Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Poniendo pañales 101

< regresar a artículos

Filtraciones. Sarpullidos. Desbordes. ¿Quién los necesita?

Si no tienes cuidado, pueden ocurrir muchos accidentes con los pañales. Afortunadamente, con un poco de conocimiento, estos problemas pueden evitarse.
Opiniones: 2

Desde el nacimiento hasta la primera infancia, tu bebé pasará la mayor parte del tiempo en pañales. Por eso es indispensable prestar atención a los detalles de los pañales y el cambio de pañales para asegurarte de que tu bebé esté cómodo, protegido y libre para moverse. Conocer lo básico sobre los pañales te ayudará a elegir el pañal indicado y a evitar accidentes.

Elegir el pañal adecuado

La forma y el ajuste encabezan la lista al momento de buscar el mejor pañal para tu bebé. Por eso, tenemos ideas para ayudarte a que te asegures de que le estás dando a tu bebé el ajuste más cómodo.

Empieza por el tamaño adecuado. El tamaño desempeña un papel importante para encontrar el ajuste adecuado. Pero, ¿cómo sabes si tu bebé está usando un pañal del tamaño correcto? Las señales de que el pañal no es del tamaño correcto son las filtraciones, las marcas rojas, las aberturas o cuando el pañal queda más como una bikini que como un pañal. Busque estas señales y preste mucha atención a la tabla de peso del paquete para elegir el tamaños más adecuado para la edad de tu bebé. Si tu bebé está más cerca del límite superior del rango, puede ser momento de cambiar de tamaño para un rendimiento óptimo del pañal.

Luego tenga en cuenta la forma del pañal. Es lógico que el pañal tenga una forma parecida a tu bebé en lugar de ser cuadrado. Por ejemplo, los pañales HUGGIES® Little Snugglers y HUGGIES® Little Movers tienen forma de reloj de arena que se adapta al cuerpo del bebé en la entrepierna. Hace que el pañal se ajuste más naturalmente y le da a tu bebé la comodidad para moverse libremente. Algunas mamás dicen que los pañales con una ajuste más natural le dan al bebé la sensación de estar usando los que más le gusta: ¡nada!

"¡Nuestra Abby está llena de curiosidad! Si el pañal es abultado o muy cuadrado, siento que estoy limitando su sentido de la curiosidad y el descubrimiento", explica Carrie. "¡Queremos un pañal que de adapte a ella, no a uno de sus bloques!"

La elasticidad también puede ser un factor importante para el ajuste y la protección. Es por eso que tantas mamás prefieren un pañal completamente elastizado. Es decir, cintas elastizadas, así como también una cintura elastizada en la parte de atrás. Es esta combinación de sectores elastizados la que produce un mejor ajuste y mayor protección contra las filtraciones. Los pañales HUGGIES® Snug and Dry son totalmente elastizados y ofrecen una protección contra filtraciones insuperable.

Luego, ten en cuenta que estará en contacto con la delicada piel de tu bebé. Elije materiales suaves y confortables, como los pañales HUGGIES® Pure & Natural. Son los pequeños detalles como estos los que garantizan que tu bebé experimente una sensación cómoda y segura al usar el pañal.

Cuando busques un pañal con un ajuste ceñido, ten en cuenta las siguientes preguntas:

  • ¿Tienen el tamaño adecuado para mi bebé?
  • ¿El pañal tiene la forma de mi bebé?
  • ¿El pañal ofrece elasticidad completa para un ajuste ceñido?
  • ¿El material es suave y confortable?

Evitar accidentes

Si alguna vez te enfrentaste a un pañal con desbordes o filtraciones sabes que es algo que debes evitar en el futuro. Tu bebé está incómodo y puede sentirse mortificado: ¡limpieza al pasillo 5!

Cuando ocurren desbordes, es posible que tu primera reacción sea culpar al pañal. Pero en realidad, puede ser que sólo hayas comprado pañales del tamaño incorrecto. El tamaño es una de las causas más comunes de filtraciones o desbordes, seguida de la colocación incorrecta, en especial en casos de apuro.

"Comenzamos creyendo que había un problema con el pañal. Una filtración por aquí, otra por allá. Estaba lista para cambiar de marca de pañal", explica Lisa, madre de Bethany, de 7 meses. "Pero luego alguien en el parque me dio un consejo que no olvidaré: ¡el tamaño es importante! Resulta que no era el pañal, estaba usando los últimos que quedaban en tamaño 3. Una vez que pasamos al tamaño 4, las filtraciones y los desastres con los pañales quedaron en el pasado".

Una vez que estés segura del tamaño, asegúrate de calzar el pañal de tal manera que se eviten las filtraciones. Si el pañal parece estar torcido o si se le sube mucho a tu bebé, es probable que esté mal colocado. Después de cambiarlo, es conveniente que te asegures de cubrir todas las zonas importantes , incluyendo la cola y las caderas. Si esas zonas quedan sin cubrir, se producirán filtraciones o tu bebé estará incómodo. Así que, controla si el pañal está derecho y simétrico adelante y atrás y de los costados. Asegúrate de que la cintura del pañal coincida con la cintura del bebé, ni demasiado alta en la parte delantera, ni demasiado baja en la parte trasera.

La dermatitis del pañal ocurre, a veces a pesar de las planificaciones de cambio de pañales más cuidadosas. Y, ¡sorpresa! A pesar de su nombre, el pañal no provoca la dermatitis del pañal. La dermatitis del pañal se produce cuando la piel del bebé está en contacto con la orina y la materia fecal. La acidez, frecuencia y consistencia de la materia fecal, así como también el pH de la orina son factores en la aparición de manchas rojizas y a veces dolorosas en la piel.

A continuación encontrarás algunos consejos útiles sobre cómo evitar la dermatitis del pañal:

  • Si tu bebé es proclive a la dermatitis del pañal, usa toallitas húmedas hipoalergénicas/sin perfume como las toallitas húmedas para bebé HUGGIES Natural Care® .
  • Deja que la piel de tu bebé se seque antes de volver a colocar el pañal.
  • Utiliza almidón de maíz para mantener la cola de tu bebé más seca. Nota: Evita usar polvos o talcos para bebé. Puede provocar una reacción de la piel irritada y provocar problemas pulmonares en caso de inhalación.
  • Prueba utilizar cremas en base a zinc. Ayuda a evitar que las sustancias irritantes entren en contacto con la delicada piel de tu bebé.

Y, desde luego, asegúrate de cambiar los pañales de tu bebé en intervalos regulares para evita la exposición prolongada a pañales húmedos. Ya sabes cómo es, pero como recordatorio, algunos de los momentos más comunes para el cambio de pañal son:

  • A primera hora de la mañana
  • Después de una siesta
  • Antes de ir a dormir
  • Después de una evacuación del intestino

Es una buena idea controlar el pañal de tu bebé cada dos horas aproximadamente para ver si es hora de cambiarlo.

Y si tu bebé igualmente presenta una dermatitis del pañal, consulta a tu pediatra. Algunos alimentos y medicamentos pueden generar dermatitis del bebé, por lo que es conveniente que le cuentes al pediatra todo lo que puede contribuir a la irritación.

Si experimentas accidentes con los pañales como desbordes, filtraciones o dermatitis, ten en cuenta las siguientes preguntas:

  • ¿Tengo los pañales del tamaño adecuado para mi bebé?
  • ¿El pañal se ve simétrico después de cambiarlo?
  • ¿Le estoy cambiando el pañal tan frecuentemente como debería?
  • ¿Debo agregar crema a base de zinc o algún ungüento a la rutina del cambio de pañales?

El pañal de tu bebé es una gran parte de un temperamento feliz y sano. Lo SABES por su reacción cuando es momento de cambiarle los pañales. Dedica un momento para pensar en estos puntos básicos ahora, para poder olvidarte de los problemas de los pañales y concentrarte en lo importante mientras creces y juegas con tu bebé.

Un artículo de HUGGIES®

   
Tamaño del texto + -
Ingresa para ganar puntos de premio