Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Creciendo

< regresar a artículos

Descripción de las señales de preparación

Aprende a identificar los signos de que tu hijo está preparado para aprender a ir al baño.
Opiniones: 1

Cómo saber cuándo tu niño está listo para aprender

Has conquistado la dentición, los berrinches y los monstruos dentro del armario. Asegúrate de que el entrenamiento sea otra historia de éxitos identificando las señales de preparación y comenzando cuando tu niño esté listo.

Tu niño es único

¿Está listo mi niño? ¿Cuánto durará el aprendizaje para ir al baño? ¿Hay una determinada edad en la que los niños están listos? Las respuestas a las preguntas pueden ser tan únicas como las familias que hacen las preguntas. La verdad es que ningún niño aprende igual que otro. El secreto para tener éxito en el aprendizaje para ir al baño es adaptarte al estilo de aprendizaje único de tu niño.

No te preocupes por cumplir objetivos difíciles y a corto plazo. Evita enloquecerte con la manía de los logros. Aprende a reconocer los consejos de la vieja escuela como lo que son. A pesar de que todavía hay personas que dicen "entrénalo antes de los 2 o estarás en problemas..." ¡nada puede estar más alejado de la verdad!

Sin importar lo que te haya dicho tu madre, no hay una edad adecuada para comenzar con el aprendizaje para ir al baño. La mayoría de los niños muestran señales de preparación entre los 18 y los 24 meses de vida. Algunos niños están preparados a los 18 meses. ¡Y los que se resisten ni siquiera están preparados a los tres años! Una vez que comienzas, el aprendizaje para ir al baño dura alrededor de ocho meses en promedio.

Las señales de preparación

Ya sea que el aprendizaje para ir al baño de tu niño comience más temprano o más tarde, a los indicios de "cuándo es el momento" te los dará tu niño. Esa independencia emergente comienza a manifestarse. "No" no es la respuesta a todas las preguntas. Los niños desean complacer. Es el momento de comenzar a observar atentamente estas señales de preparación para el aprendizaje para ir al baño:

  • Tu niño puede mantenerse seco por más de dos horas durante el día o está seco después de la siesta.
  • Tu hijo se siente incómodo cuando se ensucia los pañales y quiere que se los cambien. (¡pronto!)
  • Tu niño tiene cada vez más interés en el baño.
  • Las evacuaciones de tu niño son regulares y predecibles.
  • Tu niño quiere usar calzoncitos de Big Kid®.
  • Tu niño puede indicar con palabras, expresiones faciales o lenguaje corporal que está por ir al baño.
  • Tu niño puede seguir indicaciones verbales simples.

Si tu niño muestra dos o más de estas señales, es un buen indicio de que está preparado para comenzar con el aprendizaje para ir al baño.

¿Estás listo?

Asegúrate de estar listo para comenzar con el entrenamiento cuando tu niño lo esté. Esto implica mucho más que ir a comprar lo esencial para pepararse para el momento del entrenamiento (lista básica: calzoncitos entrenadores, asiento adaptador, premios).

Sigue y logra el aprendizaje para ir al baño 4-1-1. Navega por el área Comenzando de un Big Kid para más ver artículos sobre Comenzar, herramientas y consejos.

Si falta poco para un evento familiar importante, será mejor que esperes hasta que puedas dedicarte de lleno al entrenamiento.

Y recuerda las ideas básicas de ser un buen entrenador para tu alumno. Haz que todo sea motivador desde el principio y sé paciente, positivo y coherente. Concéntrate en lo que tu niño hace bien. Sé optimista. Así harás que todo sea más fácil, simple y gratificante para los dos.

Un comienzo exitoso

Cuando tú y tu niño estén preparados para comenzar con el entrenamiento, haz que sea un acontecimiento importante. Marca el comienzo del entrenamiento presentándole a tu niño los calzoncitos entrenadores de Big Kid® y el orinalito.

Con una mirada positiva y un poco de creatividad, el aprendizaje para ir al baño puede tratarse sobre todo de calidad de tiempo. Encuentra maneras de captar el interés de tu niño desde el principio. Anima la diversión con actividades como decorar el orinalito, elegir premios o crear juntos un cuadro de progresos especial.

Promueve una participación activa pidiendo ayuda a tu niño para tomar decisiones importantes.... por ejemplo, dónde poner el orinalito. ¡Y sí... el orinalito puede colocarse en cualquier lado! Pedir la opinión de tu niño sobre dónde debería ir lo hará sentir un verdadero partícipe desde el comienzo del entrenamiento.

"Al principio no fue fácil que se sentara así que lo llevamos (el orinalito) a la sala de estar e hicimos de cuenta que se trataba de una silla nueva para él", comparte una mamá en los tableros de mensajes de Conexión con los padres Pull-Ups® "Sentado allí con la ropita puesta, veía sus programas y leía libros conmigo. Luego intenamos que se sentara sin la ropita y finalmente trasladamos el orinalito al baño principal. No hubo más peleas sobre sentarse en su silla especial". Y no te olvides de llenarlo de elogios y premios desde el comienzo. Poder jactarse y la expectativa de los aplausos son una excelente motivación para tu niño. Por eso, aprovecha aquellos momentos para celebrar y compartirlos con las personas que dan ánimo a tu niño.

Listos, preparados... aún no "PENSÉ que mi hijo estaba preparado... Sin embargo, ya no quiere ir al baño para nada", explica una mamá en los tableros de mensajes. "Cuando le preguntamos sobre el orinalito, su respuesta es '¡NO!'. Algunas veces, incluso es muy difícil hacer que se acerque a esa área".

¡Si tus primeros intentos son totalmente en vano, o si tu niño comienza bien y después se atasca por completo, no te preocupes! No es extraño que el orinalito vuelva a quedar en el armario durante semanas o incluso meses. Si tu niño pierde interés, espera un par de semanas e inténtalo otra vez.

El aprendizaje para ir al baño es un proceso del desarrollo. El cuerpo y el cerebro de los niños están en constante desarrollo, y cada etapa nueva establece la base para las etapas venideras. No hay ningún tipo de enseñanza que haga que estos desarrollos se lleven a cabo antes de tiempo. Todo será más fácil y placentero si esperas hasta estar seguro de que tu niño está preparado.

Vamos... disfruta del aprendizaje para ir al baño

Empezar el aprendizaje para ir al baño juntos es una etapa de emoción y optimismo por lo que vendrá. Aparecen las señales de crecimiento y cambios. Es divertido comprar los artículos nuevos para el entrenamiento y enseñar palabras nuevas. Juntos empezarán una nueva e importante etapa de desarrollo.

El aprendizaje para ir al baño es una oportunidad especial de dedicarle un tiempo especial e intenso a tu niño. Una oportunidad de enfrentar los pequeños desafíos juntos... y disfrutar de los pequeños logros que se alcanzan. ¿Listos? ¡Preparados, ya!

Un artículo de the HUGGIES® Brand

   
Tamaño del texto + -
Más Creciendo
Ingresa para ganar puntos de premio