Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Creciendo

< regresar a artículos

Cómo sobrevivir al primer año y a algunos más

Está bien, el bebé está aquí. Entonces, ¿ahora qué? Aquí encontrarás algunos consejos para sobrevivir de expertos y padres que han logrado atravesar el primer año del bebé y sobrevivieron para contarlo.
Opiniones: 1

¡Lo lograste! ¡Eres una madre reciente! Salir del hospital y llegar a casa con tu nuevo pequeño puede ser una experiencia maravillosa y surrealista. Pero, ¿luego qué? La mayoría de los padres recientes no se dan cuenta de cuánto cambiará su vida durante el primer año con su nuevo bebé, —en forma maravillosa, pero también generará frustración y miedo—. (Una pista: es posible que no logres dormir una noche completa en algún tiempo). De todos modos, la paternidad es un viaje increíble, y un hijo es realmente un regalo milagroso. Aquí te ofrecemos algunos consejos para sobrevivir de expertos y padres que han logrado atravesar el primer año del bebé ¡y sobrevivieron para contarlo!

Solo toma los consejos que funcionan para ti.

Como padre reciente, sin duda te bombardearán con consejos provenientes de casi cualquier persona, desde tus propios padres hasta personas totalmente extrañas en la calle. (No te sorprendas si, por ejemplo, se te acerca una mujer anciana a preguntarte dónde están las medias o el gorro de tu bebé, o por qué no está abrigado, ¡incluso si hay 75 grados!) Simplemente sonríe, agradece a la persona por su consejo (después de todo, solo está tratando de ayudar) y luego aplícalo, si crees que funcionará para ti, o bórralo de tu memoria y ocúpate de tu vida.

Confía en tus instintos

Cuando sea necesario, deberás hacer lo que funcione mejor para ti y tu hijo. Así que, de vez en cuando, presta atención a esa pequeña vocecita dentro de tu cabeza en lugar de prestar atención a lo que están haciendo las otras mamás o a lo que dicen los libros acerca de cómo cuidar a un bebé; dentro de lo razonable, obviamente. Si bien posiblemente esta sea tu primera vez como madre, deja que te guíen tus instintos naturales.

Deja a tu hijo llorar, a veces.

Es natural querer alzar a tu hijo para calmarlo en el momento preciso en que comienza a llorar. Sin embargo, si tu hijo tiene cólicos, no hay muchas cosas que puedan calmarlo. En uno de sus artículos, Vicky McEvoy, M.D., de la Facultad de Medicina de Harvard, dice: "La mayor parte del tiempo, siempre que el bebé esté alimentado y cambiado, y no esté incómodo, el consejo en el caso de un bebé que tiene cólicos o para un bebé que no se duerme es dejarlo llorar. Es más fácil decirlo que hacerlo, para la mayoría de nosotros". Ella sugiere: "En el caso de un bebé que tiene cólicos, pide ayuda y evita sentirte responsable. Nadie tiene la culpa de esta condición. De hecho, nadie puede explicar los cólicos aún. Consulta a tu pediatra para asegurarte de que no sea un síntoma de otros problemas, enfermedades o alergias".

Ten cuidado mientras lo alimentas.

Se sugiere que amamantar a tu bebé durante los primeros seis meses de vida es ideal para que reciba la mayor cantidad de beneficios para la salud de tu leche materna —así como los anticuerpos protectores— y para disminuir las probabilidades de contraer asma u otras afecciones alérgicas. Si te cuesta mucho amamantar, muchos hospitales tienen especialistas en lactancia que pueden ayudarte.

Cuando llegue el momento de incorporar alimentos de mesa, tómalo con calma. Y recuerda alguna de las cosas que el bebé no debe comer para nada durante el primer año: no podrás darle frutillas, frutos secos, chocolate, leche de vaca ni claras de huevo hasta que cumpla un año.

No dejes la casa en silencio cuando el bebé se va a dormir.

Si quieres que tu hijo duerma durante una tormenta de truenos, los fuegos artificiales del Día de la Independencia o los ladridos inesperados del perro, es mejor que lo acostumbres al ruido de fondo normal tan temprano como sea posible. Enfrentémoslo: Siempre puedes crear un entorno completamente silencioso para tu bebé cada vez que necesite cerrar los ojos un rato, así que es mejor aclimatarlo temprano antes que tarde.

Trata de quitarle el hábito del biberón cuando cumpla un año.

Hay algo que es cierto para la mayoría de los bebés: Cuánto más se acostumbran a algo, más difícil será quitarles ese hábito. Esto es así con los biberones y chupetes, y eventualmente con una manta de seguridad y los pulgares. Si bien no tiene nada de malo que tu hijo tenga un objeto de confort, como un animal de peluche que lo ayude a calmarse, tal vez sea recomendable que comiences a quitarle al bebé el biberón para cuando cumpla un año. Incorpora un vaso con pajita mucho antes de intentar reemplazar el biberón por el vaso, lo cual contribuirá para que la transición sea gradual, con suerte, indolora, y sin problemas.

No te lleves al bebé a la cama contigo

Salvo que planees dormir con tu hijo los próximos años, es mejor no comenzar con el hábito en absoluto. Muchos padres recientes dejan que su bebé recién nacido duerma en su cama para reconfortarlo y hacer que las sesiones de amamantamiento nocturnas sean más cómodas. Si disfrutas el lazo que se crea al dormir con tu bebé y no te importa perder espacio adicional en la cama (recuerda que tu hijo se pondrá mucho más grande muy pronto), consulta los puntos número uno y dos de nuestra lista. Sin embargo, si deseas conservar tu cama como santuario privado para ti y tu maridito, no se la presentes a tu hijo como opción para ayudarlo a dormir.

No te sientas presionada a tomar clases para bebés.

Durante el primer año de vida, tu bebé ya está aprendiendo millones de cosas nuevas todos los días. No sucumbas a la presión de hacerlo participar en clases a tan corta edad. No inscribirlo en clases de música, gimnasia u otro tipo de clases para fomentar el desarrollo no perjudicarán su desarrollo en forma alguna. Puedes brindarle todo lo que necesita para desarrollarse durante su primer año simplemente haciéndolo participar en casa y en tu vecindario. Cántale, léele, juega con él y ofrécele diferentes formas de estímulo visual. Cuando salen a pasear, háblale, señala varios objetos y explícale qué son, y preséntale diferentes formas y colores en el entorno que lo rodea.

Se flexible

La vida con un bebé no siempre sale según lo planeado o como tú pensaste que debería ser. Ninguna experiencia enseña a tener paciencia como ser un padre reciente. El mejor consejo es simplemente enfrentar las dificultades, pero estar lo más preparado posible. Asegúrate siempre de tener una muda adicional para el bebé (y tal vez para ti), junto con provisiones adicionales en el bolso de bebé (más de lo que piensas que vas a necesitar).

Disfruta de cada segundo con tu hijo

Probablemente ya lo hayas oído de todos los demás padres que hay en el planeta, pero el primer año realmente pasa rápido. Rápidamente se convertirá en el segundo, el cuarto y luego el vigésimo antes de que te des cuenta, y te preguntarás qué pasó con todos esos años que transcurrieron en el medio. Así que toma muchas fotografías, enciende la cámara de video en ocasiones especiales y disfruta cada momento que debas pasar con tu pequeño.

Un artículo de

  • Rated 0 out of 5 by 3reviewers.
    Rated 0 out of 5 by wow increible, soy esposo y un futuro papa... mi esposa tiene solo 9 semanas y estoy super feliz de tener todos estos consejos para mi futuro bebe que espero con tantas ansias!!! gracias por los consejos!! 9 de julio de 2014
    Rated 0 out of 5 by Me encanto este articulo y se lo compartire a mi marido a el le ayudara mucho mas que a mi , para que comprenda que no somos malos padres por dejar dormir a los hijos en su cuarto, ni tampoco por dejar llorar un poco a la nena. practicamnte aprendimos solitos no estuvo nadie a nuestro lado para decirnos como hacer las cosas, y con nuestro ultimo bebe nos calleron la abuela, la tia y todo mundo queria opinar fue un poco mas estressante que cuando fuimos padres primerizos pero como bien dice el articulo hay q seguir nuestro instinto materno. gracias huggies 1 de junio de 2012
    Rated 0 out of 5 by que buen articulo mi marido no deja q yo deje llorar a mi nena aveces xq dice q no es bueno pro le voy a mostrar est articulo y yo no sabia lo del ruido ni lo de la cama tendre q ponerlo en practica gracias x el articulo y a disfrutar de mi bb. 3 de marzo de 2012
    1-3 de 3
  • Ingresa para ganar puntos de premio