Quiero precisar más mis resultados
Filtrar
Cerrar filtro
Tipo de contenido
Edad del bebé

¿Cómo hallar el equilibrio?

Ser mamá es una experiencia maravillosa (¡por supuesto!), pero entre el trabajo, la limpieza y el cuidado de tu bebé, también puede ser muy demandante. Huggies tiene algunos consejos fáciles y rápidos para ayudarte a tomar una pausa.

img

Lo lamentamos, no hemos encontrado resultados.

  • Utilice menos filtros
  • Restablecer sus criterios y probar diferentes filtros

O intentan navegar todas las categorías .

Ejercicios para las mamás ocupadas | Ejercicios fáciles para todos los días | Huggies.com

Encuentra tiempo para incorporar el ejercicio a tu rutina

Eres una mamá - ¡eres una mujer muy ocupada! Y seamos honestos, prefieres estar con tu bebé que estar en un gimnasio. Pero hay maneras muy fáciles de incorporar el ejercicio a tu rutina diaria. Algunas ideas:

Haz los mandados – y los ejercicios también. Ve a un área donde los lugares para hacer tus mandados (la oficina de correos, el banco, la farmacia) estén cerca el uno del otro, aproximadamente unos 10 minutos a pie. Estaciona el carro en un sitio céntrico, saca el coche del bebé y ya estás lista para la caminata. Es incluso mejor si te tocan unas colinitas.

Número de calorías que quemas: una hora caminando a paso moderado, tres millas por hora, quema unas 225 calorías.*

Olvídate del ascensor. Usa las escalas en lugar del ascensor en el consultorio del doctor, la biblioteca o en cualquier otro sitio donde tengas la opción (y donde no estés usando el cochecito). Cuando estés en casa, busca excusas para subir y bajar las escaleras – para guardar la ropa, echarte crema en las manos en el baño, ver las preciosas fotos de tu niño.

Número de calorías quemadas: diez minutos subiendo y bajando las escaleras elimina aproximadamente 60 calorías.

Trabaja duro. Aspira, quita polvo y trapea enérgicamente cuando te toque. ¡Qué limpia se ve la casa!

Número de calorías que quemas: una hora haciendo las tareas del hogar quema unas 200 calorías.

Juega duro. Juega al gato y al ratón con tu pequeño, en el suelo, o persíguelo por el parque (esto ya lo haces).

Número de calorías que quemas: media hora de juegos animados quema aproximadamente 130 calorías.

¡A bailar! Cuando tu pequeño esté de siesta, aprovecha y ponte a bailar al ritmo de tu música preferida.

Número de calorías que quemas: quince minutos bailando quema 75 calorías. Volverte una bailadora experta: no tiene precio.

* Los estimados calóricos están basados en un adulto que pesa 150 libras.

Imprimir

Trucos Rápidos de Belleza que Toda Mamá Debe Saber

Cuando tienes un nuevo bebé es fácil que gastes la mayor parte de tu energía asegurándote de que su bebé esté limpio, cómodo y feliz Pero recuerda de cuidar de ti misma es igual de importante. No puedes estar en tu mejor momento si no te sientes bien cuando te miras en el espejo. Con algunos sencillos trucos de belleza, puedes darte unos mimos todos los días, en cuestión de minutos.

No tienes que comprar productos de lujo o costosos para tu rutina de belleza. Los productos de tu bebé son perfectos para compartir.

  • Aceite de Bebé - Hidrata tus piernas después de afeitarte, suaviza los codos y talones, e hidrata tus cutículas aplicando este típico producto de bebés que probablemente ya tienes a la mano.
  • Toallitas para Bebés - Lo suficientemente suaves para el traserito del bebé, las toallitas sin alcohol se convierten en un gran removedor de maquillaje en un solo paso.

Crea una canastita de balneario hecha a mano para que tengas todos tus productos esenciales en un solo lugar, con un mango. Esto te permitirá disfrutar de unos pocos trucos rápidos de belleza en horas inesperadas, como cuando estás alimentando al bebé. Incluye una mascarilla natural, tiras de blanqueamiento de dientes, bálsamos para los labios, loción para los pies y calcetines suaves para que puedas aplicarlos cuando solo tengas 10 o 15 minutos. (¡Incluye también tijeras para uñas de bebé, ya que el mejor momento para cortar sus uñas es cuando está siendo alimentado o durmiendo!)

No siempre es fácil incluir una ducha diaria cuando acabas de ser mamá. Prueba un poco de champú seco - hay un montón de opciones a bajo costo en la farmacia. Sólo asegúrate de aplicarlo como se indica y dale tiempo para que absorba el aceite para que no se vea polvoriento, y cepíllate bien. Tu cabello se verá limpio y olerá muy bien.

Coloca tu brillo de labios favorito en tu bolsa de pañales para que siempre puedas actualizar tu aspecto y sentirte más presentable en cualquier lugar. El uso de un labial multiusos y maquillaje de mejilla te dará varias opciones sencillas en un solo producto para que tengas menos cosas de qué ocuparte.

Una toalla de microfibra para el cabello disminuirá significativamente su tiempo de secado. Poner tu cabello en un moño suelto o trenza mientras aún está húmedo dará a tu cabello libertad y volumen una vez que se seque para que no tengas que caminar con "pelo de la mamá".

No importa lo ocupada que estés cuando llegue tu bebé, nunca debes estar demasiado ocupada para cuidar de ti misma. Al aprovechar los pequeños momentos, y teniendo los productos adecuados a mano, puedes emplear trucos rápidos de belleza que te harán sentirte mejor y ser una mamá más feliz.

Imagen : Getty

Imprimir

15 Maneras Sencillas de Mostrar Amor a tu Hijo

Amo muchísimo a mi hija, pero a veces me pregunto si ella lo sabe. A pesar de que ella no puede decirme que entiende mi amor por ella, hay muchas pequeñas maneras que he encontrado para mostrarle mi amor, y con el tiempo he visto en sus respuestas que es bastante claro que ella sabe es amada.

Aquí tienes 15 cosas sencillas que puedes hacer con tu hijo o nieto para mostrarles que les amas.

1. Acurrúcate

Nada dice "te amo" como una buena sesión de acurrucado. Incluso los bebés más pequeños pueden entender el amor detrás de esto. Abrazos y apretones, y acurrucarse en la cama por la mañana, todas estas cosas son una parte importante de crear un vínculo fuerte con tu hijo/a.

2. Déjalo todo.

Vivimos en un mundo que vive muy deprisa y voy a ser la primera en admitir que a menudo me encuentro más apegada a mi teléfono, computadora, y mi horario diario de lo que debería. Me doy cuenta de que debe hacerse el trabajo, pero asegúrate de vez en cuando de simplemente dejar todo lo que estás haciendo, el teléfono y la computadora, y simplemente tómate el tiempo para concentrarse en tu hijo. No tienes que hacer nada fascinante. Sólo el estar allí y estar presente demostrará tu amor.

3. Habla.

El hecho de que quizá todavía no puedan hablar, no significa que todavía no puedas hablar con ellos. Cuéntale a tu pequeño historias sobre tu infancia y cuéntale sobre tus cosas favoritas. Simplemente hablar con ellos es una forma de mostrar amor.

4. Escucha.

Esto es algo en lo que estoy trabajando. Soy bastante buena hablando con mi hija, pero no siempre pienso en detenerme y escuchar, ya que ella todavía no está hablando muchas palabras coherentes. Pero, recientemente, sólo me detuve a escuchar mostrándole señales no verbales de escucha activa, ¡y ella balbuceó durante unos cinco minutos seguidos! Escucha a tu bebé - ambos serán capaces de apreciarlo.

5. ¡Canta!

Escuchar el sonido dulce (al menos para los oídos de tu bebé) de tu voz es una manera especial e íntima de mostrarle a tu hijo tu afecto. Canta algunas de tus canciones favoritas - se quedarán con tu hijo/a a medida que se hagan más grandes. O, incluso si no eres muy cantante, compón una canción especial para tu pequeño que sea "su canción" y cántala a menudo.

6. Sonríe.

El simple acto de sonreír con y hacia tu bebé le dará señales no verbales de que es amado.

7. Di “te amo.”

No hay límites a la hora de decirle a tu bebé que lo amas. Estoy bastante segura de que le digo a mi hija que la amo al menos 18.000 veces al día. Así al menos nunca tendrá ninguna duda.

8. A bailar.

Pon algunas canciones divertidas y baila con tu bebé - ¡nada dice te amo más que divertirse juntos!

9. Da besos de mariposa.

Me olvidé de los besos de mariposa, pero son una manera dulce de compartir tu amor con tu pequeño.

10. Baja a su nivel.

En comparación con nuestros bebés, nosotros somos unos gigantes pesados por encima de ellos, así que tómate el tiempo para demostrar que lo amas poniéndote a su nivel. Acuéstate boca abajo junto a ellos cuando ellos estén así acostados, o siéntate cruzado de piernas en la alfombra con ellos mientras apilan bloques. Esto definitivamente hará que tu pequeño se sienta importante y apreciado.

11. Sal de excursión.

Una excursión no tiene por qué ser cara o un lujo. Basta con que des un paseo por el vecindario, vallas a visitar los pollos del vecino, o hagan algo divertido y nuevo juntos. Salir y hacer actividades juntos es una parte del vínculo que se crea entre ustedes.

12. Construye una fortaleza.

Incluso los pequeños bebés disfrutan de los cambios entre la oscuridad y la luz y la construcción de una fortaleza con una manta (¡o incluso simplemente poner una manta sobre la mesa del comedor!) puede ser divertido y una demostración de amor.

13. Exploren juntos.

Camina alrededor de tu casa o vecindario y échale un vistazo a todas las cosas que hay que ver. Cuéntale a tu pequeño sobre las fotos colgadas en la pared o para qué se usan algunos de los utensilios de cocina dentro de los cajones. Ésta es una actividad divertida que también ayudará a tu pequeño a aprender sobre el mundo.

14. Sé tonto.

Diviértanse juntos - no te tomes demasiado en serio. Sé tonto con tu bebé. Haz caras y voces divertidas cuando le leas cuentos. A tu bebé le encantará.

Imagen: Getty

Imprimir

Consejos de Vinculación Entre el Papá y el Bebé

Averigua las cosas fáciles que puedes hacer ahora con tu recién nacido para establecer un vínculo amoroso, saludable y duradero.

¿Estás buscando formas divertidas de vincularte con tu bebé? Hemos encontrado cosas sencillas que puedes hacer todos los días que te ayudarán a ti y a tu bebé a desarrollar una relación feliz y saludable que durará por muchos años.

Consejos para ayudar a los papás a vincularse con su bebé:

  1. Estar presente.
    Los niños con padres involucrados tienen mejores habilidades lingüísticas, obtienen mejores calificaciones y disfrutan de una mejor autoestima que los que no tienen un padre involucrado, según la Academia Americana de Pediatría (AAP).

  2. Acércate y comparte "tiempo piel a piel" con tu bebé.
    Sostenlo de cerca y déjalo explorar cómo te sientes y cómo te ves. “Deja que tu bebé sienta tu cabello, tu bigote y tus manos. Todos tienen diferentes formas de sentirlos a ellos que él disfrutará. Sin embargo, ten cuidado. ¡A ellos les encanta tirar del vello en el pecho!” comparte el National Responsible Fatherhood Clearinghouse (NRFC, paternidad.gov), un recurso del gobierno cuyo objetivo es difundir investigación actualizada y estrategias probadas e innovadoras para apoyar y fortalecer a los padres.

  3. Ocúpate del turno de noche.
    "La noche suele ser el tiempo "quisquilloso" para los recién nacidos", dice Seth D. Ginsberg, defensor de la salud (http://www.ghlf.org/), empresario (http://www.sethdginsberg.com/) y nuevo padre (http://www.usnews.com/topics/author/seth-d-ginsberg). "Los bebés están sobrecargados o sobre-estimulados, y al anochecer, todos los miembros de la familia están agotados. Este es un buen momento para tomar de 1 a 3 horas para dedicarlas a calmar a tu bebé, balanceándolo, cantando suavemente, caminando, y diciéndole 'shhhhh', que es un buen sonido que les recuerda estar de vuelta en el útero," dice. "Esta es también una gran oportunidad para darle a tu pareja unas horas de relajación después de lo que probablemente haya sido un día muy largo".

  4. Léele a tu bebé.
    Si lees a tu hijo durante 30 minutos al día, para cuando llegue a kindergarten habrá aprendido 500 palabras o más, según la NRFC. Calma al bebé que llora. Llorar no es una emergencia, es sólo la manera en que tu bebé te dice que necesita algo. Averiguar lo que necesita es un juego de adivinanzas. "Simplemente prueba cosas tranquilamente hasta que algo funcione", dice el Dr. Jason Guichard, un cardiólogo y padre de tres hijos.

  5. Practica cuidado básico del bebé.
    “Aprende a bañar, alimentar, poner pañales, sostener y consolar a un bebé. Todas estas actividades le darán confianza a un padre y mejorarán el vínculo con el niño", dice el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS.gov).

  6. Lleva a tu bebé contigo.
    A todos lados. A cualquier sitio. "Es importante que el papá tenga al bebé en su vida. Si tienes que ir al banco, lleva al bebé", dice Armin Brott, padre y autor de varios libros sobre paternidad, incluyendo "El Nuevo Padre: la Guía de un Padre para el Primer año" (arminbrott.com).

  7. Ocúpate del pañal.
    "Durante un cambio de pañal es cuando tienes una visión completa e ininterrumpida de tu hijo, y tu recién nacido tiene una de ti", dice Ginsberg, quien recomienda que hables con tu recién nacido durante los cambios de pañal. "Es posible que desees cantar una canción, o describir partes del cuerpo y cosas para tu bebé", dice.

  8. Baja al suelo con el bebé.
    Pasar ratos boca abajo se vuelve cada vez más importante a medida que tu bebé crece. Y durante este tiempo, cuando tu bebé está sobre su estómago fortaleciendo su cuello y los músculos de la espalda, dale algo para mirar al bajar al suelo. "La mayoría de los recién nacidos sólo pueden pasar de 5 a 10 minutos a la vez, pero esto es muy divertido de experimentar y es mejor cuando bajas al suelo y pones la cabeza al nivel de la cabeza de tu bebé", dice Ginsberg.

  9. Lánzate.
    "Nadie acierta al 100 por cien todas las veces", dice Brott sobre la paternidad. "Los hombres y las mujeres tienen los mismos instintos naturales cuando se trata de cuidar a los bebés", sugiere Brott. La diferencia es que la mayoría de los papás deben regresar al trabajo antes de que termine la baja por maternidad de mamá, lo que les impide tener la misma oportunidad que ella de practicar las habilidades de cuidado del bebé. ¿La cura? Los papás deben esforzarse por pasar el mayor tiempo posible con el bebé. Como Brott dice, la única cura para los nuevos padres nerviosos es lanzarse y aprender de sus errores.

  10. Comparte tus pasatiempos con el bebé.
    Nunca es demasiado pronto para empezar. Conéctate con tu pequeño a través de tus propios intereses, como los deportes. "Mientras el bebé esté sano y el lugar no sea demasiado ruidoso, puedes llevar al bebé a eventos deportivos", dice Brott. Toma fotos y grábalo. "Especialmente esos pequeños "coos"y "ahhs"que tu bebé hace cuando tratan de desarrollar su voz", sugiere Ginsberg. "Justo como probablemente pensabas que los latidos del ultrasonido era el sonido más dulce del mundo, cuando escuchas a esos coos, querrás grabarlo para siempre".

  11. 11. Sé tú mismo.
    Juega e interactúa con tu recién nacido como lo sientas mejor. No tengas miedo de desarrollar tu propio estilo de crianza, distinto del de tu pareja. Esto formará una conexión fuerte y significativa con tu bebé que sea sólo tuya.

Imagen: Thinkstock

Imprimir

Criando a un Bebé en la Era digital

Criar a un bebé en el siglo XXI no es tan simple como solía ser. Con las aplicaciones, la tecnología, las tabletas, las redes sociales y el mundo virtual al alcance de la mano, hay nuevas cosas a tener en cuenta en lo referente a privacidad y diversión. Sin embargo, puedes seguir estos sencillos consejos para usar la tecnología para mejorar tu vida familiar en lugar de dejar que te abrume.

Crea una Huella Digital Segura Para tu Niño:

Una tendencia que está de moda entre los padres es crear una dirección de correo electrónico y un dominio de internet en nombre de tus hijos cuando nacen. Si bien esto puede parecer prematuro e innecesario, en realidad puede ser una gran manera de controlar la información que se puede recoger y que se recogerá sobre tu hijo a medida que crece. Tener un dominio de internet garantiza que ellos tendrán un sitio web con su nombre si en el futuro desean crear un sitio personal o de negocios, y también les permite almacenar en privado fotos y documentos personales, que puedes proteger con una contraseña. Es importante recordar que tú eres el guardián protector de la privacidad de tu hijo y que estarás sentando las bases para que compartan en línea a medida que crezcan.

Compartir Fotos:

No hay nada que un nuevo padre disfrute más que compartir las fotos de su bebé. Sin embargo, es importante revisar tu configuración de privacidad en todas las cuentas de redes sociales en las que compartes fotos y configurarlas sólo para ser compartidas con amigos. También puedes desactivar cualquier configuración de geolocalización en tu teléfono móvil y aplicaciones para que las fotos no se etiqueten automáticamente con sus ubicaciones. Si deseas compartir imágenes sólo con tu familia, es fácil configurar un sitio de internet compartido privado en cualquier sitio de almacenamiento fotográfico reconocido. Estos sitios pueden ser protegidos con contraseñas para asegurarte que desconocidos no tengan acceso a las fotos de tu hijo.

Tiempo en Línea:

Uno de los dilemas más grandes que enfrentan los padres modernos tiene que ver con la cantidad de tiempo en línea de sus hijos. Sin embargo, no todo el tiempo en línea es igual. La interacción con el mundo real es lo mejor, pero puedes usar el tiempo en línea también como una experiencia de aprendizaje. Si le das a tu hijo una tableta o un teléfono para que jueguen, usa ese tiempo para jugar interactivamente con aplicaciones sencillas que cuenten con números, letras, formas y colores. Señala y participa con lo que está sucediendo en la pantalla y relaciónalo de nuevo con el mundo físico en lugar de usar la tableta como un chupete. Asegúrate de activar los bloqueos infantiles en todos los dispositivos y limita el tiempo en línea. Y recuerda no usar pantallas por al menos 2 horas antes de la hora de dormir ya que estudios han demostrado que la luz azul interrumpe el ciclo del sueño.

Conectar con la Familia:

La tecnología ha permitido a las familias mantenerse en contacto de nuevas y maravillosas maneras. Los abuelos pueden usar video chats para hablar con sus nietos, independientemente de lo lejos que vivan unos de otros. Tener chats de video habituales con familiares y amigos puede permitir que todos se unan a las alegrías de tu bebé en crecimiento, y crear vínculos duraderos. Establece fechas para llamadas recurrentes para que todo el mundo las espere con anticipación.

La tecnología debe mejorar tu experiencia de crianza y debe enriquecer la vida en familia, no crear más distracciones. Recuerda que tú no sólo estás tomando decisiones ahora para tu bebé, sino que también es un modelo a seguir para que tu hijo finalmente tenga un equilibrio entre el mundo físico y el virtual a medida que crezca.

Imagen: Getty

Imprimir

Historias de paternidad: los abuelos transmiten su sabiduría

Todos hemos oído alguna vez aquello de que los papás lo saben todo. Pero, ¿qué hay de los abuelos? Al parecer, la generación mayor puede aportar una gran sabiduría acerca de cómo criar a los niños y adoptar el rol de padres. Hablamos con algunos de ellos para que nos den sus mejores consejos.

Gabriel Constans es práctico. Él mismo reconoce que hasta que sus propios hijos no tuvieron que lidiar con las alegrías y las dificultades de amar y criar a un niño, le resultó casi imposible dar algún consejo que tuviese sentido.

Sólo entonces pudieron darse cuenta de esta verdad universal: “No hay nada más importante para la sociedad, y para el mundo, que criar hijos seguros de sí mismos, felices y amables”, dice Constans, un abuelo de cinco nietos de Santa Cruz, California.

“Ser un buen padre es un acto continuo de generosidad, de pensar primero en la otra persona. Si uno así lo decide, puede ser la oportunidad más intensa y constante para el descubrimiento personal, la comprensión y el crecimiento. Al prestar mucha atención a nosotros mismos, y a nuestras reacciones a las necesidades del otro, podemos soltar muchos de nuestros egos y estar presentes en el momento que nuestro hijo, nuestra hija o nuestros hijos lo necesiten”.

Ser padre no es fácil, admite. “A decir verdad, es lo más difícil, y lo más gratificante, que he hecho, y me desafió a respetar el camino y el crecimiento individual de mi hija o hijo, sin imponer mis deseos o expectativas”.

“Ser padres es una enorme responsabilidad y un gran regalo que requiere mucho tiempo”, dice el cuatro veces abuelo Steve Sonntag. Sugiere que, antes de ser padres, es una buena idea decidir cómo se van a dividir las responsabilidades: “Quién hará qué, por ejemplo, despertarse en medio de la noche, comprar comida o cualquier otra cosa, porque una vez hecho esto, cada padre sabe lo que tiene que hacer y cuándo. Por supuesto, debe haber flexibilidad según lo que esté sucediendo con el bebé en cualquier momento dado”.

Además, dice, las parejas deben asegurarse de que “la otra persona tenga tiempo no sólo para hacer recados, sino también para reunirse con amigos y familiares; disfrutar de un café, una comida, una película, y divertirse durante una hora o dos sin el bebé”.

El autor Mark Goulston, que espera convertirse en abuelo el próximo año, dice que tiene algunos consejos inesperados para compartir con su hija, “que ella no querrá oír y quizás prefiera escuchar a su madre”.

El Dr. Goulston, que habla a los padres sobre cómo criar a un niño feliz, sano y emocionalmente fuerte, da este consejo: "Desahógate, quéjate, comparte tus preocupaciones, si es necesario, pero asegúrate de expresarle al abuelo tu agradecimiento por ser una persona en la que puedes confiar y por manejar todo tan bien”.

Imagen : Getty

Imprimir

Lo que nadie te dice sobre la vida después del parto

¡A despertarse!

Cuando imaginas el nacimiento de tu bebé, sabemos que tienes buenas intenciones. Prevés ese momento mágico en que despiertas dulcemente a tu pareja. "Es hora", susurras, salvo que, en tu fantasía, te pareces a Jennifer Aniston cuando su personaje tuvo a su bebé en la temporada final de Friends. Y aún te sigues viendo como Jeniffer Aniston al final de tu fantasía, cuando tomas la mano de tu pareja, les sonríes a los médicos y a las enfermeras en la sala esterilizada y traes a tu bebé al mundo. La fantasía probablemente termina aquí.

Pensamos que es muy dulce.

También pensamos que puedes beneficiarte con una pizca de la realidad y, dado que ya hemos tenido varios niños, te ofrecemos a continuación algunos consejos prácticos para después del parto que eventualmente agradecerás.

Confía en nosotras.

Una hora después del nacimiento del bebé

Una hora después de haber dado a luz, probablemente estarás lista para hacer tu primer viaje posparto a la pelela. (Sí, ahora tendrás que llamarlo "pelela" hasta que tu bebé cumpla 27). El miedo que sentirás en este momento hará que tu ansiedad del trabajo de parto parezca verdaderamente insignificante. Tal vez incluso le ruegues a las enfermeras que te permitan conservar la sonda para siempre.

Pero eventualmente, lo que entra tiene que salir, así que deberás trasladar tu cuerpo flojo desde la cama hasta el baño. Allí te darán una pequeña botella de plástico. Muy probablemente, nadie te explicará para qué sirve esta misteriosa botella, porque eso indicaría un nivel de cuidado y amabilidad que las personas te demostrarán con muy poca frecuencia ahora que eres madre y que ya no estás embarazada.

Pues bien, nosotras estamos aquí para contarte que se trata de una "botella perineal" y se supone que debes llenarla con agua tibia y rociarla en tus zonas íntimas mientras haces pis y después.

No dejes de leer.

Esto es muy importante, independientemente de cuán ridículo pienses que suena. Si tratas de hacer pis sin este procedimiento, desearás haber muerto. Y si piensas que realmente vas a limpiarte después de hacer pis, estás loca, completamente loca, y ya no queremos seguir siendo tus amigas.

Asegúrate de llevarte la botella perineal a tu casa cuando sales del hospital. La necesitarás durante al menos una semana. Tal vez más.

Además, debes deshacerte de todos los preconceptos que tienes acerca de hacer pis en la ducha; no es una mala idea, al menos la primera vez que orinas. Y mientras lo haces, debes continuar y tirar por la borda todos los demás preconceptos acerca de las personas que hacen las cosas de manera diferente porque, mi pichoncita, estás a punto de aprender la lección según la cual si funciona y nadie se ha muerto, está bien.

Un día después del nacimiento del bebé

Ahora ha pasado algo de tiempo. Todavía sientes dolor y quieres que se detenga. Para entonces, probablemente hayan dejado de administrarte los medicamentos y eso no te pone contenta.

Te entendemos.

Un baño de asiento podría ayudarte. Te metes en la bañera con algunas pulgadas del agua más caliente que puedas soportar. Si te suena tentador, hazlo. Otra sugerencia: Sumerge una toalla en agua de hamamelis y colócala, duela lo que duela. Por cuestiones estéticas, te recomendamos que utilices una toalla de color oscuro y tal vez económica, que no te importe tirar luego. Pero es tu decisión.

También hemos escuchado que mantener la toalla sumergida en agua de hamamelis en la heladera puede hacer que la experiencia sea tan placentera que linda con lo ilegal; sin embargo, no lo hemos intentado en la práctica. Una amiga nuestra sí lo hizo, y confiamos en ella, pero no nos culpes si no encuentras un Nirvana en tu toalla.

Dos días después del nacimiento del bebé

Para entonces, ya no puedes evitar el Gran Viaje al Baño el viaje durante el cual —¿cómo podemos decirlo delicadamente?— haces popó. Puedes llorar todo lo que desees, pero eventualmente, deberás enfrentar esa cámara de tortura de porcelana y probablemente quieras quitártelo de encima para que se te desacalambre el estómago. Asegúrate de estar bien hidratada. Come muchas pasas de uva, tal vez un poco de ensalada cole slaw (es el repollo crudo que te gusta). Consulta a tu médico o a la partera acerca de un ablandador de heces. Tomar un poco de jugo de ciruela seca tampoco es mala idea, y despídete de las bananas luego de dar a luz. No tiene sentido hacer las cosas más difíciles (o firmes) de lo que deben ser.

Pon en un plato unas cinco toallitas que usas para la preciosa cola de tu bebé y colócalas en el microondas durante, aproximadamente, 10 segundos. Estarán calientes y tendrán tiempo de enfriarse antes de que las necesites, pero ten cuidado. Llévalas al baño contigo. Traba la puerta y dile a tu pareja o a cualquier otra buena persona que esté cuidado a tu bebé que estás ocupada y que no se te puede molestar durante un rato. (Si aún estás en el hospital y no puedes convencer a las enfermeras de que calienten tus toallas en el microondas, simplemente colócalas debajo de agua muy caliente antes de comenzar).

Ahora, este es un dato en el que debes tener fe. (Recuerda que nunca te hemos mentido acerca de nada y no vamos a comenzar ahora). No te vas a desgarrar cuando vayas al baño. No te vas a arrancar los puntos, si es que tienes. No vas a jalar hasta abrir un enorme y abismal agujero en tu cuerpo y desangrarte hasta morir en el baño. Puede que sientas algunas molestias (con lo cual queremos decir dolor), pero no morirás en el baño.

Haz lo que necesites hacer, luego toma tus toallitas calientes y sécate muy, muy suavemente. No jales ni pegues un tirón, salvo que te sientas particularmente sádica. Usa tu botella perineal cuidadosamente y luego vuelve a secar con una toallita sin usar. (Dicho sea de paso, no tires las toallitas al inodoro salvo que estés tan aburrida que necesites divertirte tapándolo por completo)

¡Lo lograste! Eres muy valiente, y estamos muy orgullosas de ti.

Tres días después del nacimiento del bebé

Para entonces, probablemente estés en casa y probablemente comiences a sentir que tal vez sobrevivirás, y puede ser que hasta comprendas cómo es esto de ser mamá alguna vez en los próximos 27 años más o menos. Ahora es un buen momento para que señalemos que si todavía te duele mucho y tu profesional de atención médica dice que vas bien, tal vez quieras preguntarle si estaría bien tomar un pequeño vaso de vino. (No estamos diciendo que tienes que embriagarte y no lo recomendamos como remedio diario. El ibuprofeno o acetaminofeno pueden ser una alternativa útil, pero puede decirse que ninguno de ellos es muy divertido).

Irás mejorando cada día

No esperamos que memorices —o siquiera creas— todo lo que te decimos, pero esperamos que, al menos, guardes este artículo y lo consultes cuando lo necesites. Y recuerda: siempre estaremos aquí para ayudarte y, francamente, estamos contentas de que no te veas como Jeniffer Aniston.

Creemos que eres aún más linda.

Imprimir

Conversación trivial: "Conversando" con tu bebé

Tú sabes que tu bebé tiene mucho para decirte, ¿pero qué es? Quizás no siempre puedas descubrir qué tiene para decirte, pero existen formas para ayudar a tu bebé a desarrollar sus habilidades verbales.

Dile yada, yada, yada.

Puede parecerte que tu bebé no sabe de lo que estás hablando, pero él ha estado escuchando los diferentes tonos de tu voz desde antes de nacer. Los bebés saben la diferencia entre una conversación alegre y una estresada, y absorben lo que escuchan como si fueran esponjitas. Después de 18 meses aproximadamente, todo lo que él te ha escuchado decir comenzará a salir. Cuéntale lo que estás haciendo mientras lo haces, y déjalo que responda. "Ahora iremos a dar un paseo en cochecito. ¿Qué te parece?"

"Monito ve, monito hace"

Imita todos sus movimientos y expresiones. Si él mueve la cabeza para un lado, mueve la tuya también. Haz tu mejor interpretación de sus sonidos. Capturarás su atención, aunque el intercambio sea corto.

Exagera todo.

Haz una voz chillona, abre bien los ojos y levanta las cejas. Habla despacio, alargando los sonidos al final de las palabras: "¿Eres tú mi beeebééé? Ah, sí lo ereees".

Utiliza los clásicos.

"Cuquito" "Este chanchito fue al mercado" y "Las cosquillas" funcionan (casi) siempre.

Canta.

En los meses antes de que comiencen a dominar las palabras, la mayoría de los bebés pueden aprender cómo usar las señas de mano básicas para "leche", "más" y otras palabras diarias.

Acércate. Recuerda que durante los primeros seis meses, los bebés son cortos de vista. No importa el método de comunicación que elijas, acércate hasta estar entre 6 y 12 pulgadas aproximadamente de su cara.

Y por supuesto, el mejor momento de tener una conversación con tu bebé es cuando él está descansando, bien alimentado y tiene una expresión de alerta y preparación en su rostro. Si mueve la cabeza de un lado a otro o si tiene la mirada perdida, significa que tiene hambre, está cansado o que ya no quiere más de lo que le estás dando.

Imprimir

Agrega volumen

Agrega volumen

Si quieres un poco más de dinamismo —tal vez quieras parecerte a la atrevida mamá Denise Richards— Big Sexy Hair Spray & Play puede darte esa vitalidad adicional que tu cabello necesita. Después de una ducha rápida, sécate el cabello con secador como de costumbre. Baja la cabeza y aplica el producto con el rociador. Cuando te endereces para toma aire, te darás cuenta de que tu melena es tan grande y sensual como había prometido el envase.

Para una apariencia más elegante, hazte una raya al costado y luego tira el cabello hacia atrás. Esta apariencia irá muy bien con un atuendo de negocios o un elegante vestido de cóctel.

Mantenlo desordenado

Si nunca te ha encantado tu cabello ondulado o rizado, ese sentimiento acaba hoy. Incorpora Bouncy Spray de ISO. Rocía en todo el cabello mojado o secado con toalla y escúrrelo. El resultado: Tus rulos permanecerán intactos, no se encresparán, anudarán ni achatarán en forma despareja con esta arma secreta.

Átalo

Puedes mantener tu cabello fuera de la cara y seguir teniendo la mayor clase posible con los sujetadores Goody Ouchless Rubber Bands (disponibles en las tiendas de cosméticos en todo el país). Luego de una ducha rápida (o no), ata tu cabello hacia atrás con una cola de caballo para un estilo "diario". Usa spray para el cabello para los mechones sueltos.

Prueba un flequillo largo y sensual

Seguramente has visto a la chica del momento de Hollywood, Nicole Richie, con este peinado durante años. Logró tener la apariencia de una simple niña divertida y de una joven mamá reciente también. Si deseas tener este sofisticado y a la vez sensual peinado, la manera de lograrlo es simple: Después de ducharte, haz una partición en el cabello y asegúrate de que esté más de costado que lo usual. Coloca la partición de cabello hacia abajo y péinalo hacia el costado mientras está mojado. Toma tu secador de cabello y seca en ángulo, de frente al flujo de mechones, y mientras tanto, asegúrate de que el cabello esté firme en la frente. Luego de secar el flequillo hacia abajo y hacia el costado, rocía suavemente con spray para el cabello para que el peinado se mantenga todo el día.

Con respecto al resto del cabello, puedes jalar los costados del cabello hacia atrás, dejando la mitad posterior del cabello suelta. Usa broches con varillas de ancho mediano de Vidal Sassoon (vienen en paquetes de 12) para sostener el cabello hacia atrás.

O déjate el pelo suelto y rocía el resto con Big Sexy Hair Spray & Play para darle más volumen y textura.

Usa una vincha

Posiblemente ya has comenzado a ver esta tendencia para el cabello, pero cada vez más mujeres usan las vinchas de manera poco convencional. ¿Qué quiere decir eso?, te preguntas. Estamos hablando de usar una vincha floja en la cabeza o sobre la frente. El peinado, digamos, hippie llama la atención rápidamente, y la mejor parte es que es perfecto para una mamá perezosa u ocupada.

Haz clic aquí para ver a Ashlee Simpson con esta apariencia inspirada en el estilo hippie.

Usa el pelo corto

Si no quieres preocuparte por tu cabello ni intentar ninguno de los consejos que mencionamos, debes optar por el pelo corto al estilo Katie Holmes. Es el tipo de peinado que requiere poco mantenimiento, si es que requiere. Simplemente puedes despertarte y salir a la calle. O, luego de una ducha rápida, sécalo con secador como de costumbre y vete. Con razón Katie se ve siempre tan fabulosa y relajada.

Imprimir

Pestañas de alfombra roja en un abrir y cerrar de ojos

Los nominados y ganadores del Oscar este año no fueron solamente vestidos de gala, gemas preciosas y peinados elevados en la alfombra roja. De hecho, el gurú del maquillaje, Christopher Drummond, un modelo convertido en artista del maquillaje profesional que lanzó su propia línea de cosméticos totalmente naturales y ecológicos de base orgánica Christopher Drummond Beauty, dice que los elementos indispensables de la "Alfombra roja" para los premios de la Academia en 2010 son las pestañas artificiales.

Todos usaron pestañas largas y exuberantes que llamaron la atención a la forma de los ojos, desde Zoe Saldana hasta Sigourney Weaver.

Según Drummond, existen diferentes tipos de pestañas artificiales: Las de cinta, las individuales y las parciales. Por lo general, las de cinta son las más fáciles y las individuales las más complicadas de aplicar. Cuando apliques las falsas, recuerda esto: La práctica hace al maestro. Nadie nunca lo hizo bien la primera vez. Requiere paciencia para aprender a hacerlo correctamente, y también perseverancia.

Drummond ofrece seis consejos para ayudarte a obtener ese aspecto con pestañas de celebridad de la alfombra roja.

  1. Aprende primero a aplicar las individuales

    De esta manera, será mucho más sencillo que aprendas a aplicar las de cinta. Para mí, las individuales son realmente más fáciles, porque estás tratando con un área más pequeña y si te equivocas, puedes quitarla y volver a empezar.

  2. Apoya la mano.

    Coloca la mano sobre la mejilla, o coloca el codo sobre la mesa, para que la mano esté estable. Si la mano está flotando en el aire, ¡hay muchas más posibilidades de cometer errores!

  3. Consejos para las pestañas de cinta

    Aplica una pequeña cantidad de pegamento a las pestañas y déjalo secar durante un breve período de tiempo antes de aplicarlas. Acerca la cinta lo máximo posible a la línea de las pestañas. Utiliza una herramienta para ayudarte a empujar las pestañas artificiales al lugar correcto.

  4. Comienza con la esquina interior del ojo y dirígete hacia afuera a la esquina exterior.

    Apoya la esquina interior, luego la esquina exterior y luego trabaja con el resto de la cinta entre medio de los dos puntos.

  5. Consejos para las pestañas individuales

    Asegúrate de apoyar la mano. No utilices demasiado pegamento. E intenta acercar la base de la pestaña artificial lo más cerca posible de la base de las pestañas naturales. Después de ubicarla, asegúrate de que esté apuntando en el sentido adecuado.

  6. Consejos para ambos

    Aplica una cinta que sea bastante fina y poco poblada. No hay nada peor que unas pestañas de travesti cuando intentas verte glamorosa. Luego, rellena la esquina exterior de las pestañas con pestañas individuales. Esto tendrá un aspecto naturalmente espléndido y hará que tus ojos se vean como si te hubieras hecho un estiramiento, resaltándolos y levantándolos a la perfección.

Imprimir
Buscar contenido
Cerrar
¡Bienvenido/a, !
We're Sorry. The Huggies Rewards service is under maintenance and is temporarily unavailable. Please try again later.

¡Regístrate ahora y recibe 500 puntos gratis! También comenzarás a ganar puntos de recompensa por todas tus compras. Los puntos obtenidos pueden canjearse por tarjetas de regalo, pañales y toallitas gratis, ¡y muchísimo más!

Por salir de esta página, se cerrará la sesión de su cuenta de Huggies. Por favor, complete su perfil para seguir conectado en