Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Tiempo para mí

< regresar a artículos

¿Necesitas un poco más de vitalidad?

A continuación te mostramos algunas estrategias simples que te darán la energía que tal vez necesites para galopar con éxito durante todo el día.
Opiniones: 0
  1. Prioriza el sueño

    Los estadounidenses, en especial las mujeres, padecen de privación del sueño crónica. Dormir inadecuadamente no solo consume la vitalidad de tus actividades diarias sino que, además, es nocivo para tu salud. Los expertos en el sueño recomiendan dormir profundamente entre siete y nueve horas cada noche. Ajusta tu cronograma para tener suficiente tiempo para dormir, y te sorprenderá cómo aumentará tu energía.

  2. Haz ejercicio diariamente

    Si te cansas de solo pensar en hacer ejercicio, deja de pensar y ponte en movimiento. Créase o no, gastar energía realmente produce energía. La actividad física fortalece los músculos y los huesos, y hace que te sea más fácil realizar tus actividades diarias. Además, estimula tu sistema inmunológico, que puede protegerte del aletargamiento producido por el resfrío y la gripe. Ponte como meta realizar 30 minutos de ejercicio por día.

  3. Ingiere comidas mínimas durante el día

    Una o dos grandes comidas por día son una receta segura para la fatiga. Una gran comida requiere energía digestiva, y quita energía de tu cerebro y el resto de tu cuerpo, y produce una eventual caída del nivel de azúcar en sangre, lo cual también puede hacerte sentir demasiado cansada. Comenzando por el desayuno, debes ingerir de cuatro a seis comidas más pequeñas, comiendo cada tres a cuatro horas. Esto hará que no te sientas física y mentalmente lenta, y te ayudará a mantener tu nivel de azúcar en sangre estable.

  4. Come comidas y bocadillos equilibrados

    Ya sea que se trate de un bocadillo o de una comida sustanciosa, asegúrate de que tenga carbohidratos complejos (granos integrales, frutas y verduras), proteínas (carnes magras, huevos, frutos secos y productos lácteos de bajo contenido de grasa) y grasas saludables (aceitunas, aceite de oliva, palta, lino y pescado grasoso). Ingerir los tres nutrientes en una comida te ayudará a obtener todas las vitaminas y los minerales que tu organismo necesita y, al mismo tiempo, te ayudará a mantener estables tus niveles de azúcar en sangre.

  5. Mantente hidratada

    La deshidratación es una causa común del cansancio. Comienza tu día con un vaso alto de agua fría y continúa bebiendo un vaso de agua cada dos horas. (Los expertos recomiendan tomar ocho vasos (de 8 onzas) de agua por día). Mantenerte hidratada no solo mantendrá alto tu nivel de energía, sino que también mejorará tu metabolismo y otras funciones del organismo.

  6. Relájate y desestrésate

    No es una sorpresa que el estrés es una falta de energía. Cansa tu cuerpo y tu mente, además de afectar tu sistema inmunológico y tu salud. Tómate 20 minutos por día para relajarte y desestresarte. Practica yoga, meditación o simplemente respira profundamente. Pide que te hagan un masaje, sal a caminar o toma un tranquilo baño de espuma. Incorporar medidas diarias para desestresarte despejará tu mente y tu cuerpo, y te ayudará a liberar tu energía interna.

  7. Establece como meta algo que prever

    Esperar que llegue algo divertido todos los días estimulará tu energía mental y física. Programa una cita con una amiga para almorzar, planifica una salida al parque con tus hijos, haz una cita con tu esposo o con una persona importante para ti; simplemente asegúrate de planificar algo que disfrutes. Simplemente eso te dará un empujón adicional para salir de la cama con ímpetu.

Un artículo de

   
Tamaño del texto + -
Ingresa para ganar puntos de premio