Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Saliendo

< regresar a artículos

Sobrellevando las tristezas del asiento de auto

Algunos bebés se quedan dormidos mientras estás saliendo de tu casa. Otros no pueden pasar cinco minutos con el cinturón abrochado sin comenzar a llorar. Éstos son algunos consejos para que tú y tu bebé permanezcan seguros de cualquier forma.
Opiniones: 1

Nunca saques a un bebé

Algunas veces los padres sacan al bebé que llora del asiento de auto, lo cual es extremadamente peligroso y dificulta aun más que el bebé se acostumbre a quedarse en el asiento de auto. Algunos padres toman decisiones de conducción erróneas cuando sus bebés lloran, lo cual pone en riesgo a todos los pasajeros del auto. Detente y calma a tu bebé, o concéntrate en la conducción. No intentes hacer ambas cosas.

La buena noticia es que con algunas ideas y un poco de tiempo y madurez tu bebé viajará feliz. (Lo digo porque tres de mis bebés odiaron el asiento de auto).

El viaje hacia la felicidad con el asiento de auto

  • Cualquiera (o más) de las siguientes estrategias pueden ayudar a resolver tu dilema del asiento de auto. Si la primera estrategia que intentas falla, elije otra y luego otra; con el tiempo, encontrarás la solución correcta para tu bebé.
  • Asegúrate de que tu bebé esté saludable. Si llorar en el asiento de auto es algo nuevo, y tu bebé ha estado especialmente molesto en casa, es posible que el pequeño tenga una infección en el oído u otra enfermedad. Es conveniente visitar al médico.
  • Lleva el asiento de auto a tu casa y sienta al bebé y hazlo jugar allí. Una vez que este objeto se vuelva más familiar en la casa, es posible que tu bebé esté más contento cuando lo sientes allí en el auto.
  • Ten una caja especial con juguetes para el auto que la usarás sólo en el auto. Si estos juguetes son interesantes, quizás mantengan la atención del bebé.
  • Pega con cinta los juguetes o agárralos con algo para que el bebé los vea. Puedes hacer esto en la parte de atrás del auto que es la que mira tu bebé, o puedes armar una cadena de juguetes livianos desde el techo usando una cinta resistente e hilo. Colócalos justo al alcance del brazo para que tu bebé pueda agarrarlos desde su asiento.
  • Haz un juguete móvil para el auto. Une una larga hilera de cadenas de bebé plásticas desde un lado del asiento trasero hasta el otro. Engancha juguetes nuevos en la cadena para cada viaje.
  • Cuelga un póster para el bebé en la parte de atrás del asiento que esté de frente a tu bebé. Estos pósters generalmente son negros, blancos, rojos y de colores primarios fuertes; algunos hasta tienen bolsillos para que puedas cambiar las imágenes (Recuerda hacer esto, ya que cambiar el paisaje es muy útil).
  • Experimenta con diferentes tipos de música en el auto. Algunos bebés disfrutan de las canciones de cuna o cintas con música hechas especialmente para niños pequeños. Otros te sorprenden porque se calman inmediatamente cuando reproduces una de sus canciones preferidas. Algunos bebés disfrutan al escuchar cantar a mamá o papá más que cualquier otra cosa. Por algún motivo, un coro entusiasta de "Rodolfo, el reno de la nariz roja" siempre ha sido una buena opción para nosotros, incluso fuera de la época navideña.
  • Intente con "ruido blanco" en el auto. Puedes comprar CD con sonidos relajantes de la naturaleza, o puedes hacer una grabación de tu aspiradora.
  • Practica con viajes cortos y agradables cuando tu bebé está de buen humor. También será muy útil que alguien se siente al lado del bebé y lo entretenga. Algunas experiencias buenas pueden ayudar a crear un nuevo patrón.
  • Prueba con un chupete o un mordisco. Quizás tu bebé se sienta más contento cuando tenga algo para chupar o masticar.
  • Sostén un espejo. De esa forma tu bebé puede verte (y tú puedes verlo a él) mientras conduces. Las tiendas para bebés ofrecen espejos especialmente hechos para este fin. Cuando tu bebé está en su asiento, es posible que crea que tú no estás allí, y el solo hecho de ver tu rostro lo ayudará a sentirse mejor.
  • Coloca un parasol en la ventanilla. Esto puede ser útil si crees que la luz del sol podría molestar a tu bebé.
  • Prueba fusionar viajes. La fusión de viajes es efectiva, especialmente si de esta forma evitas permanecer en el auto durante períodos prolongados de tiempo, y no te bajas y vuelves a subir muchas veces.
  • Asegúrate de que tu bebé no sea más grande que el asiento de auto. Si sus piernas están restringidas o los cinturones demasiado ajustados, quizás el bebé no esté cómodo en el asiento.
  • Prueba abriendo una ventana. El aire fresco y una linda brisa pueden ser relajantes.
  • Un artículo de

   
Tamaño del texto + -
Ingresa para ganar puntos de premio