Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Jugando

< regresar a artículos

Libros: buenos para leer, buenos para masticar

Según una mamá, cuanto antes, mejor, respecto de la lectura para tu bebé. Y tampoco hace daño si los libros también se pueden masticar.
Opiniones: 1

Algunas investigaciones indican que los bebés de seis meses no están listos para los libros, con lo cual yo no estoy de acuerdo personalmente.

Yo no he tenido el lujo de realizar un estudio enorme, pero sí le leí a Cedar prácticamente desde el nacimiento y, al año y medio, se sentaba y miraba los libros por su cuenta. Ahora tengo un hijo de seis años al que realmente le encanta el momento de contar historias. Así que yo opino que cuanto antes comiences, mejor.

No obstante, hay una diferencia entre leerle a tu bebé y hacer que el tiempo de lectura se ajuste a tu bebé.

Por ejemplo, mientras a tu chiquito le guste comer más que leer, asegúrate de ofrecerle libros que pueda mordisquear en forma segura. Hay muchos libros suaves de plástico y de tela aptos para bebés y que no se rompen. Puede ver palabras, pero no puede lastimar el libro seriamente.

Mira el libro; no lo leas simplemente. Está bien hojear un libro y sólo hablar sobre él con tu bebé o niño pequeño. Haz preguntas sobre las imágenes o coloca tu dedo en una imagen o palabra y dila.

Busca una buena mezcla. Yo nunca limité los libros que leí con Cedar según nivel de lectura. Si elige un libro "dedicado" a niños de tres o nueve años, no discuto. Le encantan los libros para muchos grupos etarios e, incluso, están comenzando a encantarle los libros con pocas imágenes como Where the Sidewalk Ends (Donde termina la vereda).

No digas que no a las repeticiones. Tu bebé, que pronto será un niño pequeño, se enamorará de determinados libros y deberías leérselos una y otra vez si eso es lo que quiere. La primera palabra que Cedar reconoció y señaló por su cuenta fue una palabra difícil. Fue "Harold", lo cual, probablemente, se deba al hecho de que me hizo leerle Harold and the Purple Crayon (Harold y el crayón púrpura) unas 1.345 veces.

Mantén los libros dentro de su alcance, pero haz reglas sobre los libros. Yo soy bastante tranquila y no tenemos muchas reglas en mi casa. Pero desde que Cedar era bebé, he enfatizado que NUNCA debe lastimar a los libros. No se los pinta, no se los rompe, no se los pisa, etc. Siempre guardé su biblioteca de libros donde puede alcanzarlos y nunca ha roto uno hasta ahora. Si haces que los libros sean importantes, tu bebé se dará cuenta desde el principio que lo son.

No leas sólo a la hora de dormir. Lee con la mayor frecuencia posible y dale a tu bebé libros, y no juguetes, como algunos de sus regalos de cumpleaños y por las fiestas.

Un artículo de

Ingresa para ganar puntos de premio