Categorías
El poder de los abrazos
Cambio de pañales
Embarazo
Bienestar
Celebración y planificación
El parto y la clínica
Pasos por edades
Alimentación y nutrición
Productos para bebés
Actividades y juego

10 cosas que juraste que nunca harías antes de tener a tu bebé

Es divertido pensar en las ideas preconcebidas que las personas tienen sobre qué tipo de padres serán cuando tengan hijos. Es muy fácil pensar "siempre voy a hacer esto" o "nunca voy a hacer eso", hasta que uno de tus hijos tenga una gran crisis y el otro esté volcando un paquete de harina en el piso de la cocina.

Como veinteañera sin hijos, yo era de la misma manera cada vez que veía a los padres peleándose con sus hijos caprichosos y llorones. Y dije que nunca haría ciertas cosas, hasta que los hijos llegaron y, bueno, a veces haces lo que tienes que hacer. Por ejemplo...

Lamer tu mano y limpiar la cara de tu hijo: Sin pañuelitos a la vista, a veces hay que elegir entre que tu hijo camine con ketchup en la cara o hacer la temida técnica de lamerse y limpiar.

Comer sus sobras: Me consideraba muy sofisticada a la hora de comer antes de tener niños y ciertamente disfrutaba de una comida. Pero, después de tener niños, he probado muchas comidas que consistían en costras de pan, trozos de pollo y puntas de papas fritas quemadas.

Cambiar un pañal en cualquier lugar: No siempre puedes darte el lujo de encontrar un lugar donde cambiar los pañales, así que he usado mi regazo, un banco de ventana e, incluso, la puerta trasera de un automóvil para hacerlo.

Llevarlos al baño contigo: Como muchos (supongo), prefiero usar el baño sola. Pero dos niños pequeños y un solo padre en un restaurante es sinónimo de seis pies ocupando un baño. Dejarlos ver dibujos animados molestos: Un viaje largo en avión. No hay nada más que decir.

Repetir las cosas que decían tus padres: Admito que he dicho: "Daré la vuelta en este momento si no paras de XYZ [inserta "pelear", "hacer ruido", "sacar las manos por la ventanilla" o cualquier otro comportamiento molesto en el asiento trasero].

Mostrar fotos de los niños al azar: Me convertí en esa persona que espontáneamente se ofrece a mostrar una foto de los hijos. Es que son tan lindos.

Darles comida del piso: Definitivamente no lo hice con mi primer bebé, pero sí con el tercero. Si se cayó al suelo, aún se puede comer. A menos que el perro lo haya lamido.

Dejar que los niños coman bastones de pollo todas las noches: Aunque parece que solo sucede cuando estamos de vacaciones, hay un misterioso hechizo sobre los padres que da como resultado la respuesta: "Claro, ¿por qué no?" a la pregunta: "¿Podemos volver a comer bastones de pollo para la cena?".

Después de tener tres hijos, lo entiendo. Y ahora, cada vez que veo a personas más jóvenes y sin hijos mirándome, me río para mis adentros y pienso: "Ya verás". 

Por Jeana Lee Tahnk
¡Gana 500 puntos sólo por registrarte!
Visitar en Facebook

RECOMENDADOS PARA TI

Huggies Little Swimmers

AHORRA $1.50

en UN (1) paquete de trajes de bano desechables HUGGIES® LITTLE SWIMMERS®

Obtener cupón
Huggies tiene consejos y recomendaciones para que puedas tener una buena conexión mientras cambias el pañal.

Cambio de pañales

El cambio es bueno

RECOMENDADOS PARA TI
Huggies Little Snugglers Diapers
Nuestro mejor cuidado para la piel

Pañales Little Snugglers

TALLAS: P-6

  • Diseñados para que la piel del bebé esté siempre limpia y saludable
  • La capa GentleAbsorb® (tallas P-2) retira la suciedad de la delicada piel d...
  • Indicador de humedad que cambia de color cuando es hora de cambiar el pañal...
COMPRA AHORA

Por salir de esta página, se cerrará la sesión de su cuenta de Huggies. Por favor, complete su perfil para seguir conectado en

Volver arriba

©2018 KCWW.TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

AdChoices