Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Los preparativos

< regresar a artículos

Lo que hay que saber acerca de las sillas de bebé para auto Huggies.com

Una silla de auto es de los accesorios más importantes para el bebé – el hospital no te dejará llevar al bebé a casa sin una. Antes de ponerte en camino, entérate de estas recomendaciones.
Opiniones: 1

Lo que hay que saber acerca de las sillas de bebé para auto.

Un asiento para el auto es de los accesorios más importantes para el bebé – el hospital no te dejará llevar al bebé a casa sin uno. Antes de ponerte en camino, entérate de estas recomendaciones.

1. Más caro no significa más seguro. Todos los fabricantes de estos asientos están obligados a seguir las mismas estrictas normas de seguridad, dice Alisa Baer, M.D., pediatra e instructora certificada en seguridad de pasajeros infantes. "Cuando empecé a buscar una silla, me di cuenta de que la diferencia en precio se debe más que nada a la marca o materiales finos", dice Jill Hunt, mamá de tres niños en Atlanta, Georgia. Lo más importante: Asegúrate de que el modelo sea el apropiado para tu auto.

2. Es mejor nuevo que usado. La Academia Americana de Pediatría (AAP) y La Administración Nacional de Seguridad de Tráfico de Carreteras (NHTSA) recomiendan comprar una silla nueva en caso no sepas la historia de la silla de segunda ofertada (si ha estado en un accidente por ejemplo); si la silla de segunda tiene más de seis años, rajaduras visibles, piezas faltantes (sin manual de instrucciones) o si esta ha sido retirada del mercado (averigua esto en safercar.gov o llama al número de seguridad de vehículos del NHTSA, 888-327-4236). Según la Dra. Baer, quien está a cargo de la página de web The Car Seat Lady, "Si no estás segura, es mejor comprar una silla nueva – es la única compra que puede significar el salvarle la vida a tu niño".

3. Instálala correctamente. Un técnico certificado en seguridad de pasajeros infantes te puede enseñar a instalar bien los asientos. Si quieres encontrar uno cerca de ti, visita seatcheck.org o llama al 1-866-SEAT-CHECK. Breanna Gunn, mamá de un niño en Friendswood, Texas, recibió ayuda de un técnico calificado en la comisaría de su pueblo. "Me sentí más tranquila, como mamá primeriza, al encontrar a alguien que pudiera revisar si la silla estaba instalada apropiadamente".

4. Mantén bien ajustadas las correas. Durante el invierno, los trajes gruesos de nieve o las chaquetas pueden dificultar que las correas estén lo suficientemente bien ajustadas. La Dra. Baer recomienda vestir al bebé con tres capas ligeras de ropa, como un body, una pijama con pies, y un cárdigan con botones, agregando después una cobija (sobre las correas que deben de estar bien ajustadas al bebé).

5. Mantén a tu bebé de cara al respaldar del asiento. Aunque estés ansiosa por cambiar de asiento al bebé para que mire hacia delante y lo puedas ver por el espejo, la AAP recomienda que los niños se sienten mirando hacia la parte de atrás del auto lo más posible - hasta que alcancen el límite máximo de altura y peso recomendados por los fabricantes de asientos infantiles para auto. (Como mínimo, los bebés deben sentarse mirando hacia atrás hasta que tengan 1 año y pesen por lo menos 20 libras). Según la Dra. Baer, "Las investigaciones demuestran que incluso los niños de 3 y 4 años estarán hasta 5 veces más seguros sentados mirando hacia atrás que de caso contrario". ¡Maneja con precaución!

Un artículo de the HUGGIES® Brand

  • Rated 0 out of 5 by 2reviewers.
    Rated 0 out of 5 by Increíble, saber esto es vital para una madre primeriza!! Bendiciones... :) 18 de diciembre de 2013
    Rated 0 out of 5 by Excelente !! La seguridad del bebe antes que todo ! 11 de noviembre de 2013
    1-2 de 2
  • Ingresa para ganar puntos de premio