Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Saliendo

< regresar a artículos

Siete excelentes razones para usar un portabebés

Libertad. Lazos. Dormir. Estilo. Hay muchísimas razones por las cuales deberías considerar la posibilidad de usar canguros y portabebés. No duele que papá también los ame.
Opiniones: 0

En la cada vez más extensa lista de cosas que desearía haber sabido cuando tuve a mi primer bebé, el arte del portabebés está entre las dos primeras. Pasé los primeros varios meses de vida de mi bebé unida a una silla reclinable, alimentando y meciendo a mi chiquito, que solo disfrutaba de estar en mis brazos. ¿Te suena familiar? Cuando llegó el bebé número dos, necesitaba un nuevo plan de ataque. Compré mi primer canguro cuando tenía dos semanas de vida y nunca volví a mirar atrás.

Libertad

A Leann Contessa, creadora de los canguros a medida TaylorMade Slings, le encanta erigir a una mamá reciente con su primer canguro. "Siento como si simplemente le hubiera devuelto la vida". No te preocupes si al principio no te sientes tan libre. Hay una curva de aprendizaje para usar el canguro, pero la práctica y la paciencia pronto harán que tus dos manos estén libres.

Visita el sitio web de Attachment Parenting International en www.attachmentparenting.org para encontrar un grupo cerca de tu hogar, donde recibirás ayuda práctica de mamás expertas en el uso del portabebés. Si has sido bendecida con un bebé que adora tu compañía y parece que no puedes lograr hacer nada, comprar un buen canguro es una de las mejores inversiones que hayas hecho alguna vez.

Un bebé más calmo

El Dr. Bob Sears, quien acuñó la expresión "babywearing" (en español, portabebés) cita un estudio que sugiere que los bebés que son cargados regularmente en un canguro lloran un 43% menos que los bebés que son cargados en forma intermitente o no son cargados en absoluto. Mantener al bebé cerca te permite tener una pista de las señales que da el bebé antes de que llore. Sears también afirma que el portabebés crea un entorno parecido al útero. Tus latidos y tus movimientos mientras caminas ayudan a tu bebé a reorganizar sus ritmos naturales luego de la interrupción del nacimiento, y hacen que tu bebé esté más calmo y seguro.

Un bebé más inteligente

Los bebés que se cargan en un portabebés están rodeados por los estímulos constantemente cambiantes del mundo que los rodea, en lugar de estar mirando las paredes o un móvil. A la altura de los ojos con mamá y papá, incorporan más cosas del mundo y aprenden a filtrar lo que quieren ver. El Dr. Sears también manifiesta que los "bebés canguro" desarrollan una mejor comprensión del lenguaje debido a que están colgados en medio de conversaciones de adultos.

Crear lazos con papá

El portabebés es una de las mejores maneras en que los padres pueden participar de los primeros meses del bebé. Nuestro tercer hijo, un nene de mamá incorregible que no se conformaba con nada que no fuera mamá, se calmó como por arte de magia cuando papá se puso su leal "útero".

Alimentación con las manos libres

La mamá Yvette Davis advierte que se necesita práctica para estar cómoda alimentando al bebé en un canguro, pero vale la pena para tener una dos manos libres, según tu nivel de comodidad. Agrega que los canguros contribuyen a la alimentación discreta en público y dice: "Me gustaba que, cuando se quedaba dormida, podía continuar llevándola en el canguro o acostarla en el canguro. También me gustaba tener una mano libre".

En movimiento

Luego de un largo viaje con su bebé, Heather Cook declara: "Un canguro era mucho mejor que un cochecito porque tenía que empujar un carrito de equipaje y cargar a mi bebé. No habría podido empujar el carrito y el cochecito. Además, cuando despegamos, pude colocarme el canguro y se quedó dormida, y yo pude leer un libro, comer el almuerzo y tomar una botella de agua sin tener que bajarla porque tenía dos manos libres".

A Cook ir de compras también le resultó mucho más fácil sin un cochecito, en especial para recorrer los espacios pequeños que hay entre las góndolas.

Mientras vivía en el extranjero, Thompson descubrió que "a menudo, llevar un cochecito era poco práctico en los mini autobuses pequeños y atestados de gente, los empinados escalones del subterráneo o los mercados atestados de gente".

En lugar de eso, Thompson cargó a su bebé en la espalda y, a veces, llevaba un cochecito paraguas.

Estilo

Los bebés son, sin duda, el accesorio más popular de la temporada para mamás que están de onda. Los portabebés están por todos lados. Algunos incluso pueden usarse sin el bebé: "Yo tenía un canguro de rebozo y a menudo lo usaba como chal o bufanda, así que estaba siempre disponible", destaca Thompson.

Hay casi tantas maneras diferentes de cargar a un bebé en un canguro o llevarlo atado como telas elegantes y estilos de portabebés, así que seguramente encontrarás alguno que te guste. Ingresa en www.TheBabyWearer.com para encontrar el portabebés más adecuado para ti.

Un artículo de

Ingresa para ganar puntos de premio