Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Saliendo

< regresar a artículos

Consiguiendo a una niñera | Sal sin el bebé | Huggies.com

Las mamás comparten contigo los consejos para conseguir a una niñera para que puedas salir de la casa sin el bebé y sentirte tranquila dejándolo en las manos de otro.
Opiniones: 1

Consejos para el cuidado de niño: Sal de la casa sin el bebé (y sin preocupación alguna)

Estas mamás comparten contigo unas técnicas para disipar el miedo de dejar a tus pequeños en las manos de otro.

Que se dé un vínculo emocional. "Consigue a una niñera de confianza y contrátala con frecuencia para que desarrolle una relación con tu bebé. Cuando mi hijo conoció mejor a la niñera, los ojos se le alumbraban cuando ella llegaba; era obvio que ella también estaba contenta de ver a mi hijo. Me hacía sentir muchísimo mejor cuando atravesaba la puerta de salida".
—Sally Newman, mamá de un niño, Flint, Michigan

Ponlo por escrito. "Siempre le dejo unas fichas con información importante sobre el bebé a la niñera: sus alergias, nombre del pediatra y los teléfonos de personas a llamar en caso de emergencia o si tiene preguntas -el mío, el de mi esposo, mi mamá y una amiga que vive cerca. Puedo estar tranquila porque sé que la niñera sabrá qué hacer si algo ocurre".
—Sarah Brown, Concord, mamá de dos niños, Nuevo Hampshire

¡Usa tus conexiones! "Les pido a mis amigas-mamás recomendaciones de niñeras. Nunca falla".
—Tricia Honea, mamá de dos niños, Seattle, Washington

Hazte la distraída. "Cuando contraté a una niñera nueva, le pedí que viniera a la casa para pasar un rato (pago) con el bebé mientras estaba yo en casa. Veía la manera en que le hablaba al bebé y como lo trataba. Esto me daba una buena idea de la dinámica entre los dos". —Jennifer Tyree, mamá de un niño, Chandler, Arizona

¡Dales una sorpresa! "Cuando contrato a niñeras nuevas, me gusta regresar a casa antes de la hora acordada, por lo menos una vez. Así me aseguro de que no está pasando nada raro. Esto no es problema si tu niñera es buena. Afortunadamente, nunca me ha tocado un escena desagradable".
—Lauren Hull, mamá de dos niños, Albuquerque, Nuevo México

Desaférrate. "Tranquila. La niñera no tiene que hacer todo como tú lo haces. Sé que preocupándome por si está cuidando al bebé exactamente como lo hago yo es perder el tiempo. Los bebés son flexibles; ellos responden al cariño y el amor; y que no se preocupan por lo demás. Eso me dice que tampoco yo me debo preocupar".
—Maura Donohue, mamá con dos niños, la ciudad de Nueva York

Un artículo de the HUGGIES® Brand

Ingresa para ganar puntos de premio