Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Alimentando

< regresar a artículos

¡Perdónate! Acerca de tu bebé con gases.

Las personas siempre dicen “¡Debe tener gases!” cuando el chiquito está molesto —y podría ser así perfectamente.
Opiniones: 0

Los gases parecen estar en todos lados cuando tienes un bebé. Los gases de bebé tienden a desaparecer a los cuatro meses, pero algunos bebés tendrán gases durante más tiempo.

Si piensas que tu pequeño tiene gases, estos son algunos trucos que puedes intentar. Después de esto, un bebé molesto puede que sólo esté molesto (a los bebés les gusta estar molestos "porque sí" a veces), que no se sienta bien o que necesite otra cosa.

  • Asegúrate de que tu bebé se haya prendido bien a tu pezón al amamantar. Primero y principal, esto te beneficia (evita los pezones irritados), pero también puede reducir la absorción de aire y, por lo tanto, los gases. Lo mismo se puede decir respecto de la mamadera; inclina la mamadera para que la leche llene completamente la tetina y sacúdela un poco para eliminar las burbujas de aire. Menos aire en la mamadera es menos aire en tu bebé.
  • Frótale el estómago a tu bebé y rota sus piernas con el estilo bicicleta para quitarle el aire. Además, a los bebés les encanta el juego de las piernas bicicleta.
  • Después de amamantar, sostén a tu bebé derecho durante un tiempo. Si lo amamantas, intenta hacerlo con tu bebé lo más derecho posible.
  • Hazlo eructar a menudo. Y no te olvides de los paños para eructar.
  • Nunca esperes a que tu bebé esté muerto de hambre para darle de comer. Un bebé con muchísima hambre (o molesto) llorará y comerá a la vez o comerá frenéticamente; y todo el tiempo tragará aire junto con la comida.

Un artículo de

   
Tamaño del texto + -
Ingresa para ganar puntos de premio