Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Creciendo

< regresar a artículos

Pequeña charla: Conversando con tu bebé

¿Dijo "papa"? Tal vez sí. Tal vez no. Pero no esperes a que hable para averiguarlo. Aquí te contamos cómo ayudar a tu bebé a que se comunique contigo.
Opiniones: 1
Sabes que tu bebé tiene mucho para decirte, ¿pero qué? No siempre podrás darte cuenta, pero hay maneras en las que puedes ayudar a tu bebé a construir sus habilidades verbales.

Dile yada, yada, yada

Parece que tu bebé no sabe lo que le estás diciendo, pero ha estado escuchando los distintos tonos de tu voz desde que nació. Los bebés conocen la diferencia entre un tono feliz y un tono tenso, y absorben lo que escuchan como pequeñas esponjas. Y después de los 18 meses, ¡todo lo que te escuchó decir comenzará a salir! Háblale acerca de lo que estás haciendo mientras lo estás haciendo, y dale espacio para que responda. "Ahora vamos a ir de paseo en cochecito. ¿Qué piensas de eso?"

"El mono imita lo que ve"

Imita cada uno de sus movimientos y expresiones. Si gira la cabeza para el costado, gira también la tuya. Dale la mejor interpretación de tus gu y ba ba. Captarás su atención, aunque el intercambio dure poco.

Exagera todo.

Habla con voz chillona, abre bien los ojos y levanta las cejas. Habla lentamente, alargando los sonidos al final de las palabras: "¿Eres mi beeeebéééé? ¡Sí, lo ereeees!"

Pon en práctica los clásicos

"Cucú," "Este pequeño chanchito fue al mercado" y "¡Te voy a hacer cosquillas en la panza!" funcionan (casi) todo el tiempo.

Intenta cantar

Durante los meses anteriores a comenzar a mezclar las palabras, la mayoría de los bebés aprenden cómo usar signos básicos de bebé con las manos para decir "leche", "más" y otras palabras cotidianas.

Inclínate hacia él Recuerda que, durante los primeros seis meses, los bebés ven de cerca. Cualquiera sea el método de comunicación que elijas, acércate al bebé, de modo de estar a 6-12 pulgadas de su cara.

Y, por su puesto, el mejor momento para tener una conversación con tu bebé es cuando está recostado, bien alimentado, y tiene una expresión viva y alerta en la cara. Si gira la cabeza de un lado al otro o desvía la mirada, tiene hambre, está cansada o claramente ya tuvo demasiado.

Un artículo de

   
Tamaño del texto + -
Ingresa para ganar puntos de premio