Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Tiempo para mí

< regresar a artículos

Maneras eficaces de perder esas libritas que dejó el embarazo | HUGGIES®

Te sobran unas libritas por el embarazo pero no tienes tiempo ni para preocuparte de eso. ¡Tranquila!
Opiniones: 0

Maneras eficaces de perder esas libritas que dejó el embarazo

Te sobran unas libritas por el embarazo pero no tienes tiempo ni para preocuparte de eso. ¡Tranquila! Estas mamás adelgazaron con unos truquitos muy fáciles. Tú también puedes. Anda, ¡a celebrar!

A lactar. Se conocen muy bien los beneficios del amamantamiento en el bebé pero también hay una ventajita para la mamá: quemarás unas 500 calorías adicionales simplemente amamantando. Como ya tendrás implementadas costumbres sanas a causa del embarazo, una buena dieta y nada de alcohol mientras amamantas, también te ayudará a perder peso.


Una dieta sana sin pensar. “Me gusta preparar una ensalada sencilla los domingos; la guardo en la refrigeradora, bien tapada, por unos días. Le añado nueces, carne o pollo que sobra de otras comidas”, dice Erin Ruddy de Long Island, Nueva York, una madre de dos niños. “Cuando comes mucha ensaladas, no comes tanto de lo demás. ¡Todos ganan!”


A caminar.
Aire fresco es bueno para ti y tu bebé. Además, que bien es cambiar de escenario de vez en cuando. Vete con una amiga a vitrinear o simplemente a dar un paseíto por el parque.


Busca algo que te sienta bien.
“Antes del embarazo, iba al gimnasio varias veces por semana”, dice Rachel Davis de Edina, Minnesota, una madre de un niño. “Después de nacer mi hijo, no me alcanzaba tiempo para nada, ni para hacer llamadas. Por lo tanto, dejé de ir. Ahora, me gusta el yoga en video y cargo a mi hijo mientras hago ciertas posiciones. ¡Mi hijo se divierte mucho! Él ya tiene ocho meses y a mí ya me quedan bien los vaqueros pre-embarazo.”


Haz lo que te guste.
“Yo he jugado fútbol toda la vida y poder seguir siendo parte de un equipo cuando mi bebé tenía 9 meses fue una manera muy buena de comprometerme con el ejercicio”, dice Nicole Basham de Austin, Texas, madre de un niño. “Afortunadamente, el equipo tenía muchas mamás primerizas y estábamos todas en la misma situación. Perdí peso pero conseguí energía”.


¡No pares de comer!
“Comía platos pequeños durante el día, como lo hacía cuando estaba embarazada. De esa manera, evitaba comer demasiado”, dice Pamela Yonkin de Portsmouth, New Hampshire, una madre con dos niños. “En nueves meses aumenté de peso y en otros nueve meses más lo perdí. Logré perder el peso sin ponerme como una loca. ¡Tengan paciencia y tómenlo con calma mamás!”

Un artículo de the HUGGIES® Brand

   
Tamaño del texto + -
Ingresa para ganar puntos de premio