Saltar al encabezado Saltar al contenido Saltar al pie de pna

Cambiando

< regresar a artículos

Problemas con el cambiador |Solución a problemas de pañales | Huggies.com

Fíjate en los problemas más frecuentes a la hora de cambiar pañales y que puedes hacer al respecto.
Opiniones: 0

¡Problemas cambiador resueltos!

Cambiar pañales debe de ser facilísimo, pero ¿qué pasa cuando el bebé no lo ve de esa manera? Entérate de cómo puedes evitar estos problemitas.

El problema: El bebé no deja de voltearse.

Solución: "Siempre asegura a tu bebé con el cinturón del cambiador para protegerlo", dice Amy Chezem, portavoz de la Asociación de Fabricantes de Productos para Niños. También reducirás las posibilidades de que tu bebé se voltee si lo mantienes entretenido. Cántale una canción, dale besitos en la barriguita, hazle caritas – entretenlo y cámbialo rápido.

El problema: El bebé llora cuando le cambias el pañal

Solución: Para algunos pequeños, la exposición repentina al aire frío no resulta nada agradable. Ponle una cobijita en el pecho y el estómago antes de cambiar su pañal. Luego, frótale las toallitas húmedas en las manos por unos segundos para calentarlas. Háblale de manera apacible, explicándole lo que estás haciendo; también le puedes cantar o colgar un móvil tipo carrusel en el cambiador.

El problema: El bebé metió las manos en el pañal sucio

Solución: La curiosidad natural de los niños los lleva a investigar casi todo – incluso lo que está ocurriendo ahí abajito durante un cambio de pañal. Mantén ocupadas las manos del bebé con un juguete texturizado (como un sonajero) y que lo use solamente durante el cambio de pañal. Si persiste en mandar la mano hacia el pañal sucio, asegúrate de limpiarle bien las manos con una toallita antes de terminar. Luego, llévalo al fregadero y lávale las manos con agua tibia y jabón.

El problema: Al bebé le gusta dar patadas

Solución: A veces, los niños patalean porque están frustrados y se quieren bajar del cambiador. Pero también, lo hacen porque les gusta. De cualquier modo, tómalo de los tobillos con una mano mientras lo limpias por atrás con la otra.

Si está pataleando más fuerte de lo normal, tómale los tobillos y sosténselos cerca del cuerpito (como si estuviera agachándose). ¡Y ya no más bebé karateka!

Otro factor clave para un cambio de pañal exitoso: ¡HUGGIES! Mantén limpio, feliz y seco a tu bebé con estos productos HUGGIES.

Un artículo de the HUGGIES® Brand

Ingresa para ganar puntos de premio