Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Los preparativos

< regresar a artículos

Consejos para las mamás primerizas | Regresando al trabajo después del embarazo | Huggies.com

Decirle adiós al bebé en las mañanas le resulta muy difícil a la mayoría de las mamás primerizas. Haz que la transición de volver al trabajo sea más fácil con estos consejos para las mamás primerizas.
Opiniones: 0

Consejos para las mamás primerizas: Regresando al trabajo después del embarazo

Decirle adiós al bebé en las mañanas le resulta muy difícil a la mayoría de las mamás primerizas. Haz que la transición de volver al trabajo sea más fácil con estos consejos para las mamás primerizas.

Crea un plan para el cuidado del bebé antes de regresar al trabajo. "Me hice miembro de unas páginas web sobre la crianza de los niños, cuando estaba embarazada. Me contacté con otros padres del área para idear opciones para el cuidado de nuestros niños", dice Julia Levy, mamá de dos niños en Austin, Texas. "Es algo que conviene hacer cuando no estás tan ocupada, antes de dar a luz. Saber que mi bebé estaría en buenas manos cuando me tocara regresar al trabajo me tranquilizó mucho durante mi licencia por maternidad".

Sé firme con tu horario. "Cuando tenía 16 semanas de embarazo, me reuní con mi jefe y le pregunté si sería posible trabajar a tiempo parcial", dice Jennifer Rouse, mamá de tres niños en Albany, Oregon. "Al final, acordamos seguir un plan que me proporcionaría la flexibilidad que necesitaba: trabajar desde casa tres días por semana. Hablar con mi jefe de manera respetuosa y abierta me ayudó a obtener una transición de regreso al trabajo más apropiada".

Trabajo en equipo. "Mi esposo pidió un par de días libres en el trabajo al nacer nuestra hija y una semana entera cuando me tocó regresar al trabajo", dice Jessica Meierotto, mamá de dos niños en Des Moines, Iowa. "Esa primera semana fue mucho más fácil para mí. Sólo tenía que preocuparme por cruzar la puerta y salir de casa, en lugar de alistar a mi hija para salir y pasar por la guardería antes de llegar al trabajo. También fue una buena oportunidad para que papá e hija pasaran tiempo juntos".

No te atormentes con la culpabilidad. "Sé honesta contigo misma en cuanto a lo que sientes sobre el regreso al trabajo", dice Carrie Contey, Ph.D., especialista en la crianza temprana y escritora. "Reconoce que a veces te vas a sentir triste por dejar al bebé en casa y a veces te vas a sentir feliz por salir a trabajar. Es normal. Y cuídate – aliméntate bien y duerme lo más que puedas. No es un lujo – cuando te sientes bien físicamente, te estresas menos".

Organízate. Decide con tu esposo, con tiempo, como se dividirán las tareas del hogar cuando te toque regresar al trabajo. ¿Por qué discutir sobre quién sacará la basura cuando hay un bebé a quien atender y dar cariño?

Decora tu oficina. A tu primer día de regreso al trabajo, lleva unas fotos enmarcadas de tu bebé. No sólo porque sea bueno para ti sino también para dar pie a conversaciones con los demás compañeros que también son padres. No te sentirás tan sola sabiendo que hay compañeros que también limpian vómitos antes del desayuno.

Entrégate al bebé. "Cuando estés con tu bebé, dale toda tu atención: háblale, cántale, abrázalo y no te preocupes de asuntos del trabajo", dice Contey. "Y cuando estés en el trabajo, no te olvides de ser mamá; programa hacer pausas para llamar a la persona que esté cuidando al bebé. Si te mantienes consciente de hacia dónde diriges tu atención, te sentirás más concentrada y en armonía".

Un artículo de the HUGGIES® Brand

   
Tamaño del texto + -
Ingresa para ganar puntos de premio