Quiero precisar más mis resultados
Filtrar
Cerrar filtro
Tipo de contenido
Edad del bebé

¿Cómo hallar el equilibrio?

Ser mamá es una experiencia maravillosa (¡por supuesto!), pero entre el trabajo, la limpieza y el cuidado de tu bebé, también puede ser muy demandante. Huggies tiene algunos consejos fáciles y rápidos para ayudarte a tomar una pausa.

img

Lo lamentamos, no hemos encontrado resultados.

  • Utilice menos filtros
  • Restablecer sus criterios y probar diferentes filtros

O intentan navegar todas las categorías .

Cómo manejar el estrés: Los siete mejores reductores de estrés de las mamás

Estás atascada por el tráfico. El bebé llora. Y te llaman de la oficina. La vida con un bebé es asombrosa. Y asombrosamente estresante. Aquí te muestro algunas formas que uso cuando me siento totalmente agotada y lista para explotar.

  1. Escucha música clásica

    Está bien, no tiene que ser clásica si realmente no te gusta, pero he descubierto que en algunas situaciones estresantes (exámenes, plazos de entrega de trabajos, etc.) cuando escucho este tipo de música en mi iPod, me tranquilizo más fácilmente.

  2. Haz más ejercicio

    El ejercicio es una de las mejores formas de desestresar tu cuerpo y mente.

  3. Deshazte de los malos amigos

    Hay un gran maestro budista llamado Shantideva, quien dijo: "Los malos amigos son como el pescado podrido y tú eres como una rosa. Mezcla la rosa con el pescado y pronto ésta también apestará".

  4. Reduce los alimentos grasosos

    Los alimentos grasosos generalmente te hacen sentir pesada y deprimida. Estos alimentos retrasan tu sistema digestivo y hacen que todo lo que hay adentro tuyo se desactive un poco. Como con un buen auto, deseas alimentarte con combustible de calidad. Esto hará que tu mente y cuerpo funcionen bien. Come alimentos naturales, como frutas y verduras, en la mayor medida posible. Te sentirás mejor.

  5. Deja de posponer cosas

    Cuando pospongo cosas, me estreso. Ya sea trabajo, tareas, visitas al médico o cualquier otra cosa, siempre parece más grande y más temible cuando lo pospongo. Si clasificamos nuestros problemas con anticipación, generalmente podremos evitar las actividades mentales que incluye ese evento.

  6. Visita un centro de belleza, estira el cuerpo y hazte masajes frecuentemente

    Las mujeres generalmente piensan que los centros de belleza y los masajes son un lujo, pero si eres miembro de un gimnasio puedes conseguir buenos precios. Es fabuloso relajar la mente y permitir que el cuerpo tenga el descanso que tanto necesita. Esto también puede ayudar en la curación de músculos y articulaciones estresadas. Asimismo, estirar el cuerpo durante el día puede liberar la tensión de los músculos.

  7. Duerme mejor

    La falta de sueño ha sido una de las principales razones por las que la gente se estresa. Dormir es muy importante para los humanos. Es el momento en el que el cuerpo y la mente procesan los eventos del día y la mayor parte de la curación tiene lugar cuando estamos profundamente dormidos. Por este motivo, es importante asegurarnos de que dormimos lo suficiente y de la forma que corresponde.

Tengo otros consejos en mente, pero no los agregué en la lista porque todavía tengo que probarlos. Éstos incluye "amor" (¡ejem!) y la capacidad de ignorar algunas cosas. Mi personalidad tipo A dominante no puede hacer esto, pero quizás a ti te funcione.

Imprimir

Lo que nadie te dice sobre la vida después del parto

¡A despertarse!

Cuando imaginas el nacimiento de tu bebé, sabemos que tienes buenas intenciones. Prevés ese momento mágico en que despiertas dulcemente a tu pareja. "Es hora", susurras, salvo que, en tu fantasía, te pareces a Jennifer Aniston cuando su personaje tuvo a su bebé en la temporada final de Friends. Y aún te sigues viendo como Jeniffer Aniston al final de tu fantasía, cuando tomas la mano de tu pareja, les sonríes a los médicos y a las enfermeras en la sala esterilizada y traes a tu bebé al mundo. La fantasía probablemente termina aquí.

Pensamos que es muy dulce.

También pensamos que puedes beneficiarte con una pizca de la realidad y, dado que ya hemos tenido varios niños, te ofrecemos a continuación algunos consejos prácticos para después del parto que eventualmente agradecerás.

Confía en nosotras.

Una hora después del nacimiento del bebé

Una hora después de haber dado a luz, probablemente estarás lista para hacer tu primer viaje posparto a la pelela. (Sí, ahora tendrás que llamarlo "pelela" hasta que tu bebé cumpla 27). El miedo que sentirás en este momento hará que tu ansiedad del trabajo de parto parezca verdaderamente insignificante. Tal vez incluso le ruegues a las enfermeras que te permitan conservar la sonda para siempre.

Pero eventualmente, lo que entra tiene que salir, así que deberás trasladar tu cuerpo flojo desde la cama hasta el baño. Allí te darán una pequeña botella de plástico. Muy probablemente, nadie te explicará para qué sirve esta misteriosa botella, porque eso indicaría un nivel de cuidado y amabilidad que las personas te demostrarán con muy poca frecuencia ahora que eres madre y que ya no estás embarazada.

Pues bien, nosotras estamos aquí para contarte que se trata de una "botella perineal" y se supone que debes llenarla con agua tibia y rociarla en tus zonas íntimas mientras haces pis y después.

No dejes de leer.

Esto es muy importante, independientemente de cuán ridículo pienses que suena. Si tratas de hacer pis sin este procedimiento, desearás haber muerto. Y si piensas que realmente vas a limpiarte después de hacer pis, estás loca, completamente loca, y ya no queremos seguir siendo tus amigas.

Asegúrate de llevarte la botella perineal a tu casa cuando sales del hospital. La necesitarás durante al menos una semana. Tal vez más.

Además, debes deshacerte de todos los preconceptos que tienes acerca de hacer pis en la ducha; no es una mala idea, al menos la primera vez que orinas. Y mientras lo haces, debes continuar y tirar por la borda todos los demás preconceptos acerca de las personas que hacen las cosas de manera diferente porque, mi pichoncita, estás a punto de aprender la lección según la cual si funciona y nadie se ha muerto, está bien.

Un día después del nacimiento del bebé

Ahora ha pasado algo de tiempo. Todavía sientes dolor y quieres que se detenga. Para entonces, probablemente hayan dejado de administrarte los medicamentos y eso no te pone contenta.

Te entendemos.

Un baño de asiento podría ayudarte. Te metes en la bañera con algunas pulgadas del agua más caliente que puedas soportar. Si te suena tentador, hazlo. Otra sugerencia: Sumerge una toalla en agua de hamamelis y colócala, duela lo que duela. Por cuestiones estéticas, te recomendamos que utilices una toalla de color oscuro y tal vez económica, que no te importe tirar luego. Pero es tu decisión.

También hemos escuchado que mantener la toalla sumergida en agua de hamamelis en la heladera puede hacer que la experiencia sea tan placentera que linda con lo ilegal; sin embargo, no lo hemos intentado en la práctica. Una amiga nuestra sí lo hizo, y confiamos en ella, pero no nos culpes si no encuentras un Nirvana en tu toalla.

Dos días después del nacimiento del bebé

Para entonces, ya no puedes evitar el Gran Viaje al Baño el viaje durante el cual —¿cómo podemos decirlo delicadamente?— haces popó. Puedes llorar todo lo que desees, pero eventualmente, deberás enfrentar esa cámara de tortura de porcelana y probablemente quieras quitártelo de encima para que se te desacalambre el estómago. Asegúrate de estar bien hidratada. Come muchas pasas de uva, tal vez un poco de ensalada cole slaw (es el repollo crudo que te gusta). Consulta a tu médico o a la partera acerca de un ablandador de heces. Tomar un poco de jugo de ciruela seca tampoco es mala idea, y despídete de las bananas luego de dar a luz. No tiene sentido hacer las cosas más difíciles (o firmes) de lo que deben ser.

Pon en un plato unas cinco toallitas que usas para la preciosa cola de tu bebé y colócalas en el microondas durante, aproximadamente, 10 segundos. Estarán calientes y tendrán tiempo de enfriarse antes de que las necesites, pero ten cuidado. Llévalas al baño contigo. Traba la puerta y dile a tu pareja o a cualquier otra buena persona que esté cuidado a tu bebé que estás ocupada y que no se te puede molestar durante un rato. (Si aún estás en el hospital y no puedes convencer a las enfermeras de que calienten tus toallas en el microondas, simplemente colócalas debajo de agua muy caliente antes de comenzar).

Ahora, este es un dato en el que debes tener fe. (Recuerda que nunca te hemos mentido acerca de nada y no vamos a comenzar ahora). No te vas a desgarrar cuando vayas al baño. No te vas a arrancar los puntos, si es que tienes. No vas a jalar hasta abrir un enorme y abismal agujero en tu cuerpo y desangrarte hasta morir en el baño. Puede que sientas algunas molestias (con lo cual queremos decir dolor), pero no morirás en el baño.

Haz lo que necesites hacer, luego toma tus toallitas calientes y sécate muy, muy suavemente. No jales ni pegues un tirón, salvo que te sientas particularmente sádica. Usa tu botella perineal cuidadosamente y luego vuelve a secar con una toallita sin usar. (Dicho sea de paso, no tires las toallitas al inodoro salvo que estés tan aburrida que necesites divertirte tapándolo por completo)

¡Lo lograste! Eres muy valiente, y estamos muy orgullosas de ti.

Tres días después del nacimiento del bebé

Para entonces, probablemente estés en casa y probablemente comiences a sentir que tal vez sobrevivirás, y puede ser que hasta comprendas cómo es esto de ser mamá alguna vez en los próximos 27 años más o menos. Ahora es un buen momento para que señalemos que si todavía te duele mucho y tu profesional de atención médica dice que vas bien, tal vez quieras preguntarle si estaría bien tomar un pequeño vaso de vino. (No estamos diciendo que tienes que embriagarte y no lo recomendamos como remedio diario. El ibuprofeno o acetaminofeno pueden ser una alternativa útil, pero puede decirse que ninguno de ellos es muy divertido).

Irás mejorando cada día

No esperamos que memorices —o siquiera creas— todo lo que te decimos, pero esperamos que, al menos, guardes este artículo y lo consultes cuando lo necesites. Y recuerda: siempre estaremos aquí para ayudarte y, francamente, estamos contentas de que no te veas como Jeniffer Aniston.

Creemos que eres aún más linda.

Imprimir

Conversación trivial: "Conversando" con tu bebé

Tú sabes que tu bebé tiene mucho para decirte, ¿pero qué es? Quizás no siempre puedas descubrir qué tiene para decirte, pero existen formas para ayudar a tu bebé a desarrollar sus habilidades verbales.

Dile yada, yada, yada.

Puede parecerte que tu bebé no sabe de lo que estás hablando, pero él ha estado escuchando los diferentes tonos de tu voz desde antes de nacer. Los bebés saben la diferencia entre una conversación alegre y una estresada, y absorben lo que escuchan como si fueran esponjitas. Después de 18 meses aproximadamente, todo lo que él te ha escuchado decir comenzará a salir. Cuéntale lo que estás haciendo mientras lo haces, y déjalo que responda. "Ahora iremos a dar un paseo en cochecito. ¿Qué te parece?"

"Monito ve, monito hace"

Imita todos sus movimientos y expresiones. Si él mueve la cabeza para un lado, mueve la tuya también. Haz tu mejor interpretación de sus sonidos. Capturarás su atención, aunque el intercambio sea corto.

Exagera todo.

Haz una voz chillona, abre bien los ojos y levanta las cejas. Habla despacio, alargando los sonidos al final de las palabras: "¿Eres tú mi beeebééé? Ah, sí lo ereees".

Utiliza los clásicos.

"Cuquito" "Este chanchito fue al mercado" y "Las cosquillas" funcionan (casi) siempre.

Canta.

En los meses antes de que comiencen a dominar las palabras, la mayoría de los bebés pueden aprender cómo usar las señas de mano básicas para "leche", "más" y otras palabras diarias.

Acércate. Recuerda que durante los primeros seis meses, los bebés son cortos de vista. No importa el método de comunicación que elijas, acércate hasta estar entre 6 y 12 pulgadas aproximadamente de su cara.

Y por supuesto, el mejor momento de tener una conversación con tu bebé es cuando él está descansando, bien alimentado y tiene una expresión de alerta y preparación en su rostro. Si mueve la cabeza de un lado a otro o si tiene la mirada perdida, significa que tiene hambre, está cansado o que ya no quiere más de lo que le estás dando.

Imprimir

Agrega volumen

Agrega volumen

Si quieres un poco más de dinamismo —tal vez quieras parecerte a la atrevida mamá Denise Richards— Big Sexy Hair Spray & Play puede darte esa vitalidad adicional que tu cabello necesita. Después de una ducha rápida, sécate el cabello con secador como de costumbre. Baja la cabeza y aplica el producto con el rociador. Cuando te endereces para toma aire, te darás cuenta de que tu melena es tan grande y sensual como había prometido el envase.

Para una apariencia más elegante, hazte una raya al costado y luego tira el cabello hacia atrás. Esta apariencia irá muy bien con un atuendo de negocios o un elegante vestido de cóctel.

Mantenlo desordenado

Si nunca te ha encantado tu cabello ondulado o rizado, ese sentimiento acaba hoy. Incorpora Bouncy Spray de ISO. Rocía en todo el cabello mojado o secado con toalla y escúrrelo. El resultado: Tus rulos permanecerán intactos, no se encresparán, anudarán ni achatarán en forma despareja con esta arma secreta.

Átalo

Puedes mantener tu cabello fuera de la cara y seguir teniendo la mayor clase posible con los sujetadores Goody Ouchless Rubber Bands (disponibles en las tiendas de cosméticos en todo el país). Luego de una ducha rápida (o no), ata tu cabello hacia atrás con una cola de caballo para un estilo "diario". Usa spray para el cabello para los mechones sueltos.

Prueba un flequillo largo y sensual

Seguramente has visto a la chica del momento de Hollywood, Nicole Richie, con este peinado durante años. Logró tener la apariencia de una simple niña divertida y de una joven mamá reciente también. Si deseas tener este sofisticado y a la vez sensual peinado, la manera de lograrlo es simple: Después de ducharte, haz una partición en el cabello y asegúrate de que esté más de costado que lo usual. Coloca la partición de cabello hacia abajo y péinalo hacia el costado mientras está mojado. Toma tu secador de cabello y seca en ángulo, de frente al flujo de mechones, y mientras tanto, asegúrate de que el cabello esté firme en la frente. Luego de secar el flequillo hacia abajo y hacia el costado, rocía suavemente con spray para el cabello para que el peinado se mantenga todo el día.

Con respecto al resto del cabello, puedes jalar los costados del cabello hacia atrás, dejando la mitad posterior del cabello suelta. Usa broches con varillas de ancho mediano de Vidal Sassoon (vienen en paquetes de 12) para sostener el cabello hacia atrás.

O déjate el pelo suelto y rocía el resto con Big Sexy Hair Spray & Play para darle más volumen y textura.

Usa una vincha

Posiblemente ya has comenzado a ver esta tendencia para el cabello, pero cada vez más mujeres usan las vinchas de manera poco convencional. ¿Qué quiere decir eso?, te preguntas. Estamos hablando de usar una vincha floja en la cabeza o sobre la frente. El peinado, digamos, hippie llama la atención rápidamente, y la mejor parte es que es perfecto para una mamá perezosa u ocupada.

Haz clic aquí para ver a Ashlee Simpson con esta apariencia inspirada en el estilo hippie.

Usa el pelo corto

Si no quieres preocuparte por tu cabello ni intentar ninguno de los consejos que mencionamos, debes optar por el pelo corto al estilo Katie Holmes. Es el tipo de peinado que requiere poco mantenimiento, si es que requiere. Simplemente puedes despertarte y salir a la calle. O, luego de una ducha rápida, sécalo con secador como de costumbre y vete. Con razón Katie se ve siempre tan fabulosa y relajada.

Imprimir

Pestañas de alfombra roja en un abrir y cerrar de ojos

Los nominados y ganadores del Oscar este año no fueron solamente vestidos de gala, gemas preciosas y peinados elevados en la alfombra roja. De hecho, el gurú del maquillaje, Christopher Drummond, un modelo convertido en artista del maquillaje profesional que lanzó su propia línea de cosméticos totalmente naturales y ecológicos de base orgánica Christopher Drummond Beauty, dice que los elementos indispensables de la "Alfombra roja" para los premios de la Academia en 2010 son las pestañas artificiales.

Todos usaron pestañas largas y exuberantes que llamaron la atención a la forma de los ojos, desde Zoe Saldana hasta Sigourney Weaver.

Según Drummond, existen diferentes tipos de pestañas artificiales: Las de cinta, las individuales y las parciales. Por lo general, las de cinta son las más fáciles y las individuales las más complicadas de aplicar. Cuando apliques las falsas, recuerda esto: La práctica hace al maestro. Nadie nunca lo hizo bien la primera vez. Requiere paciencia para aprender a hacerlo correctamente, y también perseverancia.

Drummond ofrece seis consejos para ayudarte a obtener ese aspecto con pestañas de celebridad de la alfombra roja.

  1. Aprende primero a aplicar las individuales

    De esta manera, será mucho más sencillo que aprendas a aplicar las de cinta. Para mí, las individuales son realmente más fáciles, porque estás tratando con un área más pequeña y si te equivocas, puedes quitarla y volver a empezar.

  2. Apoya la mano.

    Coloca la mano sobre la mejilla, o coloca el codo sobre la mesa, para que la mano esté estable. Si la mano está flotando en el aire, ¡hay muchas más posibilidades de cometer errores!

  3. Consejos para las pestañas de cinta

    Aplica una pequeña cantidad de pegamento a las pestañas y déjalo secar durante un breve período de tiempo antes de aplicarlas. Acerca la cinta lo máximo posible a la línea de las pestañas. Utiliza una herramienta para ayudarte a empujar las pestañas artificiales al lugar correcto.

  4. Comienza con la esquina interior del ojo y dirígete hacia afuera a la esquina exterior.

    Apoya la esquina interior, luego la esquina exterior y luego trabaja con el resto de la cinta entre medio de los dos puntos.

  5. Consejos para las pestañas individuales

    Asegúrate de apoyar la mano. No utilices demasiado pegamento. E intenta acercar la base de la pestaña artificial lo más cerca posible de la base de las pestañas naturales. Después de ubicarla, asegúrate de que esté apuntando en el sentido adecuado.

  6. Consejos para ambos

    Aplica una cinta que sea bastante fina y poco poblada. No hay nada peor que unas pestañas de travesti cuando intentas verte glamorosa. Luego, rellena la esquina exterior de las pestañas con pestañas individuales. Esto tendrá un aspecto naturalmente espléndido y hará que tus ojos se vean como si te hubieras hecho un estiramiento, resaltándolos y levantándolos a la perfección.

Imprimir

¿Necesitas un poco más de vitalidad?

  1. Prioriza el sueño

    Los estadounidenses, en especial las mujeres, padecen de privación del sueño crónica. Dormir inadecuadamente no solo consume la vitalidad de tus actividades diarias sino que, además, es nocivo para tu salud. Los expertos en el sueño recomiendan dormir profundamente entre siete y nueve horas cada noche. Ajusta tu cronograma para tener suficiente tiempo para dormir, y te sorprenderá cómo aumentará tu energía.

  2. Haz ejercicio diariamente

    Si te cansas de solo pensar en hacer ejercicio, deja de pensar y ponte en movimiento. Créase o no, gastar energía realmente produce energía. La actividad física fortalece los músculos y los huesos, y hace que te sea más fácil realizar tus actividades diarias. Además, estimula tu sistema inmunológico, que puede protegerte del aletargamiento producido por el resfrío y la gripe. Ponte como meta realizar 30 minutos de ejercicio por día.

  3. Ingiere comidas mínimas durante el día

    Una o dos grandes comidas por día son una receta segura para la fatiga. Una gran comida requiere energía digestiva, y quita energía de tu cerebro y el resto de tu cuerpo, y produce una eventual caída del nivel de azúcar en sangre, lo cual también puede hacerte sentir demasiado cansada. Comenzando por el desayuno, debes ingerir de cuatro a seis comidas más pequeñas, comiendo cada tres a cuatro horas. Esto hará que no te sientas física y mentalmente lenta, y te ayudará a mantener tu nivel de azúcar en sangre estable.

  4. Come comidas y bocadillos equilibrados

    Ya sea que se trate de un bocadillo o de una comida sustanciosa, asegúrate de que tenga carbohidratos complejos (granos integrales, frutas y verduras), proteínas (carnes magras, huevos, frutos secos y productos lácteos de bajo contenido de grasa) y grasas saludables (aceitunas, aceite de oliva, palta, lino y pescado grasoso). Ingerir los tres nutrientes en una comida te ayudará a obtener todas las vitaminas y los minerales que tu organismo necesita y, al mismo tiempo, te ayudará a mantener estables tus niveles de azúcar en sangre.

  5. Mantente hidratada

    La deshidratación es una causa común del cansancio. Comienza tu día con un vaso alto de agua fría y continúa bebiendo un vaso de agua cada dos horas. (Los expertos recomiendan tomar ocho vasos (de 8 onzas) de agua por día). Mantenerte hidratada no solo mantendrá alto tu nivel de energía, sino que también mejorará tu metabolismo y otras funciones del organismo.

  6. Relájate y desestrésate

    No es una sorpresa que el estrés es una falta de energía. Cansa tu cuerpo y tu mente, además de afectar tu sistema inmunológico y tu salud. Tómate 20 minutos por día para relajarte y desestresarte. Practica yoga, meditación o simplemente respira profundamente. Pide que te hagan un masaje, sal a caminar o toma un tranquilo baño de espuma. Incorporar medidas diarias para desestresarte despejará tu mente y tu cuerpo, y te ayudará a liberar tu energía interna.

  7. Establece como meta algo que prever

    Esperar que llegue algo divertido todos los días estimulará tu energía mental y física. Programa una cita con una amiga para almorzar, planifica una salida al parque con tus hijos, haz una cita con tu esposo o con una persona importante para ti; simplemente asegúrate de planificar algo que disfrutes. Simplemente eso te dará un empujón adicional para salir de la cama con ímpetu.

Imprimir

Mami quiere compañeritas: Ratos divertidos con amigos

Mami quiere compañeritas: Ratos divertidos con amigos

No te preocupes por encontrar a una niñera – reúnete con una mamá-amiga (o con cinco) para que tú y tu bebé puedan pasar un buen rato.

¿Nos arreglamos las uñas? Natasha Stocker de Santa Rosa, California es mamá de un niño. Una vez, Natasha le pidió a una manicurista una cita en casa. Incluso, le prometió muchos clientes: las amigas. Dice Stocker, "La que se hacía las uñas era ‘mamá en pausa’. Las demás mamás cuidaban al niño. ¡Fue muy divertido recibir esa atención tan especial juntas y sin tener que buscar a una niñera!"

Organiza un almuerzo tipo ‘potluck’. "Cada persona puede traer un plato diferente", sugiere Rayne Devivo de Normal, Illinois; madre de dos hijos. A Rayne le encantan los almuerzos así. "Túrnense el papel de anfitriona." Mientras los adultos conversan, los bebés juegan. Un consejo: ¡No te olvides del corralito!

Vete. Si, en serio. Llevando al niño en un portabebés, ponte los tenis y vete de excursión con los amigos. Si vas con un recién nacido, ve por el sendero fácil.

Sé una mama de playa. Es el lugar perfecto para pasar el verano. También es igual de perfecto fuera de temporada. Kelly Faust de Philadelphia es una madre con un par de mellizas (¡Dios mío!). Dice Kelly, "Cuando mis niña eran pequeñas, vivíamos cerca de la playa. Pasábamos horas y días allí. Me reunía con mis amigas para hablar de todo mientras que los niños se entretenían entre ellos."

Sé toda una artista. Ve a un museo con tu MMA (Mejor Mami-Amiga) ¿Quién sabe? Puede que tu bebé le saque más gusto a aquella abstracción pictórica que tú."

Imprimir

Contrata conocimiento.

Es fabuloso si haz confiado en miembros de la familia que están dispuestos a darte una mano con el cuidado del niño, y pueden hacerlo, pero esto no siempre es posible. Si existe la posibilidad de que debas contratar a alguien que no conoces bien para que cuide a tu bebé, es muy importante que hagas tu tarea y formules las preguntas correctas. Aquí te mostramos algunas preguntas para comenzar:

1. “¿Me puedes decir tu nombre completo, dirección y número de teléfono?” Esto suena simple, pero es importante que te asegures de que tienes toda la información sobre alguien.

2. “¿Hace cuánto tiempo que conduces?” Si esta persona llevará a tu hijo de un lugar a otro, también pídele que te muestre la licencia de conducir y copia el número de la licencia. Considera seriamente realizar un control de antecedentes y de registros de conducción en línea.

3. “¿Puedes hablarme sobre las últimas familias con las que has trabajado? ¿Te importa si las llamo?” Pregunta y luego haz un seguimiento. Cuando hables con sus empleadores anteriores, formula preguntas específicas y abiertas, como “Cuéntame sobre Rebecca” y “¿Cómo es ella con los niños?”

4. “¿Qué haces cuando los niños se portan mal?” Es importante hablar con la niñera sobre las reglas de la casa y la disciplina. Autorízala para que use recreos o retenga galletitas, pero aclárale lo que piensas sobre el castigo físico.

5. “¿Cuánto cobras? ¿Aceptarías cheques?” Sé directa sobre lo que pagarás y cómo lo harás. Si ofreces empleo fijo, algunas niñeras pueden aceptar que les paguen con cheques al final de la semana.

6. “¿Qué harías si un niño de un año (o de dos o tres años) está aburrido?” Ese tipo de pregunta puede darte un buen indicio si la niñera tomará la iniciativa para entretener a tu hijo de forma creativa o si simplemente lo hará mirar televisión.

7. Finalmente, antes de contratar a alguien, pregúntate: “¿Qué me dice mi intuición?” Aunque una niñera posible dé todas las respuestas correctas y parezca perfecta para el puesto, confía en tus instintos. Si algo te parece mal sobre alguien por cualquier motivo, no dejes a tu hijo con esa persona.

Sandy y Marcie Jones son las autoras de Great Expectations: Baby’s First Year. Solicita tu copia de Barnes & Noble.    

Imprimir

Internet está repleta de toda clase de ayudas para facilitar un poco la paternidad. Desde los rastreadores de mensualidades hasta la mantención estricta de los cronogramas, los padres utilizan Internet para ayudarlos a permanecer al tanto de todo. Los cronogramas pueden controlarse, no con un solo libro, sino con un calendario que toda la familia puede ver en línea. Ésta es una revolución asombrosa para la paternidad.

¿Por qué utilizar la tecnología?

¿Por qué los padres acuden a las herramientas en línea para que los ayuden? Actualmente, las personas están más ocupadas que nunca, administrando el hogar y criando a los hijos. El manejo de alta tecnología ayuda a las mamás a organizarse y planificar, lo que le permite tener más tiempo para su familia.

"Como mamá soltera, ha sido un salvavidas a la hora de realizar el seguimiento de los cronogramas y las citas de cada uno. Entre la coordinación de fechas de juego, el recuerdo de los cumpleaños e incluso la toma de notas y recordatorios para mí misma mientras estoy en el automóvil, realmente lamento no haberlo adoptado [antes]. El aparato y la información que contiene, han sido invaluables", admite la escritora y experta en medios sociales Cate O'Malley, que escribe blogs en Sweetnicks.com.

O'Malley dice que los cambios en el manejo de la tecnología; como las compañías de teléfono que configuran teléfonos inteligentes para sus clientes; han facilitado el salto al tren tecnológico.

Entonces, ¿de qué manera utilizan la tecnología los padres?

La mamá Laura Sherman utiliza Famzoo.com para realizar un seguimiento de la mensualidad de sus hijos. "Probé con las mensualidades manuales, pero tuve varios problemas con ese enfoque. Con tres niños y el caos general que es nuestra vida, en ocasiones me olvidaba. Además, los niños inevitablemente terminaban devolviéndome el dinero porque pedíamos algo en línea y yo pagaba con mi tarjeta de crédito. Famzoo me permite configurar mensualidades automáticas para que nunca me olvide; o tenga que recordarlo", dice Sherman.

Mejor aún, Famzoo permite que Sherman ingrese las tareas de sus hijos y que ellos las eliminen cuando están completas. Si no lo hacen, reciben una deducción en su mensualidad. "El sitio está bien organizado, es fácil de usar para mí y mis hijos y ha hecho que toda la mensualidad no sólo sea más manejable sino también más participativa", asegura Sherman.

Cinco aplicaciones de iPhone para padres

La sincronización de tu Google Calendar con tu Blackberry no es la única manera de aprovechar la tecnología en tu teléfono inteligente. La sorprendente variedad de aplicaciones de iPhone también puede ayudar. Y realmente, tantas personas tienen iPhones actualmente que no resulta sorprendente ver que los padres también los utilicen para que los ayuden con la paternidad.

Estas cinco aplicaciones son perfectas para los padres:

  1. White Noise (Ruido blanco) — ¿Necesitas algo de ruido ambiente para que te ayude (¡o ayude a tu bebé!) a dormir mejor? Esta aplicación actúa como uno de esos radios despertadores de ruido blanco, proporcionando una selección de sonidos para ayudar a calmarlo para dormir.
  2. GoodFoodNearYou (Alimentos buenos cerca tuyo) — Esta aplicación no sólo te ayudará a encontrar alimentos cerca tuyo, dondequiera que estés, sino que además te ayudará a ubicar también el contenido nutricional. ¡Anotación! Tu familia puede comer afuera y realizar opciones saludables un poco más fácil con esta aplicación.
  3. Shutterfly para iPhone — ¡No pierdas esas fotos adorables que tomaste con tu iPhone! Con Shutterfly para iPhone, puedes cargar y compartir las fotos. Incluso puedes imprimirlas, aunque probablemente no sean las mejores fotos que hayas tomado en tu vida.
  4. Birthday Notification (Notificaciones de cumpleaños) — Algunos días es difícil recordar tu propio nombre, y ni hablar de los cumpleaños de todas las personas. Allí es donde entra en acción esta aplicación. Con todos los cumpleaños importantes que necesita recordar grabados, nunca se olvidará ni volverá a parecer una mamá atosigada. ¡Anotación!
  5. AllRecipes DinnerSpinner — ¿Quién no tiene una noche en la cual preparar la cena parece casi imposible? (¡Especialmente porque no tienes idea de qué van a comer!) Con DinnerSpinner, selecciona todas las variables: cronometraje, ingredientes, plato, etc. — y muestra opciones que satisfacen tus criterios. Con seguridad, no servirá la comida de tus hijos, pero puede ayudarte a pensar qué hacer de una manera más fácil.

Imprimir

Ir más allá de ajó ajó

¿Qué es el lenguaje infantil?

Es momento de confesar. Soy patóloga del habla y del lenguaje, y hablo con los bebés en "lenguaje infantil". No solo disfruto de hacerlo, sino que además, sostengo que es bueno para ellos.

El lenguaje infantil se refiere a palabras del vocabulario estándar que los adultos han modificado para que le sea más fácil al bebé decirlas. Contienen sonidos más sencillos, sílabas más cortas y muchas repeticiones. Por ejemplo, la palabra perro en idioma infantil es "guau guau", para chupete es "pete", para hacer pis es "pi pi", etc.

Además de usar diferentes palabras con los bebés, es natural que los adultos exageren al máximo, reduzcan el ritmo y simplifiquen la estructura de las oraciones. Cuando un bebé entra en la sala, presta atención a la manera en que elevas el tono de voz y comienzas a hablar de manera tonta. Esta es una manera instintiva de comunicarse con los bebés y hace que aprender a hablar sea divertido para los adultos y para los bebés también.

El lenguaje infantil es una variación del lenguaje adulto, inventada por adultos y transmitida a cada generación de bebés; su única finalidad es enseñarles a los niños a hablar.

La ciencia del lenguaje infantil

Peter Farb, lingüista y antropólogo, llevó a cabo un estudio fascinante sobre el lenguaje infantil. Investigó el vocabulario de seis idiomas muy diferentes: el inglés, el español, dos idiomas asiáticos, el comanche y el idioma de una comunidad analfabeta en Siberia.

Descubrió que cada uno de estos idiomas tenía su propio vocabulario de lenguaje infantil. Si bien cada bebé dice las palabras de manera diferente, obviamente, en cada cultura, los temas eran asombrosamente similares.

En todos los idiomas estudiados, las palabras del lenguaje infantil se referían a comer, dormir, ir al baño, buen o mal comportamiento, nombres de animales y términos para referirse a los parientes cercanos. Estos son los tipos de palabras que son más importantes en la vida de cada bebé.

Mi propia experiencia

Cuando mi hija, Isabel, estaba recién comenzando a hablar, había muchas cosas que quería decir pero no podía, porque las palabras que necesitaba contenían sonidos de consonantes que eran demasiado difíciles.

Por ejemplo, a los 18 meses, uno de sus gustos favoritos era el pochoclo, pero aún no podía pronunciar el sonido de la "c". Al recordar que una de las normas para crear una palabra en lenguaje infantil es simplificar, comencé a llamar al pochoclo "pocho-pocho". Esta palabra nueva que podía pronunciar le encantó, al igual que el poder que le dio para obtener lo que quería.

A menudo Isabel se adelantaba a inventar palabras en el lenguaje infantil. Cuando cumplió dos, se refería a nuestro gato "Smokey" como "Mo". Unos meses más tarde, comenzó a llamarlo "Mokey" y, finalmente, "Smokey", cuando maduró y pudo pronunciar los sonidos más difíciles. El lenguaje infantil parece haberla ayudado a progresar naturalmente de una etapa del habla a la siguiente.

Hay muchos beneficios de la durante años respetada tradición de hablarles a los niños en lenguaje infantil. Los bebés practican con sonidos simples y sílabas cortas, y una gran cantidad de oportunidades de repetir. No desaproveches la oportunidad de hablar estas palabras especiales con tu bebé.

Imprimir
Buscar contenido
Cerrar
close

Nuestro sistema de puntos ha cambiado

Estamos cambiando nuestro sistema de Puntos de Recompensa para mejorar nuestro programa de Recompensas Huggies® y ofrecerte más formas de ganar puntos. Estamos multiplicando por 10 el costo de los artículos de Recompensas. Pero no te preocupes, ¡tu saldo de puntos también se multiplica por 10!

Our Points structure has changed

Mira cómo han cambiado las Recompensas

Mira este video útil para saber más acerca de todas las grandes mejoras introducidas en el programa de Recompensas Huggies®.

Dile adiós a los códigos de recompensas

¡Lo pediste, lo tienes! Presentamos dos nuevas maneras de obtener tus puntos de Recompensas Huggies® al comprar: el envío de un recibo y la vinculación de una tarjeta de fidelización, exclusivo de Recompensas Huggies®

Huggies Rewards Submit Receipts instead of Rewards Codes

Envía tus recibos

¡Hay una manera más rápida de obtener tus Puntos de Recompensas Huggies®! Sube y envía una foto de tu recibo de compra de pañales y toallitas Huggies® para ganar puntos. Además, ¡podrás duplicar los puntos cuando envíes tu primer recibo! 

Enviar mi primer recibo
Huggies Rewards Submit a receipt for points

¡Gana más puntos!

¡Ahora hay más formas de ganar puntos! Desde leer artículos y realizar encuestas, hasta compartir en Facebook y Twitter. ¡Más formas de ganar significan más maneras de amar a Huggies®!


Mi página de puntos extra
Huggies Rewards Contact Us

¡Bienvenido/a, !

We're Sorry. The Huggies Rewards service is under maintenance and is temporarily unavailable. Please try again later.

Súmate a Recompensas Huggies

Al hacer clic en REGÍSTRATE, aceptas los Términos y condiciones de Huggies®Recompensas.

¡Regístrate ahora y recibe 500 puntos gratis! También comenzarás a ganar puntos de recompensa por todas tus compras. Los puntos obtenidos pueden canjearse por tarjetas de regalo, pañales y toallitas gratis, ¡y muchísimo más!

Volver arriba

©2016 KCWW.TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

AdChoices