Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Tiempo para mí

< regresar a artículos

Cómo recuperar la sensualidad

Te preguntas si alguna vez volverás a "estar de ánimo". Prueba estas ideas mimosas y ¿quién sabe? El tiempo que pases con tu pareja puede, de repente, volverse tentador.
Opiniones: 1

Cómo sentirse sensual después del bebé: volver a ser tú misma

Test popular: El bebé acaba de quedarse dormido por la noche, y tu marido se te acerca y te lanza... esa mirada. Tú A) exhibes la ropa interior más caliente, o B) volteas la mirada y dices: "debes estar bromeando".

Si tu respuesta está más cerca de "B" que de "A", no te preocupes, no estás sola. Probablemente hayas estado notando que cuando se trata de "estar de ánimo", dormir bien toda la noche, sin interrupciones, está primero en tu lista. No te preocupes. Es absolutamente normal. En algún momento después del nacimiento del bebé, muchas mujeres comienzan a preguntarse si alguna vez van a volver a sentirse apasionadas, relajadas o deseadas.

Ey, es comprensible. Luego de nueve (millones de) meses de embarazo y de cuidar a un demandante bebé recién nacido día y noche, ¡es difícil volver a sentirse como un ser sexual! Estás cansada, ocupada y probablemente no te sientas 100% segura con tu cuerpo.

Si bien muchas mamás atraviesan una etapa en la que lo último que se les ocurre es tener sexo, es importante volver a conectarte con tu esposo cuando tienes ánimo para hacerlo. Y si estás comenzando a preguntarte si alguna vez vas a estar de ánimo para eso, ¡persevera; hay algunas maneras indoloras y progresivas de recuperar tu encanto sexual!

Sé indulgente contigo

¿Cómo puedes sentirte sensual si estás constantemente trabajando, limpiando y ocupándote de todos menos de ti misma? No caigas en la trampa de sentirte culpable por tomarte tiempo sin tu hijo para prestarte un poco de atención a ti misma. Es fundamental que te des permiso para relajarte y sumergirte en un poco de "tiempo para ti". A la larga, te sentirás recargada y tendrás más energía para tu vida ajetreada. Después de todo, la ropa sucia no se va a ningún lado (lamentablemente).

Esto es lo que debes hacer: está oficialmente bien sacarte la capa de Súper Mamá y concentrarte en ti misma. El tiempo personal es importante, en especial cuando necesitas un descanso de todas las exigencias de la maternidad.

Date un gusto divertido, que te haga sentir bien: Ve a la peluquería, programa un masaje en todo el cuerpo, hazte la manicura... lo que sea que te levante el ánimo y te haga sentir especial. Ser un poco indulgente contigo puede ayudarte muchísimo a volver a ser TÚ MISMA.

Concentrarse en la salud

Si te sientes abrumada y agotada, tal vez necesites tomar un descanso de tu cronograma de ocuparte del bebé todo el tiempo, para prestar atención a tus propias necesidades para estar más saludable. ¿Te estás tratando con amabilidad y cuidado, al igual que lo haces con tu bebé? Ten en cuenta estos consejos saludables para mamás recientes:

Deja que tu belleza descanse. Esto puede ser difícil con una pequeña criatura en la casa, pero después de esos locos primeros meses del recién nacido, deberías estar adaptándote a una rutina de sueño manejable. Si no estás durmiendo lo suficiente (y seamos honestas, ¿qué mamá lo hace?), intenta reducir el consumo de cafeína, aunque parezca contraproducente. Evita consumir azúcar justo antes de ir a la cama. Consigue la ayuda de otras personas para las tareas domésticas; tal vez otra persona puede cuidar al bebé por la noche durante un tiempo.

¡Hidrátate, hidrátate, hidrátate! El agua realmente hace muy bien al organismo. Agrega humectación natural a tu piel, ayuda al organismo a eliminar los deshechos y ayuda a acelerar tu metabolismo. Si no estás bebiendo lo suficiente durante el día, estás propensa a sufrir algunos efectos adversos: la deshidratación puede provocar dolores de cabeza y puede afectar tu capacidad de concentración. No solo eso: además, cuando estás deshidratada, tu volumen de sangre se reduce, lo cual hace que el corazón trabaje más arduamente para suministrar oxígeno al cuerpo. Traducción: cansancio.

La palabra que comienza con "E". Podría parecer que lo último para lo cual tienes energía es para hacer ejercicio, pero piénsalo de esta manera: Hacer ejercicio físico te ayuda a sentirte más física (¡si sabes a lo que nos referimos!). No debes comenzar una rutina de gimnasia maratónica para experimentar los beneficios. Puedes comenzar llevando a tu bebé en cochecito algunas veces por semana para una caminata vigorosa. Esto hace que fluya la sangre, que el corazón bombee, y que mejore tu imagen corporal.

Ponlo en primer lugar

Lo más importante que puedes hacer en tu campaña personal de recuperar la sensualidad es ponerlo en primer lugar. Busca una niñera y programa una cita nocturna con tu marido. ¡No se permiten bebés! Vístete con tu infartante atuendo favorito, incluso si preferirías estar usando un pantalón de jogging. Recorta la recargada lista de quehaceres si sientes que simplemente no hay espacio para tiempo libre. Y lo principal, dale a tu pareja la misma importancia que a la maternidad. Dale la atención que se merece.

No siempre es fácil salir del Modo Mamá, en especial cuando te sientes tímida o simplemente cansada. Recuerda que mantener tu matrimonio saludable —y sentirte bien contigo misma— es una de las cosas más amorosas que puedes hacer por tu familia. ¡Date el regalo de recuperar tu preciosura interna, porque te lo mereces!

Un artículo de the HUGGIES® Brand

   
Tamaño del texto + -
Ingresa para ganar puntos de premio