Quiero precisar más mis resultados
Filtrar
Cerrar filtro
Tipo de contenido
Edad del bebé

Cambio de pañales

¿Quién hubiera dicho que algo tan simple como cambiar los pañales de tu bebé podía generarte tantas dudas? Huggies te ofrece datos, consejos e instrucciones para que el cambio de pañales sea un momento feliz.

Lo lamentamos, no hemos encontrado resultados.

  • Utilice menos filtros
  • Restablecer sus criterios y probar diferentes filtros

O intentan navegar todas las categorías .

El cambio es bueno

Aquí aprenderás a dominar el delicado arte de cambiar pañales. Cuando cambiar pañales no deje de ser una tarea más, descubrirás que tú y tu bebé pueden disfrutar juntos esta rutina diaria. Con el paso de los años aprendimos mucho sobre el cambio de pañales y hemos recopilado aquí las mejores sugerencias.

Prepara lo esencial

La mayoría de los padres coincide en que un cambiador bien planificado hace que cambiar pañales sea más rápido y más sencillo. Mantén los elementos esenciales a mano (pero fuera del alcance del bebé) en estantes cercanos. Los elementos esenciales incluyen: pañales, toallitas húmedas, loción para bebés (crema o aceite), algodón, vaselina, crema para la dermatitis del pañal y polvo líquido contra la dermatitis del pañal.

Dado que los bebés que están entretenidos son bebés que no se contonean ni se retuercen, dale a tu bebé algo para mirar mientras lo cambias como un espejo irrompible o un dibujo colorido. Luego, cuando el bebé ya pueda agarrar objetos , procura tener sus juguetes favoritos a mano.

Tan sencillo como el 1-2-3

Paso 1

Acuesta cuidadosamente a tu bebé sobre una superficie plana y limpia. Despega al pañal sucio y sostén las piernas de tu bebé tomando ambos tobillos en una mano. Retira el pañal sucio y limpia cuidadosamente la cola y los pliegues de tu bebé con Toallitas húmedas HUGGIES® y asegúrate de limpiar la cola de tu bebé de adelante hacia atrás.

Paso 2

Ahora aplica el gel, la crema o el polvo que vas a usar. Si vas a usar talco para bebé o almidón de maíz, aplícalo primero en tu mano y luego en tu bebé. De esa manera evitarás que tu bebé aspire una nube de polvo. O utiliza polvos líquidos que no contienen partículas volátiles.

Paso 3

Luego, desliza un pañal limpio debajo de tu bebé de manera tal que las cintas queden en la parte de atrás. Sube el pañal entre las piernas del bebé, asegurándote de que quede derecho para que envuelva sus caderas en forma uniforme. Despega las cintas, colócales en la parte delantera del pañal y presiona firmemente para pegarlas. Para un ajuste ceñido, cierra primero el lado más cercano a ti. Luego, gira a tu bebé hacia ti para ajustar y pegar el otro lado. Trata de mantener la unión de las partes delantera y trasera lo más prolija posible para que el pañal se ajuste a la cintura de tu bebé cómodamente.

Si deseas ajustar o arreglar el pañal, simplemente levanta las cintas y reacomódalas en cualquier parte de la "zona de aterrizaje," que a menudo se identifica con personajes coloridos y está cerca de la parte superior de la cintura. Las cintas de los pañales HUGGIES® pueden despegarse y volver a pegarse todas las veces que sea necesario.

Nota especial de seguridad: Ten en cuenta que hasta un recién nacido puede girar y caerse del cambiador. Así que usa un cambiador con un cinturón o mantén una mano sobre el bebé todo el tiempo.

Lo último sobre el popó

La mayoría de los bebés evacuan el intestino entre una y diez veces al día y sus deposiciones en general son blandas. Pueden pasar semanas e incluso meses hasta que tu bebé tenga deposiciones bien formadas y consistentes. Si le estás dando el pecho, tu recién nacido puede evacuar el intestino cada vez que coma y las deposiciones serán mucho más blandas que las de los bebés que se alimentan a biberón. Algunos bebés pueden no evacuar el intestino durante tres días y es normal. Pero si tu bebé tiene problemas para evacuar el intestino o si no lo hace en más de tres días, llama al médico de inmediato.

También debes tener en cuenta que las deposiciones de los bebés que toman el pecho tienen un color amarillento verdoso y las de los bebés alimentados a biberón tienden a ser más oscuras.
Si notas un aumento en la cantidad de veces que tu bebé evacua el intestino o si notas un cambio en el color o el olor de las deposiciones, es posible que tu bebé tenga diarrea y debes consultar a tu médico de inmediato.

Y, dado que los recién nacidos tienen deposiciones blandas y frecuentes, asegúrate de que tu bebé use pañales con piernas y cintura elastizada. Le proporcionará un ajuste seguro para evitar las filtraciones.

El desconsuelo de la dermatitis del pañal

Incluso con el cambio de pañal más experto y cuidadoso, la dermatitis del pañal ocurre. Es una irritación que padece la mayoría de los bebés, en especial si tienen piel sensible. A pesar de su nombre, el pañal no provoca la dermatitis del pañal. Es provocada por una bacteria que reacciona con la orina en el pañal mojado del bebé y genera amoníaco. Lo que irrita la piel es el amoníaco y provoca pequeños granitos rojos o sectores de la piel enrojecidos y ásperos.

Los médicos dicen que mantener seco al bebé es la mejor manera de evitar la dermatitis del pañal. Así que, controla el pañal a menudo y cámbialo en cuanto detectes el menor indicio de humedad. Los pañales muy respirables como HUGGIES® también ayudan a mantener seca la piel de tu bebé. Desde luego, si tu bebé padece dermatitis del pañal leve, asegúrate de cambiar los pañales frecuentemente. Es posible que tu médico también te recomiende aplicar una fina capa de ungüento protector o vaselina en la zona afectada.

Muchas madres indican que dejar al bebé sin pañales durante 15 minutos al día ayuda a mejorar la dermatitis del pañal. Desde luego, si la dermatitis no mejora en un par de días, consulte a su médico.

Pañales para llevar

El bolso para pañales es una parte esencial del equipaje cuando te trasladas con tu bebé. Puedes comprar un bolso para pañales o puedes improvisar prácticamente con cualquier bolso amplio de lona o nylon.

¿Qué llevar? Prepárate para cualquier eventualidad colocando los siguientes elementos esenciales en tu bolso para pañales: un paquete de toallitas húmedas HUGGIES®, algunos pañales HUGGIES®, bolsas plásticas con cierres de alambre desecharlos más fácilmente, la crema, gel o ungüento protector que uses y, en un bolsillo separado del bolso, los biberones necesarios para alimentar al bebé durante el viaje. No olvides un juguete pequeño o sonajero para distraer al bebé mientras le cambias el pañal. Y los fundas descartables para cambiar pañales HUGGIES® son perfectas para cambiarlo fuera de casa. Protegen a tu bebé de las superficies antihigiénicas de los baños públicos y protegen los pisos, alfombras y muebles de las casas que visiten.

Imprimir

Vamos a cambiar los pañales, paso por paso

Poniendo pañales

Es importante elegir un lugar seguro para cambiar a tu pequeño. Incluso si está amarrado en el cambiador, puede escurrirse y salir, así que siempre mantén una mano sobre tu bebé. Colocamos un móvil por encima del cambiador para mantener a nuestro pequeño ocupado durante el cambio de pañal.

Cuando cambio a mi hija, tenemos un cambiador y todo lo que necesito en un área en la alfombra. De esa manera, no debo preocuparme por que mi hija acróbata termine aterrizando en el piso.

Antes de cambiar (o colocar) el pañal, es una idea inteligente contar con todo lo que necesitarás a mano y en un lugar seguro (fuera del alcance del bebé).

Lista:

  • Pañales limpios (algunos, en caso de que se salga una pestaña o que el bebé se ensucie inmediatamente)
  • Toallitas húmedas
  • Unidad de desecho de pañales (cubeta para pañales, Diaper Genie, cubeta de basura o bolsa)
  • Crema para el cambio de pañal (opcional)

Personalmente, yo no uso talco (incluso cuando hace calor), dado que la mayoría de los talcos para bebé se esparcen por todos lados (y no queremos que nuestro bebé lo aspire), así que, en su lugar, uso maicena. La maicena puede actuar como alimento de muchos tipos de bacteria (como las que causan candidiasis). De todos modos, ¡si quieres usar talco, es tu decisión!

Paso por paso

Estos son mis consejos para cambiar los pañales, un paso a la vez.

  1. Asegúrate de que tus manos estén limpias.
  2. Si estás cambiando al bebé en el cambiador de una tienda o incluso en el auto, coloca una toalla debajo del pequeño... por si acaso.
  3. Desabrocha los alfileres/el cubrepañal (si estás usando pañales de tela) o afloja las cintas del pañal descartable.
  4. Controla el contenido del pañal. Si está muy desparramado, es recomendable tener a mano toallitas adicionales (o un trapo).
  5. Si hay movimiento intestinal, utiliza el frente del pañal para empujar las heces hacia la cola del bebé. Luego dobla la parte frontal sobre la parte posterior, manteniendo el movimiento intestinal dentro de pañal, de modo que la cola del bebé se apoye por afuera de la parte frontal del pañal.
  6. A continuación, limpia el área del pañal, con cuidado de limpiar todos los pliegues y moviendo las heces hacia la cola del bebé. (Las niñas siempre deben limpiarse desde el frente hacia atrás, para evitar infecciones del tracto urinario y otro tipo de infecciones). Si estás cambiando a un niño, querrás protegerte a ti misma y a otras personas que estén mirando colocando un pañal (o un trapo) sobre el pene del bebé. ¡Nunca sabes cuando se producirá un llamado de la naturaleza, y a veces el aire frío que viene de afuera generará la necesidad!
  7. Con una mano, sostén a tu bebé suavemente cerca de los tobillos, y levanta sus piernas para limpiarle la cola. Nuevamente, asegúrate de colocar un pañal sobre el pene del bebé.
  8. Aplica pomada si es necesario y controla la presencia de enrojecimiento (o roce en el área en la que las pestañas del pañal puedan haber frotado y enrojecido la piel del bebé).
  9. Para colocarle un pañal nuevo, levanta al bebé de modo que puedas deslizar el pañal nuevo por debajo de la parte de atrás del bebé. Puedes lograrlo fácilmente sosteniendo al bebé por los tobillos con una mano y deslizando la parte posterior del pañal (para quienes usan pañales descartables, la parte posterior del pañal es el lado que tiene las pestañas, sin decoración).
  10. A continuación, ajusta las pestañas con las tiras decoradas que están en el frente del pañal descartable. Recuerda no ajustarlas demasiado y asegúrate de colocar las cintas de modo que no tengan contacto con la piel del bebé. Si estás usando pañales de tela, ajusta las esquinas usando alfileres de gancho y colocando tus dedos entre el pañal y el bebé, para evitar lastimarlo.
  11. Controla que el pañal cubra la parte de atrás del bebé completamente y que no esté demasiado ajustado en el área de las piernas o el estómago. Asegúrate de que los bordes del pañal no se hayan metido para adentro.
  12. Desecha el pañal sucio y lávate las manos.
  13. ¡Ahora estás lista para vestir a tu pequeño!

Imprimir

¿Cuáles son tus truquitos para cambiar al bebé a las carreras? | HUGGIES®

¡CONSEJOS DE MAMÁS!

¿Cuáles son tus truquitos para cambiar al bebé a las carreras?

Unos buenos truquitos para enfrentarte a las situaciones sucias cuando estés de marcha, gracias las mejores expertas de todos: las mamás.

Ten a mano un mínimo de tres pañales. "Siempre tengo al menos tres pañales en la pañalera: uno para la ensuciada segura, otra para la ensuciada de sorpresa y el tercero en caso de emergencia."

—Lori Rosen de Summit,Nueva Jersey; una madre de dos

Estate preparada. "Aprendí de los programas de cocina una técnica que se llama ‘mis èn place’ que significa ‘todo alistado’. Los chefs saben que haciendo todas los preparativos del caso les facilitarán el trabajo. He empleado está técnica con los pañales. Me aseguro de estar lista – con toallitas, una bolsa plástica y un cambio de ropa, todo antes de quitar el pañal".

—Taylor Newman de Austin, Texas; madre de un hijo.

Crea una distracción. "Mi móvil es mi truquito secreto. Pongo música infantil, lo ubico en el cambiador y mi bebé se queda cautivado".

—Stephanie O’Hara de Long Island, Nueva York; madre de un hijo.

Sé limpia. "Tengo una botellita de desinfectante de manos en la pañalera. Tengo más en casa. Uso el desinfectante después de cambiar al bebé para limpiarle los pies, las manos y cualquier otra parte que se haya ensuciado."

—Peggy Cheng, Oakland, California; una madre de dos.

Consigue un colchón cambiador portátil. "Me gusta usar un cambiador que se llama el Skip Hop Pronto. Es una bolsa sin asas que se convierte en un colchón cambiador. Viene con bolsillos para guardar toallitas, pañales y loción. También es muy delgado y cabe en esos no muy higiénicos cambiadores públicos, el baúl de mi carro o hasta en el suelo".

Nora McCarthy, Norwalk, Connecticut; madre de dos niños.

Sé chic. "Me compré un bolso extra grande, pero muy elegante. Hay espacio para las cosas del bebé y las mías. Si me toca cambiar al bebé fuera de la casa, tengo todo al a mano. ¡En vez de mamá cachivachera, me siento una mamá muy femenina!"

—Pamela Yonkin, Portsmouth, New Hampshire; madre de dos niños.

    

Imprimir

¿Qué hace que un pañal sea muy bueno?

Imprimir

Lista de la pañalera de mamá

Imprimir
Buscar contenido
Cerrar
close

Nuestro sistema de puntos ha cambiado

Estamos cambiando nuestro sistema de Puntos de Recompensa para mejorar nuestro programa de Recompensas Huggies® y ofrecerte más formas de ganar puntos. Estamos multiplicando por 10 el costo de los artículos de Recompensas. Pero no te preocupes, ¡tu saldo de puntos también se multiplica por 10!

Our Points structure has changed

Mira cómo han cambiado las Recompensas

Mira este video útil para saber más acerca de todas las grandes mejoras introducidas en el programa de Recompensas Huggies®.

Dile adiós a los códigos de recompensas

¡Lo pediste, lo tienes! Presentamos dos nuevas maneras de obtener tus puntos de Recompensas Huggies® al comprar: el envío de un recibo y la vinculación de una tarjeta de fidelización, exclusivo de Recompensas Huggies®

Huggies Rewards Submit Receipts instead of Rewards Codes

Envía tus recibos

¡Hay una manera más rápida de obtener tus Puntos de Recompensas Huggies®! Sube y envía una foto de tu recibo de compra de pañales y toallitas Huggies® para ganar puntos. Además, ¡podrás duplicar los puntos cuando envíes tu primer recibo! 

Enviar mi primer recibo
Huggies Rewards Submit a receipt for points

¡Gana más puntos!

¡Ahora hay más formas de ganar puntos! Desde leer artículos y realizar encuestas, hasta compartir en Facebook y Twitter. ¡Más formas de ganar significan más maneras de amar a Huggies®!


Mi página de puntos extra
Huggies Rewards Contact Us

¡Bienvenido/a, !

We're Sorry. The Huggies Rewards service is under maintenance and is temporarily unavailable. Please try again later.

Súmate a Recompensas Huggies

Al hacer clic en REGÍSTRATE, aceptas los Términos y condiciones de Huggies®Recompensas.

¡Regístrate ahora y recibe 500 puntos gratis! También comenzarás a ganar puntos de recompensa por todas tus compras. Los puntos obtenidos pueden canjearse por tarjetas de regalo, pañales y toallitas gratis, ¡y muchísimo más!

Por salir de esta página, se cerrará la sesión de su cuenta de Huggies. Por favor, complete su perfil para seguir conectado en

Volver arriba

©2016 KCWW.TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

AdChoices