho sus necesidades en el pañal, deséchalo en el inodoro ¡y ayúdalo a descargar el depósito!

  2. Pues bien, hola orinal

    Antes de poner a tu hijo en contacto con el inodoro, puede ser útil que pienses en comprar un orinal infantil. Una idea es dibujar un orinal colorido y divertido en cartón y pegarlo junto al orinal real para que asocie el dibujo con el elemento real. Pregúntale a tu hijo si desea usar el orinal antes de bañarse o después de la siesta. Si se niega, mantente positiva y piensa: "Está bien, ¡quizás la próxima vez!" Si está emocionado, sigue llevando el proceso adelante.

  3. Los nenes grandes usan el orinal

    Una vez que tu hijo se siente en el orinal, o incluso si sólo lo intenta, elógialo con entusiasmo. Si realmente hace sus necesidades en el orinal, un enfoque es darle una recompensa, como por ejemplo un dulce, pero también hay que alentarlo una vez que haya terminado diciéndole cosas como "¡Buen trabajo!" y "¡Los nenes grandes usan el orinal!"

  4. Señales de preparación

    El entrenamiento para usar el orinal puede tomar, en promedio, ocho semanas, pero eso es sumamente individual. Algo que es tan importante como esperar a que tu hijo muestre señales de estar listo es que observes los comportamientos que demuestran que posiblemente tu hijo no esté listo. Una vez que se sienta en el orinal, si no hace sus necesidades y comienza a jugar con el papel higiénico, por ejemplo, entonces deberías esperar unas semanas más antes de volver a comenzar.

  5. Cómo abandonar los pañales

    A medida que el concepto de usar el inodoro se vuelve más importante, ajusta tu reloj a cada hora y alienta a tu hijo a hacer sus necesidades con frecuencia. Asocia determinados momentos del día con la acción de ir al baño, lo primero que se hace a la mañana, antes y después de la siesta/el tiempo de descanso, después de comer, antes de acostarse y así sucesivamente. Y asegúrate de que tú, como madre, también estés usando el baño de manera frecuente y notoria.

  6. Indicadores del orinal

    No colapses ante la presión y no transmitas presión. Aunque tus amigos estén entrenando a sus hijos a usar el orinal o tengan un hijo que, según dicen, "aprendió solo a los 18 meses", no sientas que tu hijo no es tan avanzado porque carece de la preparación física para usar el orinal. Recuerda, tu hijo debe ser físicamente independiente además de estar emocionalmente preparado. Además, algunos niños necesitan decidir que los beneficios de ser un "nene grande" y de usar ropa interior superan la comodidad de los pañales.

El mejor consejo en general es mantenerse positivo y entusiasta, tanto tú como tu hijo, y recordar lo que dicen los padres que ya pasaron por eso: "No te preocupes, ¡no va a ir a la universidad en pañales!"

Obtén más información en PullUps.com    

Imprimir

Descripción de las herramientas esenciales para el aprendizaje para ir al baño

Julie, ex socia en el aprendizaje para ir al baño de PULL-UPS® y ama de casa y mamá de una niña de cuatro años y un niño de siete, comparte sus experiencias de la vida real.

Hablamos con Julie sobre el aprendizaje para ir al baño y los pasos que implementó para que su hija se sintiera como una Big Kid.

Tener un sistema facilita el aprendizaje para ir al baño

Cada padre sabe que el proceso de entrenamiento no es algo que puedes hacer sin planificación o que puedes esperar que tu niño aprenda en una semana. El aprendizaje para ir al baño implica tener un sistema pensado antes de comenzar que incluye buscar las herramientas adecuadas, investigar sobre el tema, tener apoyo de la familia y amigos y estar preparado como padre para ser constante durante los ocho a diez meses que puede tardar.

Cuando mis hijos demostraron interés y vi que estaban preparados para sentarse en el orinalito y querer usar la ropita interior Big Kid, pedí consejos a unos amigos que hacía poco habían entrenado a sus hijos", comentó Julie. "Me hicieron ver que debía pensar en los pasos a seguir necesarios para preparnos para el entrenamiento; la comprensión y el apoyo que me brindaron fue muy importante.

Julie recomienda que los padres empiecen por ser realistas en cuanto a las expectativas y comprendan que el éxito del entrenamiento se logra con coherencia y paciencia. Todos los niños son diferentes y algunos demoran más que otros. Una investigación realizada por el Medical College of Wisconsin demuestra que el aprendizaje para ir al baño dura ocho meses en promedio.

Julie también recomienda que los padres busquen personas que brindarán apoyo, como el cónyuge, familiares y amigos. Estarán allí para poner una cuota de humor en los días difíciles y para ayudar a mantener la constancia durante el proceso si están brindando apoyo. Para Julie, eso significó apoyarse en su mejor amiga.

Cuando entrenó a su primer hijo, Julie buscó información para saber todo lo posible sobre el aprendizaje para ir al baño. También recomienda navegar por los sitios web que dan consejos útiles a los padres para cada etapa de la crianza, como www.Pull-Ups.com, que cuenta con actividades y recursos útiles, como por ejemplo Comienzos de un Big Kid o la Lista de preparación del Big Kid que ayuda a los padres a saber en qué etapa del entrenamiento se encuentra el niño. Los libros, las revistas y los consejos de otras mamás también sirven para obtener pautas sobre lo que se debe y no se debe hacer en el entrenamiento.

Julie también descubrió que el hecho de hacer que sus niños tomaran decisiones los motivaba a seguir al pie de la letra el sistema de aprendizaje para ir al baño.

Tanto para mi hijo como para mi hija, hicimos que el ir a la tienda para elegir el adaptador para inodoro y los calzoncitos entrenadores desechables fuera todo un acontecimiento", dijo Julie. "Realmente queríamos demostrarles que ya no eran bebés, asique comenzamos a ponerles Calzoncitos entrenadores PULL-UPS® y a hablarles sobre lo que significaba ser un Big Kid.

A lo largo del proceso es importante dar a los niños elogios y abrazos, como también otros premios. Julie y su esposo premiaban a los niños con pegatinas y juguetes pequeños. Sin embargo, cada niño es diferente, por lo que tendrás que elegir premios que le gusten a tu niño y lo motiven.

Como padre, aprenderás que no puedes presionarlos ni frustrarte. Cada niño aprenderá cuando esté listo", concluyó Julie. "No te des por vencido... puedes avanzar dos pasos y retroceder uno, pero una vez que encuentres un sistema que funcione con tu niño, síguelo al pie de la letra. Cuando menos lo pienses, estará usando el orinalito solito.

Asegúrate de tener las herramientas esenciales cuando estés entrenando a tu niño

  • Apoyo de la familia y amigos
  • Información general de recursos como libros, revistas o el pediatra
  • Asiento adaptador
  • Toallitas desechables en el inodoro Big Kid* de Pull-Ups®
  • Calzoncitos entrenadores desechables Pull-Ups®
  • Sistema de recompensas
  • Acceso fácil a www.Pull-Ups.com y la aplicación Big Kid de Pull-Ups*

Imprimir
Buscar contenido
Cerrar
close

Nuestro sistema de puntos ha cambiado

Estamos cambiando nuestro sistema de Puntos de Recompensa para mejorar nuestro programa de Recompensas Huggies® y ofrecerte más formas de ganar puntos. Estamos multiplicando por 10 el costo de los artículos de Recompensas. Pero no te preocupes, ¡tu saldo de puntos también se multiplica por 10!

Our Points structure has changed

Mira cómo han cambiado las Recompensas

Mira este video útil para saber más acerca de todas las grandes mejoras introducidas en el programa de Recompensas Huggies®.

Dile adiós a los códigos de recompensas

¡Lo pediste, lo tienes! Presentamos dos nuevas maneras de obtener tus puntos de Recompensas Huggies® al comprar: el envío de un recibo y la vinculación de una tarjeta de fidelización, exclusivo de Recompensas Huggies®

Huggies Rewards Submit Receipts instead of Rewards Codes

Envía tus recibos

¡Hay una manera más rápida de obtener tus Puntos de Recompensas Huggies®! Sube y envía una foto de tu recibo de compra de pañales y toallitas Huggies® para ganar puntos. Además, ¡podrás duplicar los puntos cuando envíes tu primer recibo! 

Enviar mi primer recibo
Huggies Rewards Submit a receipt for points

¡Gana más puntos!

¡Ahora hay más formas de ganar puntos! Desde leer artículos y realizar encuestas, hasta compartir en Facebook y Twitter. ¡Más formas de ganar significan más maneras de amar a Huggies®!


Mi página de puntos extra
Huggies Rewards Contact Us

¡Bienvenido/a, !

We're Sorry. The Huggies Rewards service is under maintenance and is temporarily unavailable. Please try again later.

Súmate a Recompensas Huggies

Al hacer clic en REGÍSTRATE, aceptas los Términos y condiciones de Huggies®Recompensas.

¡Regístrate ahora y recibe 500 puntos gratis! También comenzarás a ganar puntos de recompensa por todas tus compras. Los puntos obtenidos pueden canjearse por tarjetas de regalo, pañales y toallitas gratis, ¡y muchísimo más!

Volver arriba

©2016 KCWW.TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

AdChoices