Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Jugando

< regresar a artículos

¿Masaje? Oh, sí, bebé.

Masajear a tu bebé puede tener un impacto sorprendente, desde aliviar los cólicos hasta mejorar el sueño. Creímos que te gustaría lo de mejorar el sueño. Aquí tienes algunas técnicas.
Opiniones: 0

Desde tiempos inmemoriales, el masaje infantil es una práctica aprobada por el tiempo e investigada a fondo que se ha comprobado que mejora la capacidad de un bebé de crecer y relacionarse con sus padres. No todos los masajistas saben de masajes infantiles, de manera que es importante buscar un profesional que tenga una educación y capacitación adecuadas.

Bryn Rath de Tranquil Massage en Colorado es masajista certificada y veterana de diez años del masaje infantil. Ayuda a arrojar luz sobre este segmento especializado de la salud natural.

Los beneficios del masaje para bebés

Los masajes, que establecen los cimientos de una relación de crecimiento, tienen un impacto sobre los bebés tanto físico como emocional. "El masaje demuestra un contacto saludable y amoroso desde el comienzo de la vida de un niño y amplía las lecciones de confianza y amor hasta la adultez", aconseja Rath.

El toque terapéutico es particularmente beneficioso para los bebés prematuros, que tienen problemas de desarrollo o que están expuestos a drogas en el útero. Los estudios demuestran que los bebés prematuros que recibieron masajes (a diferencia de los bebés que no los reciben) pueden ganar peso y desarrollarse neurológicamente con mayor facilidad, lo cual, a menudo, reduce el tiempo que pasa en la unidad de cuidados intensivos neonatales.

Entre otros beneficios, se encuentran el alivio de problemas de cólicos o digestivos, una mayor comunicación entre tu bebé y tú, una mayor calidad y cantidad de sueño y la reducción del estrés físico y emocional. Los masajes regulares y atentos también te ayudan a familiarizarte con el cuerpo de tu bebé, lo cual establece una "referencia" para lo que es normal.

Crea el escenario

El entorno en el cual masajeas es igual de importante que el masaje en sí. Asegúrate de eliminar las distracciones (para ti y para tu bebé). Es ideal contar con iluminación calmante y un cuarto cálido. Planea pasar entre 20 y 30 minutos con tu bebé todos los días. Eso puede parecer mucho", afirma Rath, "pero los padres se sorprenden de la rapidez con la que pasa el tiempo y de cuánto disfrutan de conectarse con sus bebés durante esos momentos preciados".

La técnica del masaje para bebés

Muchas de las formas en las que interactuamos con nuestros bebés se consideran masajes, como frotarles los dedos de los pies o hacer "piernas de bicicleta". Si bien los bebés se benefician con este simple toque, seguir una secuencia de masaje real proporciona una oportunidad más estructurada de conectarse. Si bien es mejor buscar la instrucción de un masajista infantil certificado, existen algunas técnicas que los padres pueden intentar para familiarizarse primero con el arte del contacto.

Según Rath, la parte más importante del masaje infantil es la sección abdominal. "Los bebés no tienen sistemas digestivos perfectos y es posible que tengan dificultades para digerir y expulsar gases ya sea que se los alimente con leche materna o maternizada", afirma. "El masaje abdominal puede ayudar a los bebés con estos problemas".

Cómo dar un masaje abdominal: el estilo "I love you" (Te amo)

  • Comienza con tu bebé frente a ti, boca arriba, acostado o apoyado sobre una almohada o Boppy.
  • Comienza con el lado izquierdo del bebé, dibuja una "I" con los dedos y baja derecho desde la parte inferior de las costillas izquierdas hasta la parte superior de la cadera izquierda.
  • Luego, haz una "L" invertida y hacia atrás, comienza en la parte inferior de la costilla derecha y ve derecho hasta la parte inferior de la costilla izquierda y, luego, baja a la cadera izquierda.
  • Haz una "U" invertida, comienza en la cadera derecha y sube a la parte inferior derecha de las costillas, a lo largo de la parte inferior de las costillas izquierdas y, luego, baja a la cadera izquierda.
  • A tu bebé le gustará especialmente la experiencia si cantas mientras lo masajeas "I...love...you" con cada masaje correspondiente.
  • Termina el masaje haciendo un gran círculo todo alrededor del estómago, moviéndote en el sentido de las agujas del reloj, y di "Siempre".

¿Cuándo debes comenzar a masajear a tu bebé?

Habla con tu médico, pero es una idea inteligente esperar hasta que tu bebé tenga, al menos, tres semanas antes de comenzar los masajes. Esto les da a los padres suficiente tiempo para conocer a su nueva adición y aprender sus indicaciones. Al principio, la mayoría de los padres son casi demasiado suaves al hacerlo.

Con la práctica, puede que aprendas que a tu pequeño le gusta un poco de presión —pero no demasiada. Como siempre, si hay problemas de salud subyacentes, los padres deben consultar antes a su médico.

Un artículo de

   
Tamaño del texto + -
Ingresa para ganar puntos de premio