Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Más ideas

< regresar a artículos

Toma el trabajo y...

¿Has decidido renunciar a tu trabajo para quedarte en casa? El secreto es salir con gracia sin cerrar ninguna puerta.
Opiniones: 2

Has decidido dejar de lado las retribuciones financieras del mundo laboral por las retribuciones emocionales de ser una madre ama de casa, al menos por un tiempo. ¿Existe una manera de dejar de trabajar en buenos términos?

Actualiza tus registros. Antes de informarle a tu jefe que estás embarazada, haz planes para el futuro lejano en el que consideres la posibilidad de volver a trabajar. Actualiza tu currículum antes de irte mientras todavía recuerdas todos tus logros. Asegúrate de contar con la información de contacto de tus compañeros de trabajo y contactos comerciales. Los sitios de conexiones laborales como Linked In (www.linkedin.com) pueden ayudarte. En unos años, puede resultarte difícil recordar los apellidos de tus colegas y ni hablar de los detalles de los proyectos que compartieron. También es conveniente que modifiques tu información de contacto con publicaciones comerciales y organizaciones profesionales, ellos pueden ayudarte a estar al tanto de los eventos más importantes en tu área desde tu casa.

Considera la posibilidad de trabajar medio día desde tu casa. Tu empleador puede ofrecerte esa opción. Ten en cuenta que es casi imposible trabajar y ocuparse de un bebé o un niño pequeño, pero su consigues una niñera y el precio es adecuado, puede valer la pena considerarlo. También puedes ofrecerte a probar un acuerdo de horario flexible durante una o dos semanas.

Renunciar. Si vas a renunciar, lo habitual es dar un preaviso de dos semanas por cortesía. Pero si falta poco para una época de mucho trabajo, como la temporada de impuestos para los contadores o las fiestas para las tiendas minoristas, es un buen gesto dar el preaviso con más antelación. También es bueno ofrecerte a capacitar a la persona que te reemplace o dejar notas para ayudar a tu sucesor a adaptarse.

No olvides tu 401(k). Si tienes un plan de ahorro patrocinado por tu empleador y quieres transferir los fondos de dicho plan a una cuenta de retiro individual.

Sandy y Marcie Jones son las autoras de Great Expectations: Baby's First Year (Grandes expectativas: El primer año del bebé). Pide una copia en Barnes & Noble

Un artículo de HUGGIES®

Ingresa para ganar puntos de premio