Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Cambiando todos los días

< regresar a artículos

Viajar con la nueva panza

Independientemente de adónde te dirijas es diferente ahora que estás embarazada. Te damos algunos puntos que debes tener en cuenta al viajar durante el embarazo.
Opiniones: 0

Ya sea que estés planeando una última aventura para los dos solos, tengas un viaje de negocios o te tomes un fin de semana, es un poco diferente ahora que estás embarazada. Te damos algunos puntos que debes tener en cuenta al viajar durante el embarazo.

Para la viajera embarazada

  • El segundo trimestre es el mejor momento para viajar. Probablemente ya haya pasado la sensación de mareo y náuseas del primer trimestre así como el riesgo de aborto espontáneo y todavía no estás en el primer trimestre, en el que el parto se hace cada vez más inminente.
  • Trata de planificar vacaciones relajantes, no recorridos importantes. Durante el embarazo aumenta el torrente sanguíneo, tu centro de gravedad cambia y tus articulaciones se aflojan...tómatelo con calma.
  • En la ruta o en el aire evita permanecer sentada por períodos prolongados, trata de caminar al menor cada una o dos horas. En un avión o tren, una caminata por el pasillo puede ayudar a activar tu circulación. También visita el baño frecuentemente.
  • Come y bebe regularmente. En especial cuando vas a viajar sentada por períodos más prolongados de lo habitual, como muchas fibras y bebe mucho líquido para evitar la deshidratación, la constipación y otros problemas digestivos.
  • Habla con tu médico antes de irte si vas a viajar a más de una hora o dos de casa o a cualquier lugar con condiciones climáticas extremas (calor, frío, altura). Si tienes un embarazo de alto riesgo y estás cerca del parto, es posible que te aconsejen que no viajes.
  • Muchas aerolíneas no permiten viajar a mujeres con más de 34 semanas de embarazo, al menos no sin la autorización de un médico. La altitud no precipitará el parto, lo que les preocupa es la posibilidad de que las posibilidades de que el trabajo de parto comience espontáneamente son mayores cuando estás cerca de llegar a término. Si comienzas el trabajo de parte en el aire, tienen que aterrizar rápido y llevarte a un hospital. (Nunca viajes en un avión con cabina no presurizada).
  • Considera la posibilidad de llevar tu historia clínica contigo y averigua el nombre del hospital más cercano a tu destino que atienda nacimientos; esto es particularmente importante si todavía no estás a término.
  • Si vas a viajar fuera del país, averigua si necesitas aplicarte alguna vacuna (fiebre amarilla, fiebre tifoidea, cólera, meningitis meningocócica) y si es seguro aplicártelas durante el embarazo. También ten en cuenta los medicamentos que deberás tomar para evitar infecciones parasitarias como la malaria.
  • Finalmente, usa siempre el cinturón de seguridad sobre la pelvis.

Un artículo de

Ingresa para ganar puntos de premio