Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Tiempo para mí

< regresar a artículos

Ayuda para dejar a los niños en la guardería

Tu hijo de 18 meses que siempre está sonriente de repente llora cuando se queda en la guardería. ¿Cómo puedes remediar su ansiedad por la separación? Prueba con estos enfoques durante unos días y quizás aprendas qué es lo que mejor funciona con tu hijo.
Opiniones: 1

Hay algunas cosas que puedes hacer para que el momento de quedarse en la guardería sea menos difícil para tu hijo (y para ti). Primero, recomiendo que le preguntes a la persona que cuida a los niños cuáles son sus ideas, porque te aseguro que ella vio situaciones como ésta muchas otras veces. Además, a continuación describo tres "buenas formas de decir adiós" comprobadas y verdaderas con las que me he cruzado:

  • Dale a tu hijo "un bolsillo lleno de besos" justo antes de irte. Explícale que si te extraña durante el día, puede recurrir al bolsillo (o cartera) y sacar un beso. Bésalo muchas veces en la palma de la mano, y cuenten juntos mientras te vas, y deja que los vaya guardando de a uno para protegerlos. Si el niño lo desea, deja que él o ella también te den algunos besos para que tú los guardes.
  • Busca una fotografía de tu familia y dásela a tu hijo para que la tenga con él/ella (o guárdasela en su mochila). Hice esto con mi hijo más pequeño y funcionó de maravillas. La tuvo con él a la fotografía constantemente durante algunos días, luego perdió interés y la guardó en la mochila para "emergencias". Quizás debas hacer reimpresiones de la fotografía o plastificarla, porque puede perderse o romperse fácilmente. Si una fotografía no es atractiva, prueba con otra cosa tuya que tu hijo quiera tener con él/ella (como una bufanda o una pulsera económica).
  • Pide a tu bibliotecario local que te recomiende algunos libros buenos para niños sobre mamás que trabajan y compártelo con tu hijo. Meredith's Mother Takes the Train, de Deborah Lee Rose, es mi preferido. También hay una hermosa canción de Hap Palmer (en el video Canciones para bebés) titulada "My Mommy Comes Back" (Mi mamá regresa) donde se muestran niños que van con las nanas y sus madres los recogen después. Míralo unas veces con tu hijo, usando tu propia narrativa para relacionarlo con el día de tu hijo y aprender las palabras. Intenta cantar esta canción alegre con tu hijo mientras lo llevas a la guardería y quizás él/ella te acompañe con el canto.

Finalmente, recuerda que DEBES comportarte positivamente durante el momento en que dejas a tu hijo en la guardería, aunque se te rompa el corazón verlo llorar. Evita decir cosas como "Mamá también te extrañará"; en lugar de eso, prueba decir cosas como "Vamos a divertirnos tanto cuando nos veamos después" y "Vas a tener un día hermoso; estoy ansiosa de escuchar todas las cosas que me vas a contar cuando te busque". Tu hijo se contagiará de tu actitud positiva.

No existe una sola forma "correcta" de resolver este dilema. Realmente se trata de intentar una variedad de enfoques durante algunos días hasta que encuentres el que mejor se adapte a las necesidades de tu hijo. Mientras tanto, obtén consuelo al pensar que tu hijo está siguiendo los pasos de muchos niños de guarderías que atravesaron por lo mismo.

Un artículo de

Ingresa para ganar puntos de premio