Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Todo acerca de ti

< regresar a artículos

La pérdida de peso después del parto| ¿Dónde está el cuerpo de antes?

Que esperar después del parto. La panza está casi desaparecida pero ni mencionar las otras partes. ¿Te va a quedar bien la ropa de antes? ¿Y los pantalones qué?
Opiniones: 0

La pérdida de peso después del parto: ¿Dónde está el cuerpo de antes?

La panza está casi desaparecida pero ni mencionar las otras partes. ¿Tendrás que comprar sostenes nuevos? Aquí, unas líneas para que te lleves una idea de cuándo regresará tu cuerpo de antes.

¿Dónde está el estómago de hierro?

Es completamente normal tener la barriga un poco flácida durante tres o cuatro semanas después del parto (a no ser que seas una supermodelo; en tal caso eres la excepción). Aún tienes el útero estirado y los abdominales flácidos por el parto. Una combinación de ejercicios para después del parto que incluyan actividades cardiovasculares, entrenamiento con pesas y ejercicios abdominales te pondrán como estabas antes, en solo de seis a nueve meses. No te olvides de consultar con el ginecólogo antes de empezar una rutina de ejercicio. "Continuando el yoga después de tener a mi hijo me ayudó mucho a sentirme mejor, sobretodo por la barriguita y las caderas", dice Donna Raskin, madre de un niño, de Princeton, Nueva Jersey.

¿Cuándo regresan los senos de antes?

Si estás amamantando, los senos estarán más grandes que durante el embarazo por los primeros seis meses, más o menos, dice la Dra. Mary Rosser, ginecóloga del centro de medicina Montefiore de la ciudad de Nueva York. Ya cuando hayas dejado la etapa de amamantar y regreses a tu peso de antes, lo más probable es que tus senos se reduzcan a su tamaño anterior. Si estás alimentando al bebé con el biberón, la reducción de los senos tardará unos cuatro meses, aunque es probable que no queden exactamente como estaban antes.

¿Y los pies qué?

Si la colección de zapatos que tenías antes del embarazo está en el closet recogiendo polvo, échale la culpa a las hormonas. "Las hormonas ocasionan que se hinchen los pies, aumentando de talla durante del embarazo", explica la Dra. Rosser. Unos meses después del parto regresaran a ti los mismos pies sexis de antes.

Hay muchas mujeres que aceptan los cambios post-parto en sus cuerpos y se sienten bien al respecto. "Sin importar cuantas veces vaya al gimnasio, sé que siempre voy a tener este rollito por el ombligo. ¿Sabes qué? No me molesta para nada", dice Michelle Spracklin de British Columbia, Canadá, madre de un niño. "En vez de un estomago de hierro tengo a un hijo precioso. ¡Estoy muy contenta con eso!"

Un artículo de the HUGGIES® Brand

   
Tamaño del texto + -
Ingresa para ganar puntos de premio