Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Creciendo

< regresar a artículos

Domando el dolor de dientes

El primer diente (o los primeros dientes) puede ser doloroso. Pero adorable. Aquí tienes algunos consejos para ayudar a minimizar la molestia de tu bebé mientras le salen los nuevos dientes.
Opiniones: 1

El primer diente es un hito enorme y extremadamente emocionante —para mamá y papá. Pero para el bebé, no es exactamente divertido. Incluso los pequeños dientes que atraviesan sus encías pueden provocar dolor, de manera que es lógico que pueda estar de mal humor (y, tal vez, gritar un poco).

Mantenlo entretenido

Haz que tu chiquito se olvide del dolor. Llévalo a un lugar nuevo —como el zoológico o una clase de música. Léele un fantástico libro de cartón de bebés colorido o sólo llévalo a explorar al parque.

Asegúrate de que esté descansando bien

Un bebé que siente dolor sólo estará más molesto si no está durmiendo bien. Si no puede dormir bien debido al dolor, puede que sea hora de intentar algunos tratamientos médicos.

Tratamientos medicinales

Antes de intentar darle medicamentos a tu bebé (naturales o convencionales), habla con su pediatra acerca de tus opciones que, por lo general, incluyen algunas como las siguientes:

  • Tabletas de dentición homeopáticas: Ten en cuenta que la mayoría contiene pequeñas cantidades de azúcar, de manera que es importante limpiarle las encías a tu bebé.
  • Baby Advil, MOTRIN o TYLENOL: Puede que esta sea la mejor forma de ayudar a tu bebé a que descanse un poco si el dolor de la dentición lo mantiene despierto. Guarda este tipo de medicina para cuando el dolor impide que tu bebé realice sus actividades regulares porque no quieres darle demasiados medicamentos de venta libre a tu bebé (siempre pregúntale a tu proveedor de atención médica antes de darle cualquier medicamento).
  • Gel de dentición: Yo probé algo como Baby Orajel con mi hijo cuando atravesaba el período de dentición y no pareció ayudarlo, pero con tu bebé podría ser diferente. Recuerda que los geles de dentición provocan muchísima saliva adicional, así que debes estar preparada con una toalla o el mentón de tu bebé se puede irritar debido al exceso de humedad.

Nunca le pongas alcohol en las encías a tu bebé. Este es un remedio antiguo, es cierto, pero cuando esto era común, no teníamos idea de cuán malo era el alcohol. El alcohol en cualquier forma nunca es seguro para tu bebé.

Un artículo de

Ingresa para ganar puntos de premio