Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Más ideas

< regresar a artículos

Comparte al bebé (es su hijo también)

Crear un vínculo no es siempre fácil para papá. A continuación encontrarás algunos consejos para evitar que se sienta como el tercero en discordia.
Opiniones: 0

¡Eres un ser natural! Eres madre, y tu instinto materno te ayuda a crear un vínculo y a darte cuenta de qué es lo que necesita tu nuevo bebé. ¿Pero qué hay de papá? No es inusual que un padre reciente dude acerca de sus capacidades como padre, no esté seguro de cuál es la mejor manera de darte apoyo y, tal vez, se sienta como el tercero en discordia, pensando dónde encaja exactamente. ¡La buena noticia es que hay algunas cosas que puedes hacer para ayudarlo a encontrar su propio instinto maternal!

En primer lugar, debes dar un paso atrás y tener en cuenta cuán diferentes han sido las experiencias que han atravesado tú y tu esposo hasta ahora. El embarazo de nueve meses te permitió crear un vínculo con tu bebé mucho antes de que naciera. Todo el proceso fue fascinante y milagroso. Pero él no tuvo la misma oportunidad de crear una conexión tan profunda y temprana. Y ahora él ve que dedicas toda tu energía y amor para cuidar de tu nuevo bebé.

Eso puede ser difícil para un ferviente esposo, tal como lo explica Martin, padre primerizo: "Me preocupé por Kristen durante todo su embarazo. Siempre habíamos sido un gran equipo, y esta fue la primera vez que sentí como si no pudiera hacerme cargo de mi parte. Ella no se sintió bien durante gran parte del embarazo, y no había nada que yo pudiera hacer".

"Así que cuando finalmente llegó Isabella", continúa, "quería zambullirme y ayudar en todo, pero Kristen se comportaba de manera intransigente y parecía que no quería que me hiciera cargo, o no confiaba en que lo haría bien".

Kristen dice que "luego de que nació Isabella, me resultaba sorprendentemente difícil dejar que Martin se encargara. Me ponía un poco nerviosa cuidar de ella y todavía más nerviosa cuando Martin tenía el control. Al principio, negociamos mucho acerca de lo que yo haría y lo que él haría. Pero cuanto más comenzaba a delegar, más fácil era.

Comenzó a arreglárselas para calmar los nervios nocturnos. Es un campeón para hacerla eructar y, no sé qué es, pero tiene el toque y el tono adecuados para calmarla cuando está nerviosa. Así que, de ahora en adelante, ¡él es el experto en nervios nocturnos!"

Entonces, ¿qué es lo que puedes hacer exactamente para hacer que tu esposo se sienta querido, necesitado y tenga confianza? Involúcralo en las tareas básicas, como alimentarlo, hacerlo eructar, cambiarle los pañales, bañarlo, mecerlo y calmarlo. Debes ser muy conciente de tu propia actitud. Si necesita una lista de las 101 tareas básicas para cuidar de un bebé, dale una explicación y permite que se encargue, sin observar por encima de su hombro ni corregir su técnica.

Demuéstrale que confías en él plenamente y dile cuánto aprecias lo que hace. Cuando los dos estén con familiares y amigos, diles qué padre increíble y activo es, ¡y asegúrate de que esté escuchando!

Deja que él también tenga un momento a solas con el bebé. Puede quedarse con el bebé durante algunas horas mientras tú haces algunos mandados. Si tu esposo corre, invierte en un cochecito para correr. Ambos pueden atarla y abrocharla bien, y luego ellos dos pueden salir a trotar al aire libre; esa es una experiencia que disfrutará y lo ayudará a crear un vínculo.

Por último, busquen oportunidades para que solo ustedes dos puedan reconectarse. Recuerda, ¡antes de que el bebé llegara eras toda para él! Así que vuelvan a descubrir los placeres de pasar tiempo juntos. Pídele a la abuela que lo cuide algunas horas y prueben un nuevo restaurante o vayan al cine. Demuéstrale que lo aprecias enviándole un mensaje de correo electrónico dulce al trabajo o pegando una carta en el espejo del baño. Si solían disfrutar de leer el periódico del domingo en la cama, aún pueden hacerlo, con el bebé apoyado en forma segura sobre una almohada entre los dos. Mientras el bebé duerme, siéntense en el sofá y frótense los pies, y definitivamente mira con él alguna película vieja de James Bond.

Esta es una idea revolucionaria: ¡Pregúntale! Si tu maridito es una persona simple, que resuelve los problemas, pregúntale directamente qué es lo que puedes hacer para ayudarlo a conectarse más contigo y con el bebé. Esta fue una solución sorprendentemente simple para Roxanne y David.

"Cuando hablé con David acerca de compartir, él sugirió un par de cosas", dice Roxanne. "Por algún motivo, cuando salíamos a caminar, yo siempre solía cargar al bebé en un nuestro portabebés delantero, y David llevaba al perro con la correa. Me dijo que le gustaría cargar a Daniel algunas veces. No sé por qué no se me había ocurrido, en especial debido a que me dolió la espalda durante los primeros meses desde que había nacido Daniel. Así que ese fue un momento en el que, digamos, se me encendió la lamparita.

David agrega: "También le pedí a Roxanna un poco de tiempo de calidad mientras el bebé dormía la siesta. Mientras el bebé dormía, le pedí que simplemente pasara tiempo conmigo en vez de ocuparse con un proyecto o una tarea doméstica. Solíamos jugar mucho al Scrabble cuando éramos novios, y de hecho comenzamos a hacerlo de nuevo. ¿Qué puedo decir? ¡Todavía me gusta pasar el tiempo con mi esposa!"

Un artículo de the HUGGIES® Brand

Ingresa para ganar puntos de premio