Quiero precisar más mis resultados
Filtrar
Cerrar filtro
Tipo de contenido
Edad del bebé

Actividades y juego

Conseguir que tu pequeño duerma como un bebé puede ser más difícil de lo pensado. Huggies ha compilado artículos, consejos y respuestas para que tú y tu bebé duerman como angelitos.

Lo lamentamos, no hemos encontrado resultados.

  • Utilice menos filtros
  • Restablecer sus criterios y probar diferentes filtros

O intentan navegar todas las categorías .

Como hacer para que tu pequeño deje de morder | Consejos para un pequeño que muerde | Huggies.com

Como lograr que tu pequeño pare de morder

Si el juego favorito de tu niño es morder a los demás niños, es hora de enfrentarte a este problema.

El por qué los niños muerden

La razón principal: No saben cómo expresar, de ninguna manera, la frustración u otros sentimientos. "Morder, para los niños, es una manera efectiva de recibir atención", dice Wendy Sue Swanson, M.D., pediatra del Hospital de Niños de Seattle y portavoz de la Academia Americana de Pediatría. "Si un niño muerde a otro, aquel niño gritará y pronto vendrá un adulto. Es una manera de recibir atención".

Que debes hacer

"Hazle saber a tu pequeño que no vas a consentir semejante vicio – de ninguna manera", dice la Dra. Swanson. "Si no te enfrentas a este problema de manera efectiva e inmediata, seguramente lo continuará haciendo". Agáchate para llegar a la altura de tu pequeño, míralo a los ojos y dile, "No puedes morder a las personas. Eso duele". Luego, consuela al otro niño; dile, "Que pena que esto haya ocurrido. Nadie debe morder a los demás. Voy hacer todo lo posible para que esto no vuelva a ocurrir". Si no está el papá y la mamá, lava su herida con jabón y agua. Si fue lesionado por culpa del mordisco, llévalo al doctor.

¿Qué pasa si tu pequeño decide morderte a ti?"Míralo a los ojos y dile, ‘Eso me dolió’, y aléjate un poco de él", dice Swanson. "Por ejemplo, aléjate de él por unos minutos para que no tenga el gusto de estar sentado contigo".

Para evitar los mordiscos en el futuro, enséñale el propósito de las bocas, recomienda la Dra. Swanson. Dile, "¡Qué bien que estás comiendo tu merienda! Para eso son las bocas – para comer, no para morder a las personas’".

Lo que no debes hacer

No te vayas a sorprender… pero trata de no gritarle; como todo lo demás relacionado a la niñez, tu niño no aprenderá si le gritas. Tu niño no está actuando "mal" a propósito - simplemente está aprendiendo la diferencia entre lo que está bien y lo que está mal. Pero no le quites la importancia debida; tu pequeño tiene que aprender que morder es algo serio. (Y no vayas a morderlo, ni en broma. Mordiendo de manera suave y juguetona sus deditos o mejillas cuando tu pequeño era un recién nacido estaba bien, pero un niño pequeño que suele morder no entenderá la diferencia entre lo que haces tú y lo que está haciendo él).

Imprimir

10 excursiones de verano para los más pequeños

¡Ya casi llega el verano! ¿Puedes sentirlo? Es hora de relajarse, divertirse y crear recuerdos duraderos. Quizá tu pequeño no recuerde todo lo que pasó este año, pero ese no es motivo para que cada excursión no sea una experiencia maravillosa y mágica. Echa un vistazo a esta lista de divertidas excursiones de verano para tus bebés y niños pequeños.

¡Ya casi llega el verano! ¿Puedes sentirlo? Es hora de relajarse, divertirse y crear recuerdos duraderos. Quizá tu pequeño no recuerde todo lo que pasó este año, pero ese no es motivo para que cada excursión no sea una experiencia maravillosa y mágica. Echa un vistazo a esta lista de divertidas excursiones de verano para tus bebés y niños pequeños.

El mercado de agricultores. ¡Aprovecha la deliciosa y fresca fruta de verano que inunda los puestos! Señala todos los diferentes colores. Deleita sus papilas gustativas con muestras deliciosas. Haz que tu pequeño explore las diversas texturas, desde melocotones ásperos hasta cerezas lisas. Escucha los sonidos de los artistas callejeros que llegan a los oídos de quienes van temprano al mercado. Y sobre todo, no te olvides de parar, oler, ¡y comprar! las flores de estación.

El zoológico. ¿Por qué el zoológico es tan especial en verano? ¡Los animales chapotean en el agua para refrescarse! Los pequeños estarán encantados de ver a sus animales favoritos mientras disfrutan tanto de su "momento de bañarse".

Piscina comunitaria/parque acuático local. Saca provecho de todo lo que tu comunidad tiene para ofrecer. Siempre hay un sector de la piscina o del parque acuático para los más pequeños. Es un momento maravilloso para que tanto tú como tu bebé se refresquen mientras se divierten. Anímate y hazte amiga de otros padres. ¡Hola, compañeros de verano!

La playa. ¡Es la excursión de verano por excelencia! ¡Castillos de arena, olas y conchas marinas! Hay mucho por explorar en la playa. La primera vez de tu pequeño será una experiencia increíble... desde los diminutos granos de arena entre sus diminutos pies, hasta el agua llegando a la orilla. Su primera experiencia de verano en la playa será el origen de muchos más recuerdos. Llévate una concha marina a casa como recuerdo.

El lago. ¿No te gusta la playa? ¡No hay problema! Busca un lago en tu área. Los lagos son un lugar hermoso para llevar a los pequeños. El verde de los árboles, el movimiento suave del agua y el aire fresco lo convierten en un ambiente muy tranquilo y sereno. Toma un paseo en barco alrededor del lago para que tu pequeño vea todo desde una nueva perspectiva. ¡No olvides los chalecos salvavidas!

Festivales al aire libre. El comienzo del verano es sinónimo de festivales al aire libre que tienen de todo, ¡desde comida y música hasta arte! Explora algunos de ellos este verano para crear recuerdos emocionantes. Tal vez el amor de tu niño por los espárragos comience en el festival de los espárragos.

La feria estatal. ¡Disfruta de tu estado y del verano en un mismo lugar! Los niños pequeños pueden hacer muchas cosas. Acariciar animales de granja locales. Bailar con la música de las bandas locales. Probar pasteles caseros. Llevar una pequeña artesanía a casa. ¡Ver los fuegos artificiales! Sin duda, un día muy completo y emocionante.

Cosecha de fruta. ¡Lleva a tu pequeño a recoger las frutas de verano que más le gustan! Es una fantástica experiencia de aprendizaje donde podrá descubrir de dónde viene su fruta favorita y cómo crece. Disfruta viendo a tu niño comer hasta quedar satisfecho. Asegúrate de llevar muchas frutas a casa para crear nuevas y deliciosas recetas.

Caminatas. Aprovecha las mañanas más cálidas y sal a caminar. Estar en la naturaleza es muy importante para el desarrollo y el sentido de identidad del niño. Si tu pequeño puede caminar, bájalo de su cochecito o portador para que pueda explorar y caminar contigo. Tómate tu tiempo para descubrir las plantas nativas. Señala animales o insectos. Anima a tu pequeño a tocar rocas, troncos de árboles y hojas. Seguramente, gracias a la calma del lugar y a la caminata, dormirá una gran siesta.

La biblioteca. A veces hace demasiado calor para salir y lo más agradable es pasar un tiempo en algún lugar cerrado. Visita tu biblioteca local para disfrutar de los libros favoritos de tu pequeño, ¡y del aire acondicionado! Elige libros temáticos sobre la playa, los jardines de verano y el sol. Lo más probable es que haya más niños y que tu pequeño pueda jugar y leer con ellos.Le marché des agriculteurs.

Imprimir

5 consejos para planificar unas vacaciones en familia

¿Has definido cuándo salir de vacaciones con tu familia y no sabes cómo seguir? Sin duda, viajar con bebés, niños pequeños o niños grandes requiere planificación por anticipado, más allá de que viajes en auto o en avión.

Pero antes de comprometerte con un destino específico, podría ser útil explorar las últimas tendencias en viajes familiares.

“Las familias de hoy buscan experiencias”, dice Suzette Mack, una asesora de viajes independiente y especialista en viajes familiares de Brownell Travel, en San José, California. “No están buscando lugares que ofrezcan programas donde dejar a los niños. Lo que están buscando es turismo de aventura y actividades únicas que puedan disfrutar junto a sus hijos”.

¿Estás lista para planificar un gran viaje familiar que creará recuerdos para toda la vida? Tu aventura familiar no tiene que incluir un alojamiento de lujo o un destino internacional para quedar en el recuerdo. Hay un montón de aventuras esperando en parques nacionales y otros lugares de diversión locales.

Estos son algunos consejos a tener en cuenta a la hora de empezar a planificar tus próximas vacaciones familiares.

No sigas a la multitud

Aunque elegir un destino o complejo hotelero en base a opiniones o recomendaciones personales puede ser tentador, no siempre es una estrategia exitosa. Antes de decidir sobre tu destino final, tómate un poco de tiempo para pensar qué le gusta hacer a tu familia y qué tipo de actividades la hacen feliz. Algunos destinos pueden parecer geniales cuando los vemos en Internet, pero si el lugar no coincide con aquello que le gusta a tu familia, entonces no vale la pena el esfuerzo o el gasto.

Tómate tu tiempo

Hacer demasiadas cosas es probablemente el error más común durante las vacaciones familiares. Tratar de ver y hacer demasiado puede ser contraproducente, y hace que todos se sientan apurados y agotados. “Los niños necesitan mucho más tiempo de descanso en las vacaciones que los padres, por lo que los viajes familiares deben tener un ritmo acorde”, aconseja Mack. Dejar unas cuantas tardes libres debería ser una prioridad. Lograr un equilibrio entre el tiempo de descanso y el turismo activo ayudará a que los niños estén felices.

Gasta en lujos razonables

A la hora de viajar con niños, cuanto más fácil, mejor. Si tienes el presupuesto, haz algún gasto adicional que ayude a que el viaje sea más fácil para ti y tu familia. Por ejemplo, cuando llegues a una nueva ciudad, contrata a un guía turístico que te ayude a aclimatarte a tu destino. Si tus planes incluyen viajes internacionales, gasta en un transporte privado para tener la tranquilidad de saber que alguien te recogerá en el aeropuerto y te llevará a ti (y a tu cansada familia) al hotel sin sorpresas inesperadas.

Considera la posibilidad de un crucero

Si tienes el presupuesto, y un crucero es algo que tu familia disfrutará, entonces debes saber que hay buenas ofertas para este tipo de vacaciones. “He tenido clientes que han conseguido ofertas increíbles en cruceros a tan sólo una o dos semanas de la partida”, dice Mack. “Esto se debe a que eran flexibles y no les importaba el tipo de barco o camarote que les tocaría”. Ten en cuenta que los camarotes contiguos y otros sitios bien ubicados se suelen vender primero.

Prepárate para viajar con un bebé

Sin duda, es posible tomarse unas vacaciones con tu pequeño; sólo es necesario planificar por anticipado y organizar la logística. La mejor opción es no trasladarse mucho y permanecer en los mismos alojamientos durante todo el viaje para minimizar el estrés, tanto tuyo como del bebé. También puede ayudar hacer las cosas de una manera más lenta a la que suelen hacerse en un viaje de adultos. Si viajas fuera del país, elige un destino donde conozcas el idioma. Y, por supuesto, recuerda llevar un equipaje liviano.

Imagen : Getty

Imprimir

Los beneficios de jugar con agua

¿Recuerdas cuánto solías disfrutar de jugar con agua cuando eras una niña, o lo entusiasmada que estabas cada vez que pasabas el día en la playa o la piscina?

Ahora que vas a tener un hijo, podrás compartir con él la magia de jugar con agua. Y tu pequeño no sólo se divertirá, sino que estará aprendiendo y creciendo al mismo tiempo.

Cuatro maneras en que jugar con agua fomenta el desarrollo saludable

No cabe duda de que la combinación niños y agua es sinónimo de un momento divertido, pero no se trata sólo de diversión y juegos. Estas son cuatro grandes maneras en que los juegos con agua pueden ayudar a promover el desarrollo saludable de tu hijo.

1. El juego con agua estimula el desarrollo físico

El juego con agua es el mejor ejercicio para el cuerpo. “El agua proporciona resistencia, lo que ayuda a adquirir fuerza”, explica Claire Lerner, Asesora Superior de Crianza en ZERO TO THREE. Además, señala que los beneficios de jugar con agua se multiplican cuando el niño está flotando o nadando, ya que la inmersión en el agua significa que también tendrá que desarrollar importantes habilidades de equilibrio y coordinación.

2. El juego con agua vuelve más sociables a los niños y, de alguna manera, ayuda a minimizar los conflictos

Los niños no tienen que pelearse por el agua, porque hay agua suficiente para todos. En consecuencia, los juegos con agua “pueden dar lugar a intercambios menos intensos que si estuviesen sentados en el suelo con un montón de trenes y todos quisiesen el furgón de cola”, explica Lerner. Aún más, las propiedades calmantes del agua pueden ayudar a los niños a regular sus emociones y su conducta, lo que significa que hay menos posibilidades de que surjan conflictos.

3. El juego con agua estimula el descubrimiento

No es de extrañar que tu científico en potencia esté fascinado con el agua. Hay muchos principios científicos por descubrir, desde ver cómo reacciona el agua cuando soplan a su alrededor hasta tratar de predecir qué elemento se hundirá y cuál flotará (entre una esponja y un barco, por ejemplo). Otra de sus ventajas es que es un juego de descubrimiento muy accesible. No necesitas salir a comprar un montón de juguetes nuevos. Sólo tienes que utilizar lo que ya tienes, y eso incluye artículos de uso doméstico como vasos de plástico para medir.

4. El juego con agua estimula la creatividad y la imaginación

Piensa en lo que sucede cada vez que un grupo de niños juega en el agua: todo se trata de imaginación. “Ves a los niños crear juegos sobre quién es el tiburón y quién es el delfín”, dice Lerner. Este tipo de juegos de rol ofrece a los niños la oportunidad de desarrollar una amplia gama de habilidades. Estimula la narración y promueve las habilidades de lenguaje y de perspectivas (la capacidad de ver las cosas desde el punto de vista de otra persona).


Como puedes ver, los beneficios de jugar con agua son bastante amplios. “Los juegos con agua fomentan todas las áreas del desarrollo”, dice Lerner. “Eso es lo bello. No son unidimensionales”.

Comencemos

¿Estás lista para chapotear?

Pongamos en práctica los juegos con agua.

  • Busca maneras rápidas y fáciles de incorporar el juego con agua a la rutina regular de tu familia (por ejemplo, en la bañera o el fregadero de la cocina).
  • Completa esas experiencias de juego con agua en el hogar con actividades acuáticas en tu comunidad (en el centro de recreación local) y en otros sitios (por ejemplo, eligiendo un hotel con piscina la próxima vez que viajes con tu familia).

No olvides llevar algunos trajes de baño desechables Little Swimmers® de Huggies®, ya que muchas piscinas los exigen si tu hijo aún no va al baño. Asegúrate de recordar siempre que tienes que prestar más atención a la seguridad cuando tu hijo esté jugando en el agua o cerca de ella; haz que esté siempre al alcance de tus brazos y elimina distracciones como los smartphones.

Imagen : Getty

Imprimir

5 actividades familiares divertidas para el invierno

Cuando el aire se vuelve más frío y los días se hacen más cortos, mantener entretenido a tu pequeño puede llegar a ser más que un desafío. Sin embargo, hay muchos actividades de interior y al aire libre divertidas que pueden ayudar a vencer el aburrimiento y a que tu hijo esté activo y ocupado durante los meses de invierno.

Visita un museo o acuario


Si conoces un museo para niños con exposiciones prácticas, por lo general puedes comprar una suscripción familiar con acceso en horarios exclusivos y entradas a eventos y espectáculos programados. Un acuario significa horas de entretenimiento, ya que tu hijo puede ver la vida marina y tiene mucho espacio para correr en el interior.

Inscribe a tu pequeño en clases de natación


El invierno es el momento perfecto para inscribirte junto a tu bebé en clases de natación en la piscina cubierta de un club o gimnasio local. Si toma clases durante los meses de invierno, tu niño adquirirá confianza y habilidades que puede seguir desarrollando una vez que el clima se vuelva más cálido. Además, tiene la ventaja de que tú y tu hijo podrán compartir un momento juntos en el agua. No olvides los trajes de baño desechables Little Swimmers® de Huggies®, que la mayoría de las piscinas requieren para aquellos niños que aún no van al baño.

Aventura en un parque acuático de interior


No necesitas días de playa para ir al agua. Consulta tu guía local y busca parques acuáticos de interior cercanos con áreas específicas para niños menores de 5 años. Estos parques son una gran oportunidad de crear recuerdos duraderos, y brindan la oportunidad de disfrutar de un poco de diversión en el agua a pesar del clima gris.

Cuentos en la biblioteca


Muchas bibliotecas locales tienen una sección especial con tiempos de lectura en voz alta para niños pequeños. La lectura de cuentos es una gran oportunidad para que tu hijo juegue con otros niños y conozca algunos maravillosos libros ilustrados, todo en el cálido ambiente de una biblioteca. Como beneficio adicional, ¡el acceso a la biblioteca siempre es gratis!

Crea un espacio de arte


Si tienes contenedores con materiales artísticos para niños pequeños, tu hijo y sus amigos podrán disfrutar de actividades creativas en el interior durante un frío día de invierno. Marcadores lavables, pinturas para dedos, adhesivos, sellos y tinta fáciles de agarrar, blocs grandes de papel artesanal y plastilina pueden proporcionar horas de diversión a tu hijo. Prepara una mesa y sillas para niños en una esquina, para que tu pequeño pueda llegar fácilmente a sus materiales. Debe ser sencilla y organizada para que tu hijo pueda ayudar a limpiar una vez que haya terminado con sus obras maestras.

Los meses de invierno no tienen por qué significar aburrimiento y claustrofobia. Planifica una escapada con experiencias interesantes y divertidas para ti y tu familia, y asegúrate de aprovechar las actividades específicas para el niño. Un poco de preparación puede ayudar a superar la tristeza del invierno y a divertirse durante todo el año.

Imagen : Getty

Imprimir

¡La educación con música es lo más!

Dicen que la música es el lenguaje universal. No importa de dónde vienes o cuál es tu pasado, una buena melodía es algo que todos pueden disfrutar y comprender. Entonces la música debe tener algo, ¿no?

  1. La música estimulará el poder de su cerebro.

    ¿Quieres darle a tu hijo una ventaja mental? La música puede hacer eso. "Cada vez más estudios demuestran una correlación entre el logro académico más alto con los niños que están expuestos a la música", dice la especialista en música para niños, Meredith LeVande de MonkeyMonkeyMusic.com. "La música simplemente estimula partes del cerebro que están relacionadas con la lectura, la matemática y el desarrollo emocional".

  2. La música mejorará su memoria.

    ¿Dónde guardé ese zapato? Ésa es una pregunta que se hace demasiadas veces en demasiados hogares con niños. Ayuda a tus hijos a recordar más (y aprender más) con música. "Una investigación más profunda ha demostrado que la participación en la música a una edad temprana puede ayudar a mejorar la capacidad de aprendizaje de un niño y su memoria, ya que estimula patrones diferentes del desarrollo cerebral", dice el Maestro Eduardo Marturet, director de orquesta, compositor y director musical de Miami Symphony Orchestra.

  3. La música los ayuda socialmente.

    Según los expertos, elegir un instrumento puede ayudar a tu hijo a insertarse en el ámbito social. "Socialmente, los niños que participan en un grupo o conjunto musical aprenden habilidades de vida importantes", dice Marturet, quien también supervisa el programa de artistas jóvenes MISO en el sur de Florida, el cual les permite a los músicos jóvenes afinar sus habilidades musicales como parte de una orquesta profesional.

  4. La música genera confianza.

    ¿Existen algunas áreas de vida que no se mejoran con una buena confianza? Probablemente no. Y si quieres que tu hijo desarrolle su confianza, aprender a tocar un instrumento musical puede ser muy útil.

    "Descubren que pueden desarrollar una habilidad ellos mismos, que pueden mejorar cada vez más", dice Elizabeth Dotson-Westphalen, maestra de música e intérprete.

  5. La música enseña paciencia.

    Vivimos en un mundo de satisfacción instantánea, pero la vida real requiere paciencia. Cuando tocas en una banda u orquesta (y la mayoría de los músicos lo hacen), debes estar dispuesto a esperar tu turno para tocar; de lo contrario, el sonido es un desastre. Eso enseña involuntariamente paciencia. "Para hacer música, es necesario que todo el grupo trabaje junto", explica Dotson-Westphalen.

  6. La música puede ayudarlos a conectarse.

    ¿Quién no se siente algunas veces desconectado de su vida? La música puede ser una conexión necesaria para los niños (y los adultos también). "Puede satisfacer la necesidad de relajarse de las preocupaciones de la vida, pero a diferencia de las otras cosas que las personas usan con este fin, como comer en exceso, beber, mirar televisión o navegar por Internet sin un objetivo, la música hace que las personas se sientan más vivas y conectadas unas con otras", dice Michael Jolkovski, psicólogo especialista en músicos.

  7. Es un aprendizaje constante.

    En algunas actividades, nunca podrás aprender realmente todo lo que hace falta. La música es así. "Es inagotable, siempre hay algo más para aprender", dice Jolkovski.

  8. Es una forma de expresión fabulosa.

    Las personas hablan de la boca para afuera sobre expresarse uno mismo. ¿Pero cómo pueden lograr eso los niños? Una forma maravillosa es a través del arte, como la música. "La música brinda placer y expresa los matices de la vida emocional para los cuales no hay palabras", dice Jolkovski.

  9. Enseña disciplina.

    Hay una broma antigua que dice: "¿Cómo llegas a Carnegie Hall?" ¿La respuesta? "Práctica, práctica, práctica". Para mejorar en la música, debes tener un buen rendimiento en clases y dedicar tiempo a practicar fuera de clase también. Eso requiere disciplina. "La clave es exponer a los niños a los instrumentos musicales. Ellos sienten una curiosidad natural por éstos y se entusiasman mucho, y la disciplina que los padres Y niños aprenden al seguir con el instrumento es una lección en sí misma", dice Mira Stulberg-Halpert de 3D Learner Inc., que trabaja con niños que tienen trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

  10. Fomenta la creatividad.

    Por sobre todas las cosas, tocar música, especialmente a medida que los niños prosperan a niveles más avanzados, es una actividad creativa. La creatividad es buena para la mente, el cuerpo y el alma.

Imprimir

El cumpleaños del bebé, ¿una fiesta o la ruina económica?

Un día después del segundo cumpleaños de su hijo, un papá describió la fiesta: “Lo tuvo todo. Muchos niños, globos, montones de regalos, juegos y preferencias en la fiesta, una torta grande y helado. Todos se divirtieron menos Jason. Él se pasó todo el tiempo llorando”.

Probablemente, “todo” puede haber sido demasiado para Jason. Quizás se hubiera sentido más cómodo con una fiesta a menor escala. Con frecuencia, los padres del bebé planean una fiesta de cumpleaños como las que recordaban de su infancia, sin darse cuenta de que las fiestas que recuerdan probablemente ocurrieron cuando tenían siete u ocho años, ¡no sólo dos! Cuando hay demasiado alboroto, los bebés pueden sentirse abrumados y confundidos. 

Las mejores fiestas para los bebés son pequeñas y sencillas. Entonces, ten en cuenta estos consejos cuando planifiques la fiesta de cumpleaños de tu bebé:

Limítate a una lista de invitados y a actividades adecuadas para el bebé

Para maximizar la diversión y minimizar el estrés, invita sólo a pocos niños (tres o cuatro como mucho), programa la fiesta para que no coincida con el horario de la siesta y evita los juegos competitivos.

Sin regalos por favor

Ten en cuenta que los niños de dos años no comprenden el concepto de “cumpleaños” y esperarán recibir regalos propios si les dan regalos al bebé del cumpleaños. Para evitar escándalos y herir los sentimientos, puedes pedirles a las mamás de los invitados que no lleven regalos. O bien, tener un regalo idéntico para que todos abran al mismo tiempo.

Mantén los juguetes guardados

Antes de que lleguen los invitados, guarda los juguetes que no utilizará para los juegos de la fiesta. Como a los bebés les resulta difícil compartir, los juguetes adicionales pueden producir perturbaciones innecesarias. Intenta mantener la fiesta en una habitación y retira cualquier objeto que pueda dañarse, para que no tengas que preocuparte.

Es posible que sea tu primera vez entreteniendo a un grupo de niños de dos años. Si estás buscando una agenda para la fiesta del bebé, considera ésta:

  • Dale la bienvenida a cada invitado y deja que los niños jueguen de manera informal.
  • No esperes que tu hijo de dos años sea un buen anfitrión.
  • Después de un rato, lee un cuento para quienes quieran escucharlo.
  • Sirve refrescos. Los bebés rara vez comen mucha torta, así que prueba con las magdalenas o las galletas decoradas.
  • Siéntense en un círculo en el piso para cantar canciones y jugar en grupo.
  • Hagan girar una pelota grande de playa de un lado al otro. Jueguen juegos sencillos con los dedos o un juego de nombres como “¿Sabes parpadear? ¿Quién sabe aplaudir?”
  • Pongan música y hagan un desfile por toda la casa.
  • Hagan una fiesta breve. No debe durar más de una o dos horas.
  • Encárgate de que la hora de irse sea sencilla y alegre al entregarles recuerdos a los bebés a medida que se van.

Imprimir

Cómo interrumpir el chupete

La mayoría de los padres que permiten que sus pequeños usen chupete se preguntan cuándo interrumpirlo. Mi hijo tenía aproximadamente tres años cuando dejó de usar su chupete. No obstante, los pediatras no están de acuerdo con respecto al tiempo para interrumpir el uso del chupete, así que pregúntale al tuyo.

También ten en cuenta que hay algunas cosas que puedes hacer para facilitarle a tu bebé el abandono del chupete cuando sea el momento adecuado.

Establece límites para el chupete

Tu bebé no necesita usar el chupete todo el tiempo. Intenta mantener el uso limitado a los momentos estresantes o cuando se está relajando, digamos, a la hora de acostarse en lugar de la 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Dale otros consuelos

Tu bebé tiene las mismas probabilidades de encariñarse con una sábana o un juguete que con el chupete, pero estos elementos no irán a su boca. Los mimos también son una forma ideal de aliviar el estrés en los bebés y no involucran al chupete.

Atente a un cronograma

Un bebé que come y duerme a tiempo, es decir, antes de enojarse demasiado o de tener demasiado hambre, es un niño más feliz en todo momento, por lo tanto está menos inclinado a necesitar un chupete para calmarse. No permitas que tu bebé tenga demasiado sueño, hambre o se aburra demasiado si puedes evitarlo.

Imprimir

Grupis de guardería



A romper con la monotonía

Eres una mamá o un papá con un bebé de cinco meses, tu primer bebé. Aunque has vivido durante cinco años en la misma casa, te cuesta mucho encontrar otras personas como tú, mamás y papás que necesitan un respiro de la monotonía que generalmente los atrapa cuando cuidan a un bebé en casa.

¿Cómo encuentras a amigos con los que serás compatible, e igualmente importante, y que tengan hijos con quienes los tuyos disfrutarán de pasar tiempo juntos?

Si eres como Jan, una mamá en el sudoeste de Houston, lo lograrás con una combinación de charlas en la tienda de comestibles, un estilo gerencial pragmático y un radar bien entrenado para la empatía especial.

En 1998, Jan era esa mamá que buscaba compañía y oportunidades para que su hijo juegue con otros niños. Pronto encontró un grupo de miembros locales de una organización nacional de "mamás" y rápidamente pagó las cuotas anuales requeridas. Sin embargo, había un pequeño problema: el lugar de reunión del grupo y la mayoría de sus miembros estaban a una distancia de 20 minutos en auto de la casa de Jan. Veinte minutos para la mayoría de las personas de Houston pueden ser un tiempo de viaje promedio, pero para un padre primerizo que debe hacerse cargo de la bolsa de pañales y la rutina de llenar mamaderas para bebés que tienen su propio cronograma, cualquier distancia en auto de más de 10 minutos puede ser desalentadora.

Jan, quien nunca acepta pasivamente una situación que no sea viable, comenzó hacer su búsqueda en su lugar preferido, la tienda de comestibles.

"Cuando veía otra mamá con niños de la misma edad de mi hijo, comenzaba una conversación, hablaba durante algunos minutos y, si sentía esa empatía tan particular, le preguntaba si deseaba que intercambiemos números de teléfono", dice ella.

¿Qué sucedía si esa empatía tan especial no aparecía nunca?

"Finalizaba la conversación con un 'Gusto en conocerte' y me iba", explica.

Cómo crear tu propia guardería

En enero de 1998, después de reunir a siete otras mamás de pequeños gracias a sus bromas sobre hacer compras, Jan comenzó a organizar las reuniones semanales para un grupo.

"Al principio no había mucha organización. Llamaba a todas un lunes y les decía que nos juntáramos un jueves", explica Jan.

Una vez que el grupo creció gracias a los rumores y llegó a tener 15 mamás miembro, Jan aplicó sus habilidades como una ex gerente de una firma contable, y distribuyó a todas copias de un calendario con un mes de anticipación y una lista de teléfono.

Desde entonces, el grupo cuenta con un total de 57 cuidadores (algunos son abuelas o papás) que aparecen en la lista de correo electrónico de Jan, y 45 de éstos asisten activamente a cualquiera de los subgrupos que se han formado: Club de recetas, Noche de salida para las mamás, Viajes de estudio y Mamás que ayudan, además de las reuniones normales de los jueves, y todo esto se logró sin ninguna publicidad más que el boca en boca.

Aunque el grupo creció mucho, Jan dice que generalmente sólo entre 10 y 20 miembros y sus hijos se reúnen para cualquier actividad determinada. Todos los meses, las actividades programadas semanalmente incluyen un viaje de estudio, un día de artesanía y un día de música (que se realizan en los parques cercanos) y una visita al Museo para niños. Con respecto a la planificación de los viajes de estudio, Jan recuerda el primer año como el año más difícil; ahora simplemente utiliza los calendarios anteriores para ayudar a crear los nuevos. Los días de artesanía y música son organizados por mamás con un interés especial en esas actividades. Jan las llama a esas mamás y a las mujeres que lideran los otros subgrupos "mamás presidentas".

Aparte de las mamás presidentas que deben responder ante Jan para que ella pueda agregar sus planes en el cronograma, no hay una jerarquía en el grupo; no hay equipos ni comités ni consejo, sólo Jan, su PC y teléfono celular.

Jan dice que cree que tuvo mucha suerte en unirse a los miembros de su grupo, el cual, según ella, ha evitado problemas que requieran que alguien deba irse, o situaciones similares que son comunes en grupos grandes. Parte de la magia, según ella, está en su "regla de empatía especial", explicó a todos los miembros nuevos.

"Nuestros miembros reciben una invitación para que nos acompañen de personas que son sus amigos", dice Jan. Mientras que los miembros ocasionalmente y temporalmente se unirán según las edades de sus hijos, no se han formado nunca bandas exclusivas.

Jan ya no es miembro de la organización en la que debía pagar una cuota.

"Este grupo no me costó nada, nada de nada, y a través de él, las mamás se ofrecen apoyo mutuamente, piden y obtienen asesoramiento experimentado y nuestros hijos tienen los amigos que necesitan", explica Jan. La administración de la organización le brinda otros beneficios a Jan. "Me encanta la administración y me estaba estancando antes de comenzar con este grupo".

Algunos consejos

Por si crees que administrar el grupo le ocupa todo el tiempo de Jan, ella también es administradora de clase de un grupo de Jazzercise y representante de venta directa para una importante empresa de cosméticos. Admite ser una perfeccionista y tener mucha experiencia en administrar grupos; por lo tanto, cuando le pregunté cuáles eran algunos consejos que un padre "normal" debe saber antes de comenzar un grupo, ella sugirió:

  • No hagas publicidad. Permite que el grupo crezca lentamente y con seguridad a través de los rumores y la invitación personal.
  • No agregues los elementos adicionales (como Mamás que ayudan, en los que los amigos se apresuran en preparar cenas para un miembro que recién tuvo a su hijo o una cirugía) hasta el primer año. Tómate el primer año para crear un calendario de actividades semanales, y descubrir cuáles actividades disfrutan los miembros.
  • Si algo no funciona, cámbialo o elimínalo. Durante un tiempo, el grupo de Jan intentó reunirse los miércoles además de su reunión normal y comprobada de los jueves, pero desistió después de semanas de muy poca asistencia.
  • No gastes dinero en cosas como lugares de reunión (hasta las iglesias te cobrarán cierto dinero), boletines informativos impresos o correo. Utiliza las listas gratuitas de correo electrónico y reúnanse en lugares públicos. Además, no permitas que el costo de las actividades supere los $5, ya que la mayoría de los padres que están en casa deben reducir sus gastos.
  • No te preocupes por la asistencia. Habrá altibajos normalmente. El tamaño de un grupo no es tan importante como que los miembros tengan la misma onda con respecto a cosas importantes, como temas parentales.
  • Para mantener un toque personal, llama a los miembros en su cumpleaños y cuando se hayan ausentado durante un tiempo, para ver si todo está bien.
  • Evita los chismes.

Utiliza la "regla de empatía especial". Si dentro de los cinco minutos iniciales de la conversación, un padre expresa mucha negatividad sobre cualquier tema, considera eso como una alerta. Si no hay empatía especial, no hay invitación.

Desde los inicios del grupo, Jan agrandó su familia con otro hijo más y está esperando su tercer bebé para enero de 2002. Planea seguir siendo una mamá que se queda en casa, pero también aceptará más trabajo como una correctora profesional, otra de sus habilidades.

Pero ¿qué sucede cuando sus propios hijos son demasiado grandes para participar en un grupo? Intentará seleccionar cuidadosamente un sucesor que crea que cuidará de su "otro bebé" igual que lo hizo ella, con seguridad, facilidad y calidez.

Imprimir

Anota un poco de tiempo boca abajo

A algunos bebés les encanta, algunos lo odian, pero el tiempo boca abajo —durante el cual tu bebé yace boca abajo en el suelo— es esencial para su desarrollo. Es un primer paso crucial hacia importantes hitos del desarrollo, como darse vuelta, sentarse y gatear. En esta posición, puede practicar levantar la cabeza y, por ende, fortalecer el cuello y los músculos de la parte superior del cuerpo. La posición también lo alienta a descubrir qué pueden hacer las manos y los dedos de los pies.

El bebé y el tiempo boca abajo

Recuerda:

Esta posición es bastante nueva para tu bebé, de manera que no te sorprendas si llora. Pero ten la seguridad de que no le duele para nada y de que comenzará a disfrutarlo en poco tiempo.

Puedes iniciar el tiempo boca abajo formal cuando tu bebé tiene alrededor de dos meses y puede levantar la cabeza. Puede pasar tiempo en esta posición antes de los dos meses, pero sólo cuando está despierto y supervisado. Al poner a tu bebé boca abajo, quédate a su lado: háblale, acarícialo y aliéntalo. Repite esto algunas veces por día hasta que pueda tolerar más de cinco minutos boca abajo por vez; luego, con dos veces al día será suficiente.

Aquí tienes cuatro formas de ayudar a tu bebé a ver cuánto se puede divertir —y para ayudarte a pasar esos llantos iniciales.

Distráelo

Dales un buen uso a todos los juguetes de bebé que están en su cuna y en la parte inferior de su cofre de juguetes. Usa juguetes chirriantes y de colores, libros de cartón, reproductores de música y cualquier otra cosa que se ilumine y reproduzca música frente a tu bebé al nivel de los ojos. Boppy fabrica dos alfombras para estar boca abajo y cada una de ellas incluye un "mini Boppy" y anillas y juguetes desmontables.

Compra un Boppy

Es probable que hayas usado una almohada Boppy —generalmente, se usa para levantar al bebé a una posición más ergonómica para darle de comer con mayor comodidad. También es útil para el tiempo que pasa boca abajo. Sólo apoya el pecho y las axilas de tu bebé contra la almohada Boppy (la Boppy se coloca debajo del pecho y sus brazos van al frente) para proporcionar un poco de apoyo y evitar que el rostro quede sobre la manta que tiene debajo.

Asegúrate de que esté cómodo

Si tu bebé está recostado en una alfombra o una manta, asegúrate de que no esté estrujada debajo de él. Verifica que no haya corrientes de aire frío. Quítale las medias para darle un poco de tracción. Intenta masajearle suavemente la espalda mientras se encuentra boca abajo.

No dejes que el llanto te supere

Si bien escuchar llorar a tu bebé durante tan sólo un milisegundo podría ser difícil, dejarlo protestar un minuto o dos no lo lastimará a largo plazo. Recuerda, no eres un ogro, sino que eres una madre responsable e informada que alienta a su bebé a realizar ejercicios importantes. Y con el tiempo —probablemente, menos del que crees— aprenderá que el tiempo boca abajo es su momento especial para jugar, para moverse y para acurrucarse contigo.

Imprimir
Buscar contenido
Cerrar

¡Bienvenido/a, !

We're Sorry. The Huggies Rewards service is under maintenance and is temporarily unavailable. Please try again later.

Súmate a Recompensas Huggies

Al hacer clic en REGÍSTRATE, aceptas los Términos y condiciones de Huggies®Recompensas.

¡Regístrate ahora y recibe 500 puntos gratis! También comenzarás a ganar puntos de recompensa por todas tus compras. Los puntos obtenidos pueden canjearse por tarjetas de regalo, pañales y toallitas gratis, ¡y muchísimo más!

Por salir de esta página, se cerrará la sesión de su cuenta de Huggies. Por favor, complete su perfil para seguir conectado en